Self Made Man

Recuerdo el año que viví en USA, concretamente en Rockledge, Florida como estudiante de intercambio. Era 1989 y por consiguiente yo era muy jovencito.

No tiene nada que ver, visitar USA, -especialmente si vas a Silicom Valley o a NYC etc-, con vivir en una zona rural y ser parte del paisaje largo tiempo. Y si recuerdo aquellos años me quedo con algunas cosas a primera vista, una de ellas el concepto de “self made man” o hombre hecho a si mismo.

Crecí oyendo que USA iba 20 años por delante de España. Francamente no creo que sean tantos hoy en día, pero calculando que hace 20 años que viví allí, me da a pensar el ver que algunas pequeñas cosas a importar de la sociedad americana, simplemente no han llegado. Una de ellas es el concepto de self-made man, la idea de un hombre que se forma a si mismo, independientemente de su formación académica, en el día a día y en su experiencia, la idea de hacerse una persona integra, un buen profesional y labrar de forma independiente, y sin ayuda externa un futuro.

Copia de Self Made Man 2

Pienso que estamos muy tutelados. El colegio, la universidad y el mercado laboral, todo en orden como un tubo que se une tras otro y que, independientemente de muchas cosas buenas que tendrá, hace individuos a medida del sistema, clones unos de otros que van pareciéndose sorprendentemente entre sí, políticamente correctos y mostrando las mismas limitaciones y poca predisposición a, independientemente de las dificultades, hacerse a si mismos y crecer y superar los problemas sin ayuda externa, entender que cuando te has creído formado finalmente no has llegado a una meta sino que estás empezando a salir del cascaron, y que tu formación real y útil empieza con tus primeros trabajos e iniciativas.  Muchas personas ahí ya no aprenden y se estancan, es un problema de aprendizaje, pero también de que a muchas personas les falta personalidad, cierta dosis de pimienta.

Es muy posible que sea un análisis simplista y que este muy equivocado, pero me parece que en muchas ocasiones las Universidades en España aportan poco valor, no son más que unos años de “calentamiento” antes de salir al mundo, no aportan experiencia, no preparan al individuo y en numerosos casos, lo atontan, lo aletargan. Veo mucho más valor real en muchos cursos de postgrado y masters, que parecen más concretos y más centrados en un fin claro, y donde las personas que los cursan están buscando un valor, no siguiendo una inercia social que hace que tengas que tener una licenciatura, aun sin quererlo de veras, aun sin saber porque, aun sin ser vocacional.

Es sólo una reflexión muy personal, que tengo tras llevar unas semanas valorando la posibilidad de contratar un responsable de Relaciones Públicas.

Los que salen con Marketing parecen igual de grises entre si, los de periodismo lo mismo, veo gente falta de ganas, políticamente correcta, sin una personalidad propia sin transmitir iniciativa, agresividad positiva, ese decir “aquí estoy yo y vengo a comerme el mundo”, esa fuerza que deberías tener cuando tienes no más de 25 o 27 años … difícil acertar cuando parecen todos iguales; todos japoneses.

Yo culpo en parte a la Universidad, igual estoy errado y es otro el motivo por el que nadie destaca y todo parece más de lo mismo, clones grises unos de otros.

No me hagas esto

Ha tenido cierta repercusión mi post sobre “No me compres publicidad, pero respetame ¡coño!“. En el que hablaba y denunciaba la actitud de desprecio que en ocasiones recibimos en este medio, asi como pedía dignificación de la publicidad online.

Tanta que incluso una de las personas que mas sigo dentro del mundo de las Relaciones Publicas como Octavio de Rojas respondió con otra nota en su blog “¿Te respeto, ¿publicas?”

Creo que este completará una trilogía sobre este tema 😀 .

La relación entre las agencias de Publicidad/Medios y Relaciones Públicas y el mundo online son confusas,  y muchas veces hay desprecio como yo trataba de denunciar el otro día, pero también muchas otras veces desconocimiento.

Por eso escribo estas líneas, con objeto de que puedan servir a las agencias para saber que nos suele repatear y como “no entrar”.

Por supuesto no soy nadie para establecer un decálogo de buena praxis y esta es solo mi opinión personal, que sin ningún tipo de dudas será puntualizada, corregida y mejorada en los comentarios.

Muchas veces desde las agencias se nos ve como “unos paranoicos del spam, ególatras y unos niñatos a los que les molesta todo”. Bien, pues llegados a este punto, esto es probablemente esto que nos molesta a algunos de los niñatos ególatras:

No me mientas:

Cada vez que recibo un email de una agencia de Relaciones Públicas por algo que hemos publicado en la que me dicen que quieren saber el tráfico de un blog que ha publicado sobre su marca “con objeto de valorar futuras campañas”: se que no es así. Es para vuestro clipping y dar datos de tráfico y marcaros un punto con el cliente. El director de una conocida agencia de Relaciones Públicas me decía el otro día “Ah… , es que decir eso ya no funciona?”. La respuesta es clara: no, no funciona y te hace quedar como el culo. No me mientas.

Si quieres tráfico de blogs auditados por OJD y Nielsen, y aun asi me los pides, queda claro que no has hecho tus deberes y que no has mirado en fuentes que deberían ser herramientas habituales de tu trabajo.

Blogs que no están auditados –a lo mejor porque sus propietarios no quieren hacerlo y están en su derecho-, no tienen porque darte datos. Son datos personales que no tienen porque ser públicos a no ser que asi lo quieran sus propietarios. ¿Y porqué te voy a dar información, que a lo mejor para mi es confidencial?. Yo en ocasiones me he negado a dar datos a agencias. Tu trabajo debes hacerlo tu mismo; haz tus deberes, a mi no me des el coñazo para no trabajar tú.

Te diriges a mi personalmente: Demuestra que sabes quien soy y que hago:

Te diriges a mi, me pides colaboración pero no distingues de lo que es un blog comercial, por ejemplo de nuestra red de blogs de Ocio Network, donde SI vendemos publicidad, de un blog personal como este, en el que NO se acepta publicidad y hablo de mis cosas, proyectos e ideas. Si no entiendes eso, que es básico, el dialogo es imposible; me vas acabar ofendiendo cuando te pongas “pesao” insistiendo en que prescriba algo a nivel personal. Yo NO ESTOY en venta. Lo que si está en venta es la publicidad en mis soportes comerciales. Y debes distinguir que es un soporte comercial y que es un blog profesional. Distingue la persona del producto.

Creo que ya ha pasado suficientes meses como para poder contarlo… espero que no me tiren de las orejas por hacerlo… Hace algunos meses una agencia de publicidad me llamó por teléfono para preguntarme si “estaría dispuesto a prescribir en primera persona” la nueva campaña de branding de una conocida marca de refrescos de extractos de cola (me encanta llamar así a coca-cola) en este blog. Me dejó un poco perplejo porque este no es un espacio comercial y en este caso lo sabían perfectamente, ¡y les daba igual!, pero querían saber si yo aceptaría la posibilidad ya que comento campañas y pongo vídeos a veces.

Vamos, que la pregunta era si mi opinión estaba en venta. Muy educadamente respondí lo único que puedo decir. Que si me gusta la campaña la comentaré como comento otras, y las de esta marca me suelen gustar… pero que aunque lo hiciera no aceptaría nunca dinero por ello. La campaña salió a las 2-3 semanas, y recuerdo que la ví en casa y seguí los comentarios en Twitter de gente como Enrique Burgos que creo recordar que me comentó que a su mujer le había emocionado. A mi me gustó, pero esperaba más y me quedé algo decepcionado. No publiqué nada.

Me juego la cabeza a que la marca ni buscaba ni sabe que se pidió que yo “vendiera” la campaña (a la marca le interesa la prescripción del producto, no  de la campaña en sí). Probablemente lo único de lo que en Coca Cola España sepan de mi existencia es porque debo ser el mayor adicto y top10 de clientes en España. En resumen; era un objetivo ridículo.

No me pidas permiso para mandarme “mierda”.

No me pidas por email permiso para mandarme notas de prensa y cuando te lo doy me mandes mierda. Mándame notas relevantes a mi trabajo y que sean defendibles.  Si una vez que te decimos que adelante y te crees autorizado a enviarnos son parar cosas intrascendentes y de otras temáticas nos harás perder tiempo.

No necesitas mi permiso para enviarme cosas, pero al blog de motor por ejemplo envíale información de motor y RELEVANTE, si cada vez que tu cliente, una marca de neumáticos, cambia un precio o saca una rueda nueva nos envías y generas basura (decenas de emails así al día) por defecto ni abriremos tus correos.

Si te interesamos: CUIDANOS

Imaginemos que te interesa nuestro blog de telefonía, y nos pides una demo de tu producto, este es un caso real y se lo dedico a los chicos que llevan la comunicación de Samsung. Te pedimos no una ni dos ni tres veces probarlo, sino algunas más. Recibimos una respuesta tipo: “ve publicándolo, que en los próximos días os venís y tengo un terminal de pruebas” . Jamás nos llamas para probarlo y esto se repite decenas de veces. No nos cuidas y nos engañas, pensarás que somos tontos porque la primera o segunda vez te hemos publicado algo. Créeme no tanto; dejaremos de hacerlo, no eres serio con nosotros, no nos des largas, di la verdad siempre.

En ese aspecto hay temas que están claros. No puedes pedir un review de un videojuego que no nos mandas por ejemplo. O lo distribuyes o nos llamas a que mandemos a alguien a tus oficinas a probarlo. Si quieres comunicar necesitarás material de trabajo y no sólo tu nota de prensa.

Respecta nuestra opinión:

Hemos opinado algo de un producto, y no es exactamente lo que sale en tu nota de prensa. El motivo es que “vendes motos” con ella y no nos parece tal cual tu lo defines. Que nos llames y des el coñazo para discutir es feo y estéril. Igual estamos equivocados, el usuario lo decidirá, pero respeta nuestra opinión y no intentes forzárnosla. Nuestra publicación es eso, nuestra opinión.

Vendedores de influencia

Me hace mucha gracia las agencias que venden “influencia”. Le dicen al cliente, vamos a conseguirte que los “bloggers más influyentes” o que “cientos de blogs” hablen de tu marca. Te cobran por ello y luego pretenden hacer “un regalito” a cambio de una publicación de algo, o en el peor de los casos organizan como ví el otro día “quedadas de bloggers invitándoles a una cervezas”. Es surrealista, es ofensivo y demuestras que no distingues las cosas. A medio plazo todo el mundo tendrá su blog o su twitter. La cantidad no es lo que buscas, que 50 chavales te publiquen algo y lo prescriban en su blog porque se han tomado unas cervezas contigo no es lo mismo que te lo pueda vender gente como loogic, Error500, Enrique Dans, Antonio Delgado, Carlos Blanco etc…

Vale, No me compres publicidad, pero respetame ¡coño!

Antes un pequeño disclaimer: No soy un paranoico del SPAM. Recibo yo y en el email de Ocio Networks recibimos decenas de emails con Notas de Prensa diarias. Unas útiles y otras surrealistas.  Lo veo como parte del juego, todos tenemos que hacer nuestro trabajo, encontrar cosas útiles y desechar las demás y no le doy más importancia. Nunca he despotricado contra ello, ni me he quejado al emisor exceptuando los casos de una compañía que me contacta por 5 vez con el mismo rollo cuando le he dicho ya varias veces que no me interesa.

Hecha esta introducción quiero comentar algo sobre un email que he recibido hoy, de lo reenvían a través del formulario de contacto de publicidad de Ocio Networks SL, y creo que es muy gráfico para poder conocer mi opinión sobre las empresas de Relaciones Públicas, y las centrales y  Agencias de Publicidad.

Me gustan las RR.PP y la publicidad, trabajo con varias y en ocasiones facilitan nuestro trabajo. Lo que no me gusta es el abuso y la falta de respeto.

publicidad2

No voy a identificar ni la agencia ni el producto, pero si diré que es una de las principales Agencias españolas,y un producto lider conocido por todos. Mi intención no es hacer ningún daño ni crear mal rollo, pero si copiaré el email que recibo para que entendáis mi reflexión.

CONTACTO PUBLICIDAD OCIO.net

> Nombre: David XXXX

> Empresa: XXXXXX

> Dirección: Direccion

> Pais: Pais

> Teléfono: Teléfono

> Asunto: Nuevo spot de XXXXX

> Departamento:

> Email: [email protected]

>

> Mensaje:

> Buenas!

> Soy XXXX, creativo de la agencia XXXX. Hoy se estrena en TV

> el nuevo spot de XXX, y ya está disponible en Youtube. Esta vez, XXXXXXXX , mostrando su faceta más cool. Wonderful!

>

> Por si os mola y lo queréis publicar. Saludos!

>

> XXXX

>

> https://www.youtube.com/XXXXXXX


Otras veces paso, esta vez no pude evitar responder:

Hola XXX

Gracias por tu email.

Nosotros, que tenemos 5 Millones de usuarios únicos, y somos top13 de medios en España según OJD entenderás que vivimos de vender publicidad. Ese es nuestro negocio. Ponerla “porque nos mole” conceptualmente es algo ofensivo;  somos profesionales.

No quiero ofenderte lo más mínimo, pero si hacerte ver que vuestro tratamiento puede ofendernos a nosotros tal y como lo planteáis…

Vivimos de ingresos publicitarios, no somos unos chavalillos que los regalan de buen rollo.

Estoy seguro que lo entiendes,

Un saludo,

Alejandro Suárez

A donde quiero llegar es a que estas cosas si que ofenden. RESPETA nuestro trabajo, no puedes pretender contactar con un departamento de publicidad en internet o donde sea, en plan colegueo de discoteca “Por si os mola y lo queréis publicar.” Eso es una falta de respeto hacia un trabajo que está profesionalizado y hacía una empresa que vive de “vender” esa publicidad.

A mi no me ofende que no hayas destinado ni siquiera un 0,5% de presupuesto a mi medio ni a internet como soporte. ¡Faltaría más!. Lo que me ofende es que te lo gastes por ahí y pienses en internet como los chavalillos a los que se lo colaremos by the face.

A mi no se me ocurre llamar a Antena 3Tv con un planteamiento así, les ofendería (y me mandarían a la mierda, con razón), pero no ya en una gran cadena nacional, tampoco en un periódico de Barrio o una Tv local. No se me atrevería por respeto. Entiendo su trabajo y que viven de cobrar por su publicidad.

Entonces, ¿Por qué si en internet?

En primer lugar porque aun hay que dignificar la publicidad online. Aun hay gente en sus despachos que piensa “que estos son unos chavalillos que hacen lo que les digamos” y que no ven un sector profesionalizado. Hace pocas fechas una marca de automóviles, cuyo nombre no quiero mentar ahora mismo, nos ofrecía “darnos una vuelta en coche a un circuito” a cambio de una campaña. Hombre, no me jodas; seamos serios; no tenemos 15 años. Si al menos fueran dos o tres vueltas hasta me lo pensaba :-D.

Entiendo que hay gente que no tiene presupuesto en determinadas ocasiones, e intento apoyarles, pero para mi es muy importante que sea un apoyo bidireccional. Es decir, si me llamas me dices no “tengo presupuesto” y me pides apoyo, luego cuando lo tengas no te lo machaques en Tv y prensa y me vengas con el mismo rollo. Una cosa es colaborar y sembrar, otra ser tonto.

En otro orden de cosas, hay que saber entrar y tratar a la gente. Si tienes dinero para anunciarte, puedes intentar ser directo y sincero, proponer alguna acción chula que pueda revertir en el bien de los usuarios y la podremos aceptar o no, pero no escribirnos como si hablarás con niños de 15 años para que te regalemos nuestro producto, porque “¡que te cuesta?!“. No tiene sentido y demuestras no respetarnos a nosotros ni nuestro trabajo.

Mucha culpa de ello lo tiene el concepto de lo viral. Las agencias venden viralidad y ponen a personas tras un pc intentando “colocar” videos a diestro y siniestro. Eso no funciona. Si quieres difusión; pagala. El rollo que te han contado de que “apareció en internet y se hizo viral” rara vez es cierto. Las cosas tienen presupuestos, y promotores, y si además son buenas se hacen virales.

Por último, una campaña de varios millones de Euros y de una firma de primer nivel, es posible que ni el mismo cliente final este de acuerdo con que mendigues ese espacio ya que paga un presupuesto y no quiere su firma “expuesta” ante esa pérdida de imagen, y que pueda generar comentarios negativos. Muy posiblemente estás haciendo daño a tu propio cliente que no tiene porque verse en esa tesitura y no le gustará saberlo.

Un elefante en una fiesta infantil. Política 2.0

No me gusta especialmente la política, aunque tengo mis opiniones como todo el mundo. Pero si me interesa especialmente como empieza a entrar en el ámbito de las nuevas tecnologías.

En la época en la que todo lo que acaba en “2.0” (parece estar de moda) es interesante echar un vistazo a lo que podríamos llamar como “política 2.0”

El caso es que ayer tuve una interesante –e inquietante- conversación cuyo interlocutor no puedo revelar aun, relacionada con las futuras elecciones del Real Madrid, que por supuesto poco que ver con el deporte; es política pura y dura.

Resulta que atendí durante casi una hora una llamada de un emisario de un personaje extremadamente interesante, al que no conozco aun personalmente, y que todavía no ha confirmado si se presentará a las elecciones del Real Madrid en julio de 2009. Estaba interesado en saber si me podría llegar a  interesar “asesorarles en cuanto a redes sociales, blogs y en general web 2.0 dentro de su posible estrategia en la campaña a la Presidencia del Real Madrid”.

En caso de presentarse piensan, y creo que no se equivocan, que uno de los principales puntales de su campaña, y donde más resultados daría su inversión, es el de generar y captar opinión vía web, aprovechando las Nuevas Tecnologías, las redes sociales y web 2.0,  para, por un lado mostrar músculo al contrario en forma de apoyo público y cerrar ilusiones a los rivales, y por otro lado interactuar, y tener un canal de comunicación directo y bidireccional con aficionados, socios y socios compromisarios.

No soy un asesor, no soy un consultor, ¡ni mucho menos!, pero si una persona a la que le gustan los retos y si me parece divertido e interesante y tengo tiempo para ello es posible que incluso pueda colaborar.

(Por supuesto interpreto la llamada como una confirmación de facto, que esa persona ya ha decidido presentarse a las elecciones y está empezando a mover ficha de una manera muy sutil).

Estos acercamientos son cuanto menos curiosos. Soy emprendedor, soy inversor, soy empresario … y ahora soy “blogger” desde hace pocos meses, es decir con muy poca experiencia aun ya que este blog comenzó en julio del 2007. Si es cierto que veo que mucha gente sigue –espero que con interés- algunas de las cosas que con menor o mayor acierto comento. He tenido varios acercamientos desde entonces un tanto curiosos (no, no me pasaba así antes).

Viendo eso me pregunto los acercamientos de este estilo, que habrán podido tener y tendrán gente de verdad relevante, influyente y prescriptora, que no es mi caso.

Todos esos acercamientos son de “buen rollo” y en ocasiones diría que cuanto menos osados:
“Te invitamos a comer, nos conocemos más, te contamos y nos das tu opinión y validas el producto”.

Suelo ser políticamente correcto (igual es un error más en mi amplia lista) pero siempre me pregunto: “¿Y por qué? No me dedico a eso, no soy consultor, ni siquiera te conozco personalmente. Joder, págate una consultoría que seguro que muchas se dedican a esto”.

Mi opinión personal es que algunas grandes empresas, sectores de la banca, la política, aun no entienden lo que se les ha venido encima … no saben cómo, dónde y de qué forma llamar a la puerta sin parecer unos elefantes infiltrados de camuflaje en una fiesta infantil. Entiendo que por la imagen y perfil de algunas de estas corporaciones es hasta normal que sea duro, complejo, pero un elefante que camina de mi mano no dejaría de ser un elefante que ha hecho un amigo; deben cambiar sus conceptos, sus discursos y deben entrar en una nueva dimensión con un funcionamiento diferente, que es posible que en ocasiones choque y les haga dudar de lo que ellos mismos creen.

wdl1001

No creo romper un off the record si digo que en estos meses al menos 2 bancos, 1 multinacional de alimentación, una empresa de telefonía, un partido político, o una empresa de venta de refrescos, han estado interesados en que “prescriba” algo en primera persona, en que “asesore” o “valide”.

No me ruboriza, ni siquiera me incomoda, de hecho hasta tiene un punto gratificante en mi ego y les atiendo de mil amores, pero simplemente se equivocan especialmente porque me dan un valor que estoy seguro que no tengo, y lo que me trasmiten, es que están perdidos. Muy perdidos y necesitan una  travesía del desierto en la que encontrar, con o sin ayuda, un nuevo camino.