Andalucía se mueve a ritmo de Twitter

Hace pocos años que el presidente Obama llegó al poder. Muchos vimos en su forma de trabajar las redes sociales una de las herramientas más importantes que le permitieron hacerse con el sillón presidencial. Ahora estamos viendo cómo sus contrincantes, que se están preparando para la campaña electoral, afinan sus armas para dicho momento. Continuar leyendo “Andalucía se mueve a ritmo de twitter”.

¿Puede Twitter liderar la calle?

Ese texto es una tribuna publicada en El Dossier Empresarial y puede leerse en pdf aquí

Estamos en un nuevo y cambiante escenario en el mundo de la comunicación. Internet y las herramientas sociales, como Twitter, nos abren una nueva ventana en la que cada usuario puede ser por sí mismo un medio de comunicación masivo, incluso con capacidad de divulgación internacional y pudiendo aglutinar en su cruzada personal a miles de personas a su alrededor.

 

Por supuesto no todos podemos desarrollar esa capacidad, o al menos no todos podemos hacerlo con una fuerza tal que supere fronteras. Pero en casos realmente relevantes esto sí es posible, y ante sistemas totalitarios o represivos, es un elemento de preocupación para gobiernos que antes -a través del control de los medios de comunicación masivos– lograban mantener un control opaco sobre sus sistemas, algo que ya no es posible.

 

El activismo político se abre paso a través de los medios sociales, y así hemos empezado a vivir casos virales en los que unos pocos usuarios ponen en jaque a gobiernos enteros. Para un estado totalitario el hecho de controlar a unos pocos medios de comunicación, así como la información que difunden, puede ser una tarea sencilla. Seguir, controlar y finalmente censurar decenas de miles de mensajes personales es una labor simplemente imposible. Las nuevas herramientas sociales aumentan la capacidad y la libertad de comunicación.

El uso de Twitter durante el año pasado en Moldavia marcó un punto de inflexión. Entre 10.000 y 15.000 jóvenes utilizaron la herramienta para organizarse y protestar contra el gobierno comunista. Twitter dejó de ser un canal de comunicación de pequeños colectivos para convertirse en un medio de comunicación global en tiempo real, entre miles de personas organizándose y superando las barreras nacionales. Y lo más increíble, toda la revuelta partió de una única persona: una joven de 25 años, que con sus mensajes organizó a miles de personas a su alrededor.

 

Pero otros casos nos demuestran que Twitter puede ser un medio de agitación social, desde Irán hasta las revueltas organizadas en la pasada cumbre del G20 en Londres. Twitter está empezando a mostrarse como el gran medio de masas que puede dar altavoz público, claro, y sobre todo, en tiempo real a cualquier tipo de activismo. Hace algunos años, Pepsi decidió lanzar una campaña de publicidad en Estados Unidos sobre un nuevo refresco light, denominado Pepsi Max. Su agencia de publicidad decidió enfocar la campaña de difusión con una serie de anuncios poco afortunados, y que pretendían ser divertidos, en los que las calorías se suicidaban de diversas maneras para mostrar que el nuevo refresco estaba carente de ellas.

 

La reacción no se hizo esperar cuando a través de Twitter un usuario, cuyo hermano se había suicidado, lideró una revuelta que acabó convirtiéndose en masiva contra la marca, y que terminó no sólo con la inmediata retirada de la campaña sino además con el cambio de agencia de publicidad para próximas campañas. De acuerdo con diferentes estudios realizados a principio de 2011, desde el primer día de diciembre, hasta el 28 del mismo mes,

 

Twitter fue la red social más usada para felicitarse las navidades con más de un 80%, lo que nos da una medida real de cómo está cambiando el panorama actual. En definitiva, Twitter no sólo es un altavoz, además es un amplificador que puede lograr que miles de personas unan en tiempo real su voz a la tuya, y que la hagan correr de la manera más efectiva posible, de persona a persona, de amigo a amigo en pocos segundos. Se trata del boca a boca del siglo XXI.

Google pone el ojo en Twitter

Ese texto es una tribuna publicada por el Dossier Empresarial y puede leerse en pdf aquí.

Durante este año, la red social Twitter ha aumentado espectacularmente su número de usuarios. En la actualidad 175 millones de personas utilizan esta red para comunicarse, si bien es cierto que Facebook continúa siendo la preferida por los internautas. Twitter, pese a algunos fallos técnicos sufridos durante este año, continúa su crecimiento en la red de manera lenta, aunque segura.

En vista de este crecimiento, Google podría estar planeando la compra de la red social. Después de su fracaso en la puesta en marcha de su red social, Orkut, el gigante de internet podría llegar a pagar la cantidad de 5.000 millones por esta compra. Y es que la compañía de Mountain View no tolera demasiado bien la competencia en la red y, como ya ocurriera en su momento con Microsoft, planta cara a Facebook llevando a cabo todas las acciones posibles que estén a su alcance para poner freno a su crecimiento y a su popularidad.

Sin ir más lejos, hace algunos días Google modificó los términos de uso de los contactos de Gmail, impidiendo que éstos puedan ser exportados a Facebook, por no contar con una política de reciprocidad. Por su parte, la red social ofreció a los usuarios de Gmail una solución alternativa que consiste en un enlace que permite enviar los contactos a una computadora para después poderlas subir a la red social.

Pero esta guerra de los contactos no se queda ahí, porque la respuesta de Gmail ha sido colgar un cartelito dirigido al usuario en el que le pregunta ¿estás súper seguro de que quieres importar tu información de contactos con tus amigos a un servicio que no te dejará sacarlos? Al usuario lo que le importa es el servicio bien prestado y ante tal tropelía debiera tener la opción de contestar «estoy súper seguro de que esto es absurdo. Dejadme en paz».

Facebook dispone de 500 millones de usuarios y ha llegado a situarse como la página más visitada, por encima incluso del gigante de internet. Google, haciendo uso de su práctica habitual con los competidores cuando ve peligrar su situación predominante en la red, abandona su cara amable, esa a la que nos tiene acostumbrados, deja a un lado su 'Dont be evil' y pone todos los medios de los que dispone para continuar siendo el único y el mejor.

De ser cierta la compra de Twitter, el fracaso que obtuvo Google con el lanzamiento de su red social al mercado se eliminaría de un plumazo y, de paso, deja bien claro a Facebook quién manda en la red. Por otro lado, para Twitter supondría abandonar el segundo plano que ocupa actualmente en el mercado de las redes sociales. De llevarse a cabo finalmente esta compra sería sin duda un acto beneficioso para ambas compañías y ya sabemos que Google donde pone el ojo…

Otra cara en la moneda

Este texto es una tribuna publicada en El Diario Levante y puede leerse aqui

Hace unos días, la popular marca de ropa norteamericana “Gap“ decidió cambiar su logo con el objeto de añadir un toque de sofisticación a la firma, variando la forma de las letras y el color de fondo. Este cambio fue anunciado en el sitio web de la marca y en la página que la firma posee en Facebook, donde tiene más 725 mil fans y que recibió 1.080 comentarios contrarios a esta medida. En Twitter ocurrió prácticamente lo mismo y fue objeto de debate durante mucho tiempo.

Ante esta campaña de protestas sin precedentes, la marca invitó a sus fans a enviar nuevas propuestas de diseños de logos para, entre todos, conseguir una mejor imagen. Pero estos  lo tenían muy claro; querían el logo antiguo, el que lleva en las marquesinas de las tiendas y en las bolsas más de 20 años. Finalmente, y tras una semana de frenético debate en la red, la firma volvió a la versión clásica de su logo, no sin antes prometerles a sus fans que para próximas actuaciones aprenderían de sus errores.

Todas estas reacciones hacen sospechar que se trate de una campaña de marketing orquestada por la propia empresa. De ser así, habría que darle la enhorabuena al inventor de tal estrategia, pues la marca ha estado en boca de miles de personas, en cuestión de una semana.

Tal es el poder que ejercen las redes sociales por la inmediatez en la emisión de opiniones que son capaces de conseguir que una empresa de ropa rectifique una decisión que implica una renovación de imagen, así como una inversión en innovación a la propia marca. Si todas las opiniones emitidas a través de la red, a cerca de un producto o de una marca son tomadas en cuenta en esta medida por los directivos y empresarios estaríamos ante una nueva forma de control del mercado de manos del propio usuario. De continuar así, la demanda de un producto por el consumidor no se conocerá por el volumen de ventas de este, sino por el número de comentarios que reciba a través de la red, incluso antes de sacarlo al mercado. Y esto sí es un problema.

Los usuarios de las redes proyectan su deseo de convertir a sus marcas preferidas en un bien de su propiedad, sublevándose ante ellas cuando adoptan decisiones innovadoras y aprovechando que existe carta blanca en el uso de comentarios. La marca debe ser aceptada por el usuario como lo que es: un servicio o producto que ofrece una compañía que es propiedad de otros, no del usuario.  

Las redes sociales deben ser una herramienta, un punto de apoyo para las marcas, una ayuda orientada a mejorar el producto, pero nunca una obligación, pues supondría una pérdida total de identidad de la marca.

Hasta ahora las compañías han utilizado las redes sociales como sistema publicitario, un intercambio de información inmediata entre usuario y compañía, muy útil para ambos, pero no habían contemplado la posibilidad de que existía otra cara en la moneda.

Será o fim do Orkut?

Esta es una entrevista publicada el 21 de septiembre por el periódico brasileño Correio Braziliense, en el cual yo colaboré con algunas opiniones sobre privacidad en redes sociales. El tema principal del texto es el posible fin de la principal red social en Brasil, el Orkut, debido a las comunidades y perfiles falsos presentes en la misma.

El artículo completo puede leerse aquí.

 

Comprar talento

Este texto es una tribuna publicada por el periodico Cinco Días hoy y puede leerse en pdf aqui

La noticia de estos días es la anunciada compra del 85% de Tuenti por parte de Telefónica, los 70 millones de euros desembolsados y las condiciones pactadas en la venta, así como la salida de la compañía del actual presidente de Tuenti, Bernardo Hernández. Es un movimiento interesante que va a reforzar la posición de Telefónica en el mercado de internet móvil entre los jóvenes, con crecimientos anuales del 35%.

Resulta interesante analizar el papel en España del resto de grandes operadores como Orange y Vodafone, que “ni están ni se las espera”, intentan aún rentabilizar en sus cuentas de resultados sus licencias de operador, sin planes claros e inversiones que les posicionen y permitan hacer frente a Telefónica en nuestro país. Mientras Telefónica perdía años de tiempo (y una ingente cantidad de dinero) en lanzar un producto sin sentido, que nacía tarde, mal concebido y muerto, como su red social Keteke para intentar posicionarse en el mercado de las redes sociales, estos operadores pudieron –por una pequeña cantidad de dinero– invertir y comprar una participación en Tuenti cuando la compañía realizó un road show en busca de inversión.

Han tenido varios años para frenar que Telefónica acabara desembarcando en Tuenti y por tanto teniendo acceso a la mayor base de datos de jóvenes en España. Personalmente creo que Tuenti es una startup de mucho mérito, sus promotores han demostrado un enorme talento y visión, pero técnicamente está a años luz de Facebook y su mercado a medio plazo no pasa por poder competir con el gigante americano, sino por buscar su propia personalidad e internacionalizarse. Esta operación es muy barata para una compañía como Telefónica.

Llegar a 8 millones de personas de forma permanente, y frenar el crecimiento de la competencia (Tuenti tenía ya acuerdos con Vodafone para el envío de SMS que probablemente ahora vayan diluyéndose), por tan sólo 70 millones de euros se me antoja barato. Pero para mí es especialmente significativo que en el acuerdo se haya respetado un 15% de acciones en manos de los fundadores de Tuenti, un cambio de enfoque en la política de una compañía demasiado acostumbrada a desembarcar como un elefante en una cacharrería en sus absorbidas.

Es el equipo de Tuenti el que ha demostrado talento y el know how necesario, deben ser ellos los que dirijan el rumbo de la compañía. Han aprendido algo estos años. Telefónica no sólo compra una empresa, no han comprado una red social, lo que realmente han comprado e integrado es talento.

La web social, una herramienta a vigilar

Este texto es una tribuna publicada por El Mundo Economía y Negocios y puede leerse en pdf aqui

El fenómeno del Social Media ha llegado como un vendaval y lo ha hecho para quedarse, y el mundo empresarial no es una excepción. Las empresas tienden a prestar una mayor atención al uso de blogs y redes sociales, un fenómeno que anteriormente despreciaban. La web social ha dado el poder al usuario y muchas veces eso puede generar algún quebradero de cabeza en nuestra propia compañía; empleados infieles, filtración e intoxicación de información, bulos que entorno a nuestrosproductos y/oservicios recorren la red y pueden, si no son rápidos de atajar, resultar un enorme problema al que nos tendremos que enfrentar. Internet se ha convertido en pocos años en el medio de medios.

La anarquía y la libertad del sistema, el halo de anonimato que se disfruta y la rapidez  con la que fluye la información, que circula de usuario en usuario en segundos, hace que haya que estar especialmente atentos a lo que sucede en torno a nuestra marca. Comercialmente o con la imagen los daños pueden ser graves si no se ataja el problema, si se minimiza o se desprecia. A este respecto podemos destacar el caso de una empresa española: Ikea, lo que seguramente habrá pasado con alguna otra compañía de otro país. Por varios años, un post en uno de los blogs de referencia en España dentro del ámbito de la web 2.0, Microsiervos, era el primer resultado en Google al buscar Ikea, por encima de la web de la firma. Ese post hacía una cruel crítica a la compañía con base a la experiencia de un único usuario bajo el título “Ikea, como mienten a los clientes”.

Aún hoy si se busca en Google sale entre los primeros resultados del buscador. En los últimos años esta situación ha sido un quebradero de cabeza para la firma sueca y los comentarios negativos de otros usuarios participando de ese artículo se han ido sucediendo sin parar, retroalimentándose unos a otros. Hace pocas fechas, la compañía logró por fin cuanto menos posicionar su propiaweb por encima del contenido perjudicial. Una solución parcial, una batalla ganada. Pero un único usuario, hábil en el uso de las herramientas 2.0, había puesto en jaque la estrategia de comunicación de Ikea durante más de un año. Esa erosión aún hoy continúa. En el mundo hay millones de internautas; una percepción negativa en la red nos afecta y esun golpe directo a nuestra línea de flotación. La información positiva es un pequeño goteo, pero la negativa, incluso errónea, es viral por naturaleza.

Por ello, en los últimos meses empiezan a florecer empresas dedicadas a escuchar y gestionar el buzz, los rumores y ecos de Internet en foros, redes sociales, blogs, y Twitter. Se busca captar tendencias negativas y positivas (¿qué mejor focus group que éste?), de encontrar problemas y fugas de información e incluso empleados desleales. Tenemos que cuidar nuestra imagen y para ello es imprescindible empezar por escuchar y monitorear lo que sucede, atajar muy rápido y escalar internamente los problemas, por pequeños que parezcan, y nunca subestimar el medio.   

La operadora entra por fin en la red

Este texto es una tribuna publicada por El Periodico y puede leerse en pdf aqui, o via online aquí.

Tras el fracaso del lanzamiento de la red social Keteke en el 2008, Telefónica ha decidido hacerse con el 85% de Tuenti por un importe cercano a los 70 millones de euros. La operación plantea muchos interrogantes, pero no precisamente el motivo del fracaso de Keteke, que no es novedad. Lo que resulta difícilmente comprensible es cómo una compañía como Telefónica no estaba en el proyecto de Tuenti desde su origen, apoyando, participando y capitaneando esta startup española.

Es más que seguro que la habrían recibido con los brazos abiertos, pero eso tenía que haber ocurrido hace cuatro años, el tiempo que Telefónica ha tardado en entender que hoy en día internet es algo más que vender líneas ADSL y que para muchos analistas independientes representa precisamente el futuro de las compañías de telecomunicaciones. Es fácil imaginarse en estos momentos a los directivos de Orange y Vodafone, a los que el movimiento de Telefónica ha pillado a contrapié. Actualmente, no se encuentran posicionados en un sector en el que, si querían crecer a medio plazo en España, era clave invertir para evitar que Telefónica se adelantara.

El mercado exterior

Otra cuestión interesante reside en saber cómo va a enfocar Telefónica su estrategia de internacionalización en redes sociales. Brasil –su principal mercado– está dominado por Orkut, la red social de Google, con aproximadamente un 73% de cuota, mientras que Facebook cuenta con alrededor de un 11%. Cuesta creer que intenten combatir, y mucho menos vencer, a estos gigantes de las redes sociales, aunque, por desgracia para Telefónica, la red social de Google solo triunfe de manera clara en Turquía y Brasil. Ya  es mala suerte, pero el internauta brasileño, el orkuteiro, valoró nuevamente que fuera la primera en llegar y en entender lo que buscaba.

Es el momento de plantearse cómo será el futuro de otras tantas startup españolas que empezaron como Tuenti y ahora se enfrentan al problema de la sobremaduración, al que Tuenti se estaba acercando. La sobremaduración es un punto de inflexión que elimina toda posibilidad de venta de compañías prometedoras, que, según van incorporando nuevos fondos de capital riesgo al accionariado para poder expandirse, ven cómo van perdiendo al mismo tiempo toda opción futura de venta. Lo más valorable de esta operación es que al fin Telefónica se da cuenta de que en internet se debe comprar talento y no solo absorber compañías.

La falta de talento en sus proyectos ha sido el principal error que tan duramente ha aprendido durante los últimos 10 años, con lanzamientos tan pobres como Terra, Lycos y otras mil iniciativas menores. Pero el talento que hay detrás de Tuenti sí vale esos 70 millones de euros. Por eso Telefónica les respeta un 10% del accionariado, para que los fundadores e impulsores de la joven compañía española, que han sabido llegar hasta aquí, descubran cómo enfrentarse a tantos interrogantes que se nos presentan para su futuro. 

Eventos en versión 2.0

Este texto es una tribuna publicada por El Mundo Economía y Negocios y puede leerse en pdf aqui

Las empresas cada vez llaman más a la puerta de agencias de eventos, comunicación y relaciones públicas con canales abiertos en redes sociales como Facebook y Tuenti que, desde hace unos meses, en las acciones de marketing han dejado de ser meros canales de comunicación para convertirse en ejes de captación de usuarios, tanto para eventos virtuales como presenciales. La agrupación de usuarios con los mismos gustos en grandes plataformas 2.0 hace que una buena parte del trabajo de comunicación y captación quede en manos de la viralidad entre éstos.

No hay mejor canal de comunicación que lo que no se percibe como publicidad y para ello recurrir aun usuario como promotor del mensaje se convierte en lo más efectivo y lamejor puerta de entrada posible. En Estados Unidos, el gran gigante Facebook es desde hace años un arma imprescindible dentro de las grandes giras de conciertos de artistas  americanos. Si existe una comunidad de fans de los Rolling Stones, con miles de miembros que  interactúan entre sí, ¿no son éstos los mejores promotores del mensaje y una forma eficaz para captar nuevos adeptos?

Y si no existe esa comunidad, ¿no sería inteligente crearla, fomentarla y participar de ella? Este tipo de estrategias llega incluso a la política.Todos recordamos cómo el actual  presidente de Estados Unidos, Barack Obama, utilizó Facebook en las pasadas elecciones como uno de lo smotores básicos de su propuesta presidencial.

Esta red social fue clave en la convocatoria y organización de eventos y actos de campaña que fueron seguidas por más de 3.000.000 de personas, que no sólo eran receptores del mensaje, sino que además se prestaban a colaborar en actos locales de ésta. Tenía miles de prescriptores a lo largo del país. Del mismo modo, ya se pueden observar casos similares en otros países. Decenas de empresas nacionales e internacionales fidelizan y captan a sus usuarios a través de un modelo de marketing, en el que las tradicionales relaciones públicas han cambiado su papel. Ahora se usa Internet para prescribir e invitar a usuarios a participar enlos eventos como, por ejemplo, el  concierto privado de un cantante.

El resultado: un notable éxito de asistencia y una fuerte proyección de imagen de marca. Y no sólo los eventos físicos tienen su espacio en las redes sociales. Para grandes marcas, la utilización de la viralidad de la web 2.0 e convierte en algo vital, también por medio de otros soportes como foros y blogs. Utilizando este tipo de medios de promoción interactivos se consigue una audiencia no similar sino muy superior a la que se podría obtener con medios tradicionales. Y con una inversión de 10%. Así, es importante comprender el uso de la web 2.0 en el marco de los eventos artísticos, sociales y deportivos, mediante nuevos modelos publicitarios no convencionales que producirán éxito de participación, éxito del evento y retro alimentación. Una combinación muy interesante para estos tiempos.

La red se merienda a la televisión

Los tiempos avanzan que es una barbaridad, es la típica frase que han dicho muchos abuelos en los  últimos 30 años en muchas ciudades españolas, pero es sabiduría popular; nunca había tenido tanto sentido como en la actualidad. Aunque el cambio no es para todos por igual. Las nuevas generaciones prefieren interactuar a ser meros espectadores y eligen claramente internet como centro de ocio y de comunicaciones personales con terceros.

Según el Foro de la Generación Interactiva en España, mi país, 88% de los jóvenes entre 10 y 18 años se consideran usuarios de internet y prefieren este medio antes que la televisión y el uso de la telefonía. Lo mismo sucede en el resto de los países. Este nuevo escenario hace que los jóvenes no se contenten con interactuar y consumir contenidos, Sino que aplican al máximo el lema de la web2.0, donde el usuario manda. De esta manera, 40% de nuestros jóvenes ha creado su  propia web, blog o fotolog y genera sus propios contenidos, los difunden en una sociedad cada día más global, y simultáneamente, consumen los de terceros.

Estamos ante una nueva generación de consumo social y de ocio, donde el gran perjudicado es el anterior rey de la casa: el televisor. Internet es el gran enemigo del prime time en la franja más joven, no ya tanto porque se prescinda del televisor, que sigue teniendo un lugar privilegiado en el hogar, sino porque su papel es a menudo secundario, un papel de ruido de fondo y de comparsa, mientras  nuestros jóvenes chatean con el Messenger, responden emails o interactúan en redes sociales.

Ahí es donde encontramos una enorme diferencia con las nuevas generaciones, los denominados nativos digitales, nacidos en los años 80, jóvenes capaces de simultanear plataformas, que viven  permanentemente  interconectados y pueden chatear, navegar, ver la televisión y comer o realizar alguna otra tarea de forma simultánea. Nos movemos hacia un escenario de “comunicación total” en el que nuestros jóvenes o ya tienen  un smartphone, tipo Blackberry o iPhone,o lo tendrán en breve con lo que la conexión a internet llegará a ser permanente las 24 horas del día. No obstante, el drama para el medio televisivo no sería tal, si esos números y esa tendencia no se vieran reflejados en el   comportamiento de las nuevas generaciones ante la publicidad. Anunciantes y agencias se enfrentan a la evidencia de que el ciclo ha cambiado.

Las nuevas generaciones son menos capilares a los impactos publicitarios,   en muchas ocasiones porque simplemente no les prestan  atención pese a estar delante del televisor, ya que se encuentran interactuando con otros a través de internet. A esto hay que añadir el cambio de paradigma: la recomendación es pieza clave de la decisión de los jóvenes, desplazando el mensaje publicitario en sí mismo y priorizando la experiencia de amigos y conocidos en redes sociales  antes de realizar la compra.

Los menores de 30 años consideran que un mensaje recibido de manos de un conocido en el contexto de una red social tiene mucho más valor que cualquier impulso publicitario tradicional. Estos estímulos no solo captan la atención sino que incluyen una recomendación implícita y desatan interés. Según un estudio de ZedDigital, dos de cada tres usuarios utilizan las redes sociales como vehículo para hablar de marcas y productos y realizar sobre los mismos comentarios positivos o negativos.

Eso, calculando los millones de usuarios de redes sociales, convierte al propio usuario en la mejor vía de promoción y publicidad. ¡Ya podemos olvidarnos del prime time!

¿Estrés al estar desconectado?

Este texto es una tribuna publicada por Levante Mercantil Valenciano y puede leerse en pdf aqui

Estamos en una época en la que nos empeñamos en ponerle a todo etiquetas y una de las que están de moda en los últimos años es la adicción a la tecnología y más concretamente a Internet. Si bien es cierto que cualquier «heavy user» se medio sonríe sólo con oír mencionarlo, no lo es menos que desde el año corren
ríos de tinta en publicaciones científicas hablando sobre esta adicción denominada IAD (Internet Addiction Disorder).

Pero ¿existe realmente este desorden? Y en caso de que así sea, ¿cómo y cuándo puedo detectar que mi modus vivendi cruza la tibia línea que separa la normalidadde la adicción? Es una respuesta realmente compleja y hay todo tipo de teorías, quizá lo mejor sea siempre aplicar la lógica y preguntarnos si podemos vivirsin consultar compulsivamente nuestro correo electrónico, chatear con nuestro Messenger o interactuar en nuestra red social favorita sin que eso nos cree el más mínimo estrés. Jóvenes de todo el mundo llevan años sustituyendo sus hábitos de ocio, antaño anclados al salón de la casa por medio del televisor, hacia un nuevo tiempo de ocio que les hace estar conectados a la red muchas horas al día.

Otro ejemplo claro es ver cómo las largas conversaciones telefónicas de adolescentes han migrado radicalmente en los últimos años hacia la interacción en redes sociales y los servicios de mensajería instantánea. Eso en sí mismo no representa un problema ni es un síntoma preocupante, es simplemente una seña de identidad de una nueva generación, la primera generación nativa digital.

Las señales de alarma deberían empezar a encenderse cuando ese hábito, esos largos tiempos de conexión empiezan a sustituir el trato personal con las personas de alrededor hasta el punto de cambiar y limitar al individuo, o incluso desdoblar una doble personalidad online-offline. Si el tiempo frente al monitor anula la socialización del individuo es necesaria una reflexión. Es posible que se esté empezando a cruzar el camino que separa la percepción de lo real y lo virtual.

Síntomas

Existen varios síntomas que deben alertarnos y hacernos reflexionar como la necesidad de incrementar el tiempo conectado para obtener una satisfacción real o la necesidad de conectarse diariamente y el estrés ante la incapacidad de hacerlo en determinados momentos. Podemos empezar a preocuparnos si cesamos nuestras actividades habituales, especialmente las relacionadas con el ocio a causa del uso de Internet o si tenemos problemas de insomnio, maritales y de abandono de obligaciones profesionales.

La distorsión de emociones y la confusión entre los sucesos virtuales y el mundo real, puede ser otro síntoma de que algo va mal. Hay descritos decenas de miles de casos de adicción a Internet, a la tecnología en general y muy particularmente a los videojuegos, y curiosamente existe una mayor proliferación de estas patologías en Estados Unidos y Asia.

Los últimos estudios realizados al respecto hablan de que un de la población internauta podría padecer algún tipo de anomalía en su relación con el medio digital, pero es importante resaltar que Internet no produce en sí mismo desordenes o adicciones; sí lo pueden hacer el uso poco racional de los distintos servicios que ofrece la red, como los chats, las compras online, las redes sociales, la búsqueda de información etc. El mero hecho de estar muchas horas conectados no determina que tengamos un problema, de hecho caminamos hacia una conexión total en dispositivos fijos y móviles.

Estudio de hábitos de internet 2009 (completo)

Hemos ido liberando algunas partes, estos días las ultimas, por lo que os dejo el I Estudio de Hábitos de Internet de Ocio Networks, son unos 80 slides con información sobre Conexión, Redes Sociales, Media, Propiedad Intelectual, Brecha Digital, Mobile, Comercio Electrónico, Canon Digital etc.

Creo que os parecerá interesante, se pueden sacar muchas conclusiones:
(puedes descargar la presentación desde aqui)

Consumo de información, medios de comunicación y Redes Sociales

Durante el pasado mes de Septiembre, hemos llevado a cabo el Estudio de Hábitos de Internet en España 2009, realizando amplias entrevistas a más de 2.000 personas a través de los blogs de Ocio Networks.

Este estudio (puedes descargarlo en pdf o ppt al final de este post), lo hemos dividido en varias fases temáticas que iremos presentando hasta la publicación del estudio completo en próximas fechas.

La primera es esta que hoy estamos presentando en público, relativa al consumo de información, medios de comunicación y de redes sociales en España.

Redes Sociales:

Un 76% de los encuestados desde España, utiliza una o varias redes sociales. Siendo este el gráfico de penetración de ellas:

redes-sociales-en-España

Mi percepción no era exactamente la foto que obtenemos en el estudio. Yo creía que la diferencia entre Facebook y Tuenti era algo menor, entiendo que ese espacio irá ampliándose abruptamente y me sorprende la tremenda penetración de Hi5 en España, con un 16,5%, por encima de MySpace y Twitter, no tenía esa sensación.

Por otro resulta muy agresivo ver la evolución de Twitter en España, ya casi a la altura de MySpace cuando hace poco más de 1 año y unos meses, ni salía en las estadísticas. Otras redes, como el invento de telefónica, Keteke son algo testimonial que corrobora lo que augurábamos muchos; un error estratégico, de tiempos y posicionamiento por parte de Telefónica.

En cuanto a uso de redes sociales, un 38% utiliza únicamente una red social, y un 15,2 utiliza 3 o más redes sociales. Aparentemente a mayor edad, notamos un mayor porcentaje que utiliza una única red social, siendo ese porcentaje más evidente en los mayores de 50 años, con un 40% de los encuestados, e incumpliéndose sólo en los menores de 16 años.
redes-sociales-en-España-consumo-por-edad

Por provincias la mayor penetración corresponde a Baleares, con el 90% de penetración, seguido de Cantabria, Madrid, Galicia, Castilla la Mancha, y sólo en 2 Comunidades autonomas, La Rioja y Extremadura, la penetración de redes sociales no alcanza el 70% de la población.

Consumo de medios:

Un 68% de los internautas reconoce que el uso de Internet ha reducido su consumo de televisión, y aparentemente no hemos encontrado una relación directa entre el consumo de redes sociales y el consumo de tv, siendo esta reducción de consumo de televisión similar entre internautas que utilizan y que no utilizan redes sociales.

consumo-de-medios

En cuanto a consumo de medios de comunicación escritos, vemos que el margen es menor que en televisión, siendo un 51% de los encuestados los que reconocen haber reducido el consumo de medios escritos con la llegada de internet

consumo-medios-papel

Analizando perfiles por edad, llegamos a la conclusión de que la franja de edad que más ha reducido el consumo de televisión son los usuarios entre 21 y 30 años, y los que más han reducido el consumo de prensa escrita los internautas mayores de 50 años.

Por Comunidades Autónomas, Andalucía, Aragon, Navarra, Murcia, Galicia y Madrid son las que mas han reducido el consumo de televisión ante la llegada de internet.

El consumo de prensa en papel, es más marcado en Canarias, País Vasco, Castilla León y Andalucía.

¿Estás dispuesto a pagar por el consumo de información?

Interesante asunto, que ya comenté mi percepción hace semanas en un post llamado “Vamos Cebrian, … échale huevos“. tenía ganas de saber hasta que punto el internauta estaría dispuesto a pagar por el consumo de información en caso de que los grandes medios generalistas vayan hacia modelos fremium, en los que una parte del medio sea disponible bajo suscripción.

No hay a primera vista grandes noticias para ellos. Un 87% de los encuestados NO está dispuesto a pagar por el consumo de prensa online. La franja más proclive a pagar son los mayores de 50 años, con un 20%.

respuesta-ante-el-cobro-not

Muy interesante la reacción de los usuarios ante un medio que se declare abiertamente de suscripción.

El 80% dejaría de usarlo, un 4% si es su medio habitual se suscribiría y pagaría por consumo, y un 15,9% podría plantearse pagar ocasionalmente si algo lo merece. El suelo del rechazo al pago, en todas las edades supera el 70%.

El estudio completo puedes bajarlo de aqui (.pdf)

Puedes también verlo aquí en ppt desde SlideShare:

Gracias a Pablo Sáenz de Tejada por la participación en el análisis de todos los datos.

Privacidad en redes sociales

Este es un artículo que publicó la semana pasada 5 Dias, puedes descargar de aqui el pdf: “Privacidad en Redes Sociales”

privacidad

Creo que este es un tema que va a crear un intenso debate y ganará mucho protagonismo en 2010. Del mismo modo es posible que algunos deban adaptarse a legislaciones de privacidad locales.

Esta es la tribuna completa (la de 5 Dias estaba limitada por exigencias del papel a 550 palabras)

España es el segundo país de Europa en el uso de redes sociales, con una penetración del  73% de los internautas según el informe eEspaña, esto quiere decir que 13,2 millones de internautas españoles visitan, como mínimo, una red social todos los meses y en Europa,  solamente somos superados por Reino Unido, con una penetración cercana al 80%.
Las redes sociales tienen muchas ventajas, muchas de ellas muy evidentes, como la de no perder nunca contacto con conocidos pese a cambiar de residencia, trabajo, teléfono, etc… y la posibilidad de compartir espacios de la vida del individuo pese a la distancia, como eventos o fotografías y con la facilidad de poder organizarla para hacerla más accesible a nuestro entorno.  Pero de forma paralela a su crecimiento, las redes sociales alimentan tres fantasmas, que generan sombras sobre su utilización; la privacidad, el uso de datos personales y los perfiles falsos de usuarios.
El creciente problema de la privacidad.
Cabe destacar que cada vez más las redes sociales generalistas como Facebook, o en España Tuenti, se preocupan por mejorar todo lo referente a la privacidad del usuario y permiten poder gestionar y definir el grado de exposición pública del individuo, pero no es menos cierto que hay mucho camino por recorrer y que se echa en falta una legislación ad-hoc que toda red social tenga que suscribir a nivel de privacidad, para poder estar On-Line.
El Real Madrid y el Presidente Obama, no escapan a los errores.
El usuario de las redes sociales muchas veces desconoce cómo utilizar las herramientas de protección o simplemente es descuidado y poco celosos de su intimidad, es en estos casos donde por un manejo indebido y seguramente no autorizado, la información de perfiles pasa a ser de conocimiento público en cientos de web, blogs y foros y escapa de la seguridad de nuestra pequeña red de contactos, quedando seguramente  en muy mal lugar al propio usuario.
Uno de los casos más celebres de fuga de información golpeó de lleno en el Real Madrid hace algunos meses. En la Asamblea del Club se había detectado en documentos gráficos, que decenas de personas que estaban votando como socios compromisarios del Club sin serlo. Obviamente había un fraude, pero ¿cómo relacionarlo con el entorno del entonces presidente Ramón Calderón? La labor de investigación a través de Tuenti y Facebook de varios periodistas de un medio deportivo Español, les llevó a encontrar en el perfil de uno de sus colaboradores,  Nanín Rodríguez de Barutell, las fotos personales de muchas de las personas que, no siendo socios compromisarios, aparecían en las pruebas gráficas ejerciendo el mismo.
Otro caso muy evidente nos llegó tras las últimas elecciones americanas en las que, Facebook dio muchas alegrías a la candidatura del Presidente Obama, pero también llegó a poner en serios aprietos tanto al futuro presidente Obama como a sus colaboradores más cercanos, al hacerse públicas actitudes privadas poco responsables.
Uno de sus  más prometedores y cercanos asesores del actual presidente Obama, el joven Jon Favreau, de 27 años,  que tras una carrera fulgurante se había posicionado como el coordinador de los discursos del entonces candidato, y que fue fotografiado en un sospechoso estado de felicidad temporal, abrazado a un cartel de tamaño real de Hilary Clinton y al que, con una cerveza en la mano la instaba a beber, mientras toqueteaba divertido sus pechos. La fotografía, fue colgada sólo por unas horas en la red social, pero dio la vuelta al mundo y aun hoy se puede ver colgada en decenas de sitios en internet tan solo con introducir en cualquier buscador “Jon Favreau hillary”. Inmediatamente Favreau tuvo que disculparse públicamente por su inaceptable actitud.
Una pequeña fiesta que acabó en desastre.
Pero los peligros de privacidad no sólo pueden llevar a la fuga de información sensible o privada de su contexto y ámbito adecuado, sino que puede verse amplificada al mundo de forma viral, y también la viralidad, concepto intrínseco a la web 2.0 y los social media, puede derivar en un problema de privacidad.
Es de suponer que algo más serio que un simple problema de privacidad debió parecerle a la familia de una joven británica el suceso que les ocurrió hace un año en su villa de Mallorca. La joven, aprovechando la ausencia de sus padres decidió convocar una pequeña fiesta en una magnifica mansión valorada en casi 6 millones de Euros. Que mejor y más rápido que utilizar para ello las redes sociales Bebo y Facebook –debió pensar- , así como un buen argumento viral: “será la fiesta del verano, habrá alcohol y un DJ increíble”. Los resultados de esa enorme y descontrolada acción viral fueron terribles y parecidos a una zona de guerra; televisores arrojados a la piscina, puertas rotas, ropa por el suelo, la intervención final de la policía y joyas robadas por los “invitados” por valor de cerca de 10.000 Euros.
Sin irnos más lejos, hace pocos días la identidad del jefe del espionaje británico fue expuesta en Facebook, detalles clave relativos a su seguridad personal y de las personas que le rodean quedaron a merced de cualquier usuario de esta red.  Sir John Sawers, que debe asumir su puesto como jefe del Servicio Secreto de Inteligencia británico en noviembre, vio como su propia esposa Lady Shelley Sawers, publicaba tranquilamente fotografías de la familia y alimentó detalles muy sensibles para su seguridad y la de su familia como dónde vive y veranea la pareja y quiénes son sus amigos y parientes. Los detalles pudieron ser vistos por cualquier usuario de la red social.
Que hacer para estar más tranquilos.
La masificación del uso de estas herramientas y su mayor complejidad, hará que cada vez veamos más casos de privacidad, e incluso seguridad comprometida por el uso ligero de las mismas. Si bien es cierto que el usuario debe encontrar un marco en el que sentirse protegido, no está de más recordar algunas medidas básicas de seguridad y privacidad que todos podemos tomar dentro de estos entornos:
Desconfíe de los desconocidos:
Cuando un usuario es nuevo en una red social, l compartir accesos y tener “amigos” cuanto antes. Eso nos lleva a agregar en ocasiones de forma compulsiva, otros usuarios que no conocemos, que no aporta suficientes datos o que identificados bajo un nombre de empresa o producto, desconocemos quien está detrás.
No presuponga:
Ese conocido que le ha añadido, puede no ser realmente él. Procure escribirle para comprobar realmente que es quien dice ser, intente averiguar siempre por defecto, si podría ser un caso de suplantación de personalidad. De ser así repórtelo inmediatamente a los moderadores que actuaran en consecuencia.
Mala suerte;  Créame Angelina Jolie no  le quiere añadir a su perfil
Generalmente está probado que una foto atractiva genera muchos más contactos. Si alguien que desconoce y es sospechosamente atractivo le agrega; desconfíe. Hay miles de perfiles falsos intentando captar accesos de incautos con cualquier fin, los más incautos pican sin cesar. Piense que un acceso a su información personal puede derivar incluso en un problema de seguridad personal.
Los amigos de mis amigos NO son mis amigos:
Es un error frecuente en los usuarios el añadir a gente totalmente desconocida por afinidad con otros “amigos”, es decir por conocer gente en común. Del mismo modo es frecuente que tampoco sean amigos de los mismos y pueda generar en fugas de información.
Crear grupos de confianza:
Muy poca gente lo hace y la mayoría de redes sociales permiten ya poder catalogar niveles de acceso de usuarios. Por ejemplo, un compañero de trabajo posiblemente no queremos que tenga acceso a  fotos nuestras de carácter personal y familiar. Configuremos diferentes grados y niveles de acceso.
Las redes sociales son herramientas útiles y básicas,  y están aquí para quedarse. Usémoslas con cabeza y cuanto antes aprendamos a hacerlo correctamente, mas podremos disfrutar de ellas y seguro que con estas cinco reglas, nos ahorraremos algún disgusto.

España es el segundo país de Europa en el uso de redes sociales, con una penetración del  73% de los internautas según el informe eEspaña, esto quiere decir que 13,2 millones de internautas españoles visitan, como mínimo, una red social todos los meses y en Europa,  solamente somos superados por Reino Unido, con una penetración cercana al 80%.

Las redes sociales tienen muchas ventajas, muchas de ellas muy evidentes, como la de no perder nunca contacto con conocidos pese a cambiar de residencia, trabajo, teléfono, etc… y la posibilidad de compartir espacios de la vida del individuo pese a la distancia, como eventos o fotografías y con la facilidad de poder organizarla para hacerla más accesible a nuestro entorno.  Pero de forma paralela a su crecimiento, las redes sociales alimentan tres fantasmas, que generan sombras sobre su utilización; la privacidad, el uso de datos personales y los perfiles falsos de usuarios.

El creciente problema de la privacidad.

Cabe destacar que cada vez más las redes sociales generalistas como Facebook, o en España Tuenti, se preocupan por mejorar todo lo referente a la privacidad del usuario y permiten poder gestionar y definir el grado de exposición pública del individuo, pero no es menos cierto que hay mucho camino por recorrer y que se echa en falta una legislación ad-hoc que toda red social tenga que suscribir a nivel de privacidad, para poder estar On-Line.

El Real Madrid y el Presidente Obama, no escapan a los errores.

El usuario de las redes sociales muchas veces desconoce cómo utilizar las herramientas de protección o simplemente es descuidado y poco celosos de su intimidad, es en estos casos donde por un manejo indebido y seguramente no autorizado, la información de perfiles pasa a ser de conocimiento público en cientos de web, blogs y foros y escapa de la seguridad de nuestra pequeña red de contactos, quedando seguramente  en muy mal lugar al propio usuario.

Uno de los casos más celebres de fuga de información golpeó de lleno en el Real Madrid hace algunos meses. En la Asamblea del Club se había detectado en documentos gráficos, que decenas de personas que estaban votando como socios compromisarios del Club sin serlo. Obviamente había un fraude, pero ¿cómo relacionarlo con el entorno del entonces presidente Ramón Calderón? La labor de investigación a través de Tuenti y Facebook de varios periodistas de un medio deportivo Español, les llevó a encontrar en el perfil de uno de sus colaboradores,  Nanín Rodríguez de Barutell, las fotos personales de muchas de las personas que, no siendo socios compromisarios, aparecían en las pruebas gráficas ejerciendo el mismo.

Otro caso muy evidente nos llegó tras las últimas elecciones americanas en las que, Facebook dio muchas alegrías a la candidatura del Presidente Obama, pero también llegó a poner en serios aprietos tanto al futuro presidente Obama como a sus colaboradores más cercanos, al hacerse públicas actitudes privadas poco responsables.

Uno de sus  más prometedores y cercanos asesores del actual presidente Obama, el joven Jon Favreau, de 27 años,  que tras una carrera fulgurante se había posicionado como el coordinador de los discursos del entonces candidato, y que fue fotografiado en un sospechoso estado de felicidad temporal, abrazado a un cartel de tamaño real de Hilary Clinton y al que, con una cerveza en la mano la instaba a beber, mientras toqueteaba divertido sus pechos. La fotografía, fue colgada sólo por unas horas en la red social, pero dio la vuelta al mundo y aun hoy se puede ver colgada en decenas de sitios en internet tan solo con introducir en cualquier buscador “Jon Favreau hillary”. Inmediatamente Favreau tuvo que disculparse públicamente por su inaceptable actitud.

Una pequeña fiesta que acabó en desastre.

Pero los peligros de privacidad no sólo pueden llevar a la fuga de información sensible o privada de su contexto y ámbito adecuado, sino que puede verse amplificada al mundo de forma viral, y también la viralidad, concepto intrínseco a la web 2.0 y los social media, puede derivar en un problema de privacidad.

Es de suponer que algo más serio que un simple problema de privacidad debió parecerle a la familia de una joven británica el suceso que les ocurrió hace un año en su villa de Mallorca. La joven, aprovechando la ausencia de sus padres decidió convocar una pequeña fiesta en una magnifica mansión valorada en casi 6 millones de Euros. Que mejor y más rápido que utilizar para ello las redes sociales Bebo y Facebook –debió pensar- , así como un buen argumento viral: “será la fiesta del verano, habrá alcohol y un DJ increíble”. Los resultados de esa enorme y descontrolada acción viral fueron terribles y parecidos a una zona de guerra; televisores arrojados a la piscina, puertas rotas, ropa por el suelo, la intervención final de la policía y joyas robadas por los “invitados” por valor de cerca de 10.000 Euros.

Sin irnos más lejos, hace pocos días la identidad del jefe del espionaje británico fue expuesta en Facebook, detalles clave relativos a su seguridad personal y de las personas que le rodean quedaron a merced de cualquier usuario de esta red.  Sir John Sawers, que debe asumir su puesto como jefe del Servicio Secreto de Inteligencia británico en noviembre, vio como su propia esposa Lady Shelley Sawers, publicaba tranquilamente fotografías de la familia y alimentó detalles muy sensibles para su seguridad y la de su familia como dónde vive y veranea la pareja y quiénes son sus amigos y parientes. Los detalles pudieron ser vistos por cualquier usuario de la red social.

privacidad

Que hacer para estar más tranquilos.

La masificación del uso de estas herramientas y su mayor complejidad, hará que cada vez veamos más casos de privacidad, e incluso seguridad comprometida por el uso ligero de las mismas. Si bien es cierto que el usuario debe encontrar un marco en el que sentirse protegido, no está de más recordar algunas medidas básicas de seguridad y privacidad que todos podemos tomar dentro de estos entornos:

Desconfíe de los desconocidos:

Cuando un usuario es nuevo en una red social, l compartir accesos y tener “amigos” cuanto antes. Eso nos lleva a agregar en ocasiones de forma compulsiva, otros usuarios que no conocemos, que no aporta suficientes datos o que identificados bajo un nombre de empresa o producto, desconocemos quien está detrás.

No presuponga:

Ese conocido que le ha añadido, puede no ser realmente él. Procure escribirle para comprobar realmente que es quien dice ser, intente averiguar siempre por defecto, si podría ser un caso de suplantación de personalidad. De ser así repórtelo inmediatamente a los moderadores que actuaran en consecuencia.

Mala suerte;  Créame Angelina Jolie no  le quiere añadir a su perfil

Generalmente está probado que una foto atractiva genera muchos más contactos. Si alguien que desconoce y es sospechosamente atractivo le agrega; desconfíe. Hay miles de perfiles falsos intentando captar accesos de incautos con cualquier fin, los más incautos pican sin cesar. Piense que un acceso a su información personal puede derivar incluso en un problema de seguridad personal.

Los amigos de mis amigos NO son mis amigos:

Es un error frecuente en los usuarios el añadir a gente totalmente desconocida por afinidad con otros “amigos”, es decir por conocer gente en común. Del mismo modo es frecuente que tampoco sean amigos de los mismos y pueda generar en fugas de información.

Crear grupos de confianza:

Muy poca gente lo hace y la mayoría de redes sociales permiten ya poder catalogar niveles de acceso de usuarios. Por ejemplo, un compañero de trabajo posiblemente no queremos que tenga acceso a  fotos nuestras de carácter personal y familiar. Configuremos diferentes grados y niveles de acceso.

Las redes sociales son herramientas útiles y básicas,  y están aquí para quedarse. Usémoslas con cabeza y cuanto antes aprendamos a hacerlo correctamente, mas podremos disfrutar de ellas y seguro que con estas cinco reglas, nos ahorraremos algún disgusto.

Las Redes Sociales: El nuevo boca a boca para vender más

5 Dias

El pasado día 21 se publicaba en el Diario 5 Dias a página completa un reportaje de Lola Fernández sobre Redes Sociales bajo el título “Las Redes Sociales: El nuevo boca a boca para vender más“.

En este reportaje participamos tanto Cesar Nuñez de Addoor como un servidor, dejando caer nuestra opinión sobre los conceptos de influencia y los cambios que las redes sociales empiezan a crear en los hábitos de promoción, compras y consumo.

Si te interesa el tema puedes ver el artículo en su versión online (más corta) aquí o descargarte el escaneado de papel desde aquí