La lenta agonía del PC (y de Microsoft)

Algunos analistas empiezan a aventurar un cambio de ciclo tecnológico que, en sus primeros síntomas, podría haberse confundido en el contexto de la crisis económica. Como en todos los cambios, en él hay ganadores y perdedores: a medio y largo plazo, se perfila un diferente reparto de las tartas de distribución de ‘software’ y ‘hardware’. Continuar leyendo “La lenta agonía del PC (y de Microsoft)

Usa Kinect en tu próxima aplicación

La mayoría de los usuarios conocemos Microsoft Kinect como un nuevo medio para comunicarnos con una de nuestras consolas preferidas cuando queremos pasar las tardes de verano con los amigos o con la familia. Pero este pequeño dispositivo de detección de movimientos creado para la Xbox de Microsoft es mucho más que un simple joystick. Continuar leyendo “Usa Kinect en tu próxima aplicación

Microsoft, el nuevo competidor

Microsoft acaba de presentar su nueva tableta. A estas horas debe haber cientos de directivos de las principales compañías informáticas multinacionales realizando un plan B para lo que se les viene encima: un cambio de modelo de negocio del gigante de Redmond, al que parece que el software ya no es lo único que le atrae. Ahora también quiere hacerse con su porción de tarta en el hardware. Continuar leyendo “Microsoft, el nuevo competidor

Campo de batalla, tu teléfono móvil

Ese texto es una tribuna publicada en Empresas y Finanzas y puede leerse en pdf aquí.

 

Desde que Google sacó al mercado Android, su sistema operativo para smartphones, parece haberse intensificado la guerra entre las grandes empresas de tecnología. La compañía de Mountain View ya no se conforma con poseer la hegemonía absoluta en Internet, sino que desde que presentó hace dos años el nuevo software gratuito, Android, ya ha obtenido 1.000 millones de euros de beneficios. De continuar con este éxito, la compañía prevé obtener una posición dominante del mercado de la telefonía móvil, como ya ocurre con la web. Antes de que llegara Android los fabricantes tenían dos opciones donde elegir: el sistema de Microsoft, Windows Mobile, o desarrollar su propio software, como hace Nokia.

Con la incursión de Android en este mercado, Microsoft ha perdido una importante cuota de mercado y, como ya le ocurrió en el sector de internet, no parece que lo vaya a recuperar. En la actualidad tan solo el 5% de los smartphones utilizan Windows a nivel mundial, comparado con el 17,7 % que ya funciona con Android. Por lo que respecta a Apple, que lanzó su iPhone en 2007, ha vendido en lo que va de año 14,1 millones de ellos, un 91% más que en el mismo período del año 2009. Si bien es cierto, Apple es un duro competidor dado que el usuario de esta marca suele ser fiel y está siempre alerta de las novedades que lanzan al mercado.

Aun así, en el primer trimestre de este año en Estados Unidos las ventas de teléfonos móviles con Android superaron ya a las ventas de iPhone. Todavía se oyen voces en internet anunciando el posible estancamiento del gigante de internet por sus numerosos frentes abiertos, como la sospecha a cerca de su posición dominante en internet. Pero nada más lejos de la realidad.

Google Inc continúa su expansión y tan sólo en este año ha adquirido 23 empresas, dejando siempre abiertas nuevas fuentes de ingresos. Y es que la compañía no se conforma con poseer el monopolio en Internet. Google quiere monopolizar al propio usuario, quiere hacerse imprescindible en su vida tecnológica y hasta la fecha ya ha llegado hasta el móvil. Microsoft por su parte ha llevado a cabo numerosos intentos por alcanzar al gigante y ha intentado contraatacar a la incursión de su competidor anunciando la creación de la nueva versión de windows mobile 7, aunque el su lanzamiento parecía no llegar nunca dado que sufrió numerosos retrasos y de hecho no ha tenido demasiada repercusión.

Microsoft ya perdió hace tiempo la oportunidad de tener su espacio en internet y ahora va camino de pasarle lo mismo en los smartphones. Si las ventas de Android continúan subiendo, y el resto de las compañías no ponen remedio, tal vez en unos años seguiremos hablando de la posición dominante de Google, pero esta vez en el mercado de los smartphones. Lo que sí está claro es que el campo de batalla está ahora en tu móvil y además parece no haber trincheras.

Evolución de un logo

El tema de escoger un buen logo es bastante complejo. No hay una formula magistral y si es dificil poder encontrar un punto justo. Sobre logos me gustaría sugerir la lectura de un post de hace unos dias de François Derbaix

En Internet tengo 2 sensaciones. La primera es que es un medio que acepta lo sencillo, lo claro, un logo muy claro, muy definido y muy sencillo suele ser lo ideal. Estamos en un medio de consumo rápido.

La segunda sensación es que los logos envejecen antes, ya que en muchas ocasiones se hacen también populares con más rápidez. “Lo que entra bien perdura” y logos de compañías tecnologicas resisten a retoques más frecuentes en el medio offline.

Como ejemplo inicial me gusta mucho esta pequeña muestra de 2 sensibilidades. Son Coca-Cola y Pepsi, 2 maneras contrapuestas de ver el mismo producto y 2 maneras de ver el mundo.

4586

Me identifico con el de Coca-Cola, primero porque estoy totalmente fidelizado y es “mi producto”, pero luego porque su logo es ya un clásico facilmente reconocible. El logo de Pepsi, simplificado en 2008, prometo que no lo había visto en la vida, en parte porque esta marca tiene una especial posición en España donde su mercado es tan pequeño y tan cautivo (restauración con exclusiva forzada, restaurantes participados por ellos etc.) que apenas hacen publicidad en televisión, internet, o revistas.

Además vemos como un logo no debería -bajo mi punto de vista- tener una vida tan corta, la sensación que produce no es buena, Pepsi ha cambiado de logo 3 veces en los últimos 10 años. Ah!, y desde luego en sus inicios, tenía peor equipo de diseño que Coca-Cola.

Me gustaría mostrar la evolución de otros logos, como el de StarBucks, una marca más moderna, en el que podemos ver como la linea gráfica se ha ido definiendo y no ha sido una ruptura radical en ningun caso sino que parece una evolución natural, un limpiar y hacer más sencillo y definido el logo y adaptarse a los tiempos, manteniendo su origen

starbucks-logo-evolutionOtro ejemplo que me parece curioso es Nokia, sus 2 primeros logos no tienen desperdicio y que tu logo desde el punto de vista actual, siendo una compañía tecnologica, sea un pescado no tiene mucho sentido. La evolución es totalmente disruptiva hasta llegar a los 2 últimos logos:

logo-nokia1

Otros casos curiosos como en el Renault, que en 1919 evolucionó de mostrar un coche de la época a un tanque militar

2273842463_b77e33d799

Y finalmente me gustaría añadir 2 clásicos de internet y la tecnología, Microsoft y Google. La evolución de Microsoft parece ir en paralelo a los tiempos y van haciendo un lifting al logo a medida que la marca lo necesita y avanza la sociedad, no ha tenido muchos retoques y parecen lógicos a la época:

logo-microsoft

Y Google practicamente lo hemos conocido todos igual, yo los primeros ni los había llegado a ver nunca en funcionamiento al menos, lo que si creo que ha aportado en cuanto al logo Google es la posibilidad que le da internet de “jugar” con el en momentos determinados para hacer guiños a personajes, y eventos, creando una expectación temporal que no confunde con su logo original, llama la atención sobre la marca y que le permite tal vez “envejecer” mejor.

evolucionlogogoogle1
evolucionlogogoogle21evolucionlogogoogle3

evolucionlogogoogle41evolucionlogogoogle51evolucionlogogoogle6evolucionlogogoogle72evolucionlogogoogle81

Guerra Google – Microsoft, En la Gaceta de los Negocios

La semana pasada Miguel Rubio, de La Gaceta de los Negocios, me preguntaba sobre mi opinión sobre la guerra de facto Google – Microsoft que supone la aparición de Google Chrome OS. El reportaje que se publicó en web y papel el pasado día 9 puede consultarse aqui

Si prefieres descargarte la versión papel, está aqui disponible.

Google Chrome OS: El asalto de Google

(Tribuna publicada el 10 de Julio en el Diario 5 Dias, puedes acceder a la versión original online desde aqui)

Puedes descargarlo en pdf aqui

Con nocturnidad y alevosía, como el que sabe que traspasa ciertos límites hasta ahora vetados, Google anunciaba su sistema operativo basado en Linux, que con el nombre de Google Chrome OS, cuyo código será liberado a finales de año, estará disponible para el gran público a mediados de 2010. No podemos pasar por alto la trascendencia de esta noticia, no sólo porque supone de facto una declaración de guerra entre ambas compañías, sino por las repercusiones que tendrá en el usuario final.

En el escenario conocido hasta la fecha, el mercado de los ordenadores portátiles está copado por los distintos sistemas operativos de Microsoft, representando un monopolio de facto con un 96% de cuota de mercado. Ahora, Google pretende revertir en pocos años esta situación, presentando Chrome OS como un sistema operativo especialmente rápido, basado en código libre y diseñado para equipos portátiles, el único segmento de mercado de PC en continuo crecimiento, atacando así uno de los ingresos clave y recurrentes que aún le quedaban a la compañía de Bill Gates y en los que se basa para financiar sus aventuras, generalmente fallidas en los últimos años, dentro de internet.

La trascendencia de este movimiento estratégico se asemeja a la potencia de un enorme tsunami, que no por anunciado dejará de arrasar con todo a su paso y hará tambalear los cimientos de Microsoft. Es posible que este movimiento sea el principio del fin del monopolio que ha ejercido el sistema operativo Windows durante más de 15 años.

En primer lugar, los fabricantes de hardware esperaban la noticia deseosos de tener una alternativa al trato monopolístico de Microsoft en los últimos años, en el que se han visto forzados ante la falta de alternativas a cumplir una a una todas las exigencias del gigante de Redmond. Hasta la fecha las alternativas de código libre no tenían interés comercial para ellos, ni apenas demanda por parte de los usuarios. Ahora eso cambia, Google aporta una imagen de marca y garantías incontestables, un sistema operativo nuevo, basado en conceptos de cloud computing y todo ello… a coste cero.

Y por si no fuera suficiente, a buen seguro Google ya prepara un plan estratégico con acciones de revenue share, para estimular e incentivar a los fabricantes a dar el paso y basar sus productos en el nuevo Chrome OS.

El usuario final tendrá un beneficio inmediato, al prescindir el fabricante del equipo del costo del sistema operativo Windows, que se puede repercutir en una reducción del precio rondando un 10%-15% de un equipo portátil.

Microsoft queda a expensas de jugar dos últimas cartas. En primer lugar, una política de reducción de precios sobre su sistema operativo como vía de minimizar el problema, y en segundo lugar confiar en la hasta ahora alta dependencia del usuario de ejecutar los programas diseñados para PC, cosa que no podrá hacerse bajo Google Chrome. Sea como sea, la guerra total ha empezado, y cada usuario debe tomar partido.

¿Hablar de Chrome?. Menudo coñazo: Pues va a ser que no

Esta mañana un buen amigo me preguntaba sobre mi opinión sobre el navegador de estos pobres chicos emprendedores de Dios, que casi parecen una ONG, y se sorprendía que no hubiera publicado nada en mi blog.

Francamente no tengo ningún interés en comentar nada sobre este tema; es problema de Google Inc y su departamento de prensa; su navegador puede que me guste, que no o que todo lo contrario, ¿y qué?, pero lo que me sorprende cada vez más, -y del mismo modo me intimida- es el poderío de Google como cabecera, como marca que decide y organiza la agenda en Internet en cada momento, ponen sobre el tapete de qué se habla, cómo se habla y todo ello sin apenas invertir en comunicación ni publicidad. Son los amos.

Para mi lo sorprendente no es que Google lance ahora un navegador; siempre he pensado que acabarán lanzando hasta tostadoras.  Ya sé que pensando así, debo ser “un perdido“, pero a mi ya me cansa esta política de lanzamiento constante de cosas que vienen a salvar nuestras vidas (pero estos tipos; ¿no acabarán agotados?). Jamás han lanzando un producto con vocación comercial, es decir, para ganar dinero u obtener información y/u otros beneficios empresariales; estos chicos son una ONG que trabaja por nosotros, sólo intentan revolucionar y mejorar el mundo y  intentar indexar el conocimiento humano : son cool (música de violines de fondo, please).

Me divierte ver como la palabra “chrome” se ha puesto en boca de todos en el momento que lo han decidido, insisto, con una nota de prensa, sin necesidad de una campaña a nivel mundial ni nada parecido (ver gráfico evolución de technorati).

Las campañas de sus productos a Google se las hacen –gratis por supuesto- todos los medios de comunicación del mundo. Un chollo; una evidencia del poder de marca y capacidad de intimidación de una cabecera que con cada movimiento acompleja a su competencia.

Eso sí, creo que al menos podrían haber registrado el dominio, aunque sólo sea por no repetir el ridículo y haber aprendido de lo que pasó con www.adsense.com dominio que en su día no registraron (¿para qué?, ni que fueran a lanzar un servicio llamado Adsense, y que pudiera funcionar… ) y tuvieron que comprar años después de lanzar el producto a un intermediario, después de que una pequeña compañía AdSense Consulting Inc, que ahora usa www.adsense2.com lo vendiera tras tenerlo registrado desde 1996. El caso fue sonado y divertido, ya que a esta empresa literalmente la hundió el exceso de tráfico y costes operativos desde que Google lanzó Adsense. Al parecer por medio del whois recibían más de 100 llamadas de teléfono diarias relacionadas con el dominio. En primer lugar pensaron en…. ¡darse de alta en adsense para rentabilizar ese tráfico! Y, ¿paradojas? de la vida Google no aprobó su cuenta. Decidieron entonces ya en 2004 ofrecerle el dominio a Google por email, y Google no estaba interesado en comprarlo independientemente del precio ¿? Finalmente lo vendieron a un broker en 2005 y el dominio estuvo durante años mostrando un divertido y vergonzante mensaje “If you think you can get rich quick placing other people’s ads on your site or blog, please contact Google who has taken and used our business name without permission or compensation.” Total, a día de hoy el dominio es de unos tal Google Inc. que lo compraron en Noviembre de 2006, más de 4 años después de lanzar el servicio de publicidad contextual.

Pues aquí casi podría pasar casi lo mismo: Chrome.com es propiedad de una empresa de Portland (USA)  dedicada a la automoción que aun está alucinando viendo cómo se ha disparado su tráfico de la manera más tonta como se puede ver en este gráfico de Alexa. Ahora posiblemente estén pensando en vender el dominio. Sólo aparcándolo con publicidad posiblemente consigan mucho más negocio del que tenían hasta el momento.

Lo más tremendo de toda la historia es el poder acumulado en una compañía para poner en la agenda de millones de personas sus productos, con sólo publicar una nota de prensa. El poder de generar expectativa sobre cualquier tipo de lanzamiento comercial como este y de transmitir la percepción de que no es un producto; sino es EL producto y lograr transmitir la percepción de que no lo hacen por ellos; lo hacen para ti (de nuevo los violines).

Realmente a mi que lancen esto o lo otro me parecerá más o menos importante, y tampoco es relevante lo que piense de sus productos para nadie, lo sé, pero lo que me llama la atención  es que una compañía privada está literalmente monopolizando internet. Por cierto lo que si han lanzado estos días, es un satélite dentro de una nave espacial militar americana.

Desde hace al menos 3-4 años todo lo que funciona, y no es de Google se compra (ejemplo YouTube) o se intenta copiar para fagocitar ese mercado (Wikipedia, Firefox) y veremos que viene luego. Es una posición dominante al menos inquietante. Personalmente me gustaban más cuando eran un buscador y poco más.
Por supuesto algunos de sus productos son maravillosos y han marcado un antes y un después; El propio Google.com, Google Maps, o Gmail son magníficos y utilísimos productos.

Pero no logro quitar de mi memoria los juicios anti monopolio, en USA y Europa, contra Microsoft por intentar utilizar su posición dominante en el mercado de los sistemas operativos para introducir el resto de sus productos machacando la posibilidad de competencia. ¿Acaso Google no está haciendo lo mismo? Mi opinión es que sí, pero de una manera mucho más cool.

Desde Google Inc.  han empleado la misma táctica colonizadora, “en una mano una zanahoria y en la otra un palo”. Y les funciona muy bien y cientos de miles de usuarios son google-fans y están contentos. Microsoft pasó los 90 con el palo en una mano y en la otra otro palo, olvidaron la zanahoria, y así les ha ido. En Internet: Microsoft rest in peace.

¡Felices 10 años Google, que se cumplen en unos dias! Veremos como envejecéis, y dentro de otros 10 años veremos si aprendisteis de la lección que se llevaron en su día vuestros primos de Microsoft.

El ahorro energético e internet

Parece activo nuestro flamante ministro de la Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, al menos más activo que cuando se le conocía en Madrid como el candidato a Alcalde Miguel Sevaahostiar (con perdón), tanto que hace unos días presentó un interesante plan de ahorro de energía. Este plan que se desarrollará entre 2008 y 2011 prevé una inversión de 245 millones de euros que se destinará a disminuir el consumo de los combustibles fósiles y fomentar el ahorro energético sobre todo en el transporte.

Es interesante pensar cómo incidirá esta crisis energética en el futuro de Internet. Un ordenador consume algo de energía aún estando apagado, y el promedio de consumo de energía es por equipo lo que gasta una lámpara pequeña (unos 200w), con lo que podríamos afirmar que los gastos ocasionados por el uso de un equipo son mínimos comparados con otras aplicaciones que utilizamos en la vida diaria. Aunque como curiosidad debemos conocer que los MAC gastan más.

Las empresas dedicadas al hardware presentan cada vez más equipos que tienen en cuenta el ahorro energético, fabricantes como Hewlett-Packard lanzaron hace un tiempo un sistema que permite ahorrar en tu equipo el equivalente a lo que consumiría una lamparita de 75 watios encendida durante todo un año. Dell lanzó una línea de Energy Smart que reduce entre un 30 y un 50% el consumo de  PC de ordenadores de escritorio y servidores web. Empresas como Intel ingresaron en el Chicago Climate Exchange y se comprometen a disminuir las emisiones de efecto invernadero a un 6 por ciento como mínimo para el 2010.

En Junio de 2007 se lanzó el Climate Savers Computing Initiative, una iniciativa que reúne a Dell, Electronic Data Systems Corporation, Dios, HP,  Intel Corporation,  Lenovo y Microsoft. Estos gigantes tienen como compromiso reducir al 50% del consumo de energía de los ordenadores. En cifras esto sería reducir a 54 millones de toneladas de petróleo por año, lo que significaría un ahorro de $5.5 billones de dólares en costo energético (y nosotros mientras en España, planeando regalar una bombillita de bajo consumo por usuario en 2009 y 2010 :-D)

Más allá del compromiso que puedan tener la mayoría de las compañías que producen hardware o software, las empresas en general que utilizan gran cantidad de equipos informáticos tienen la necesidad de refrigerar complejas estaciones de trabajo y esto conlleva un alto grado de consumo energético. Es decir, no sólo es importante que se baje el consumo de los sistemas informáticos sino que además,  es sumamente importante que los aires acondicionados destinados a refrigerar los equipos ahorren energía o bien se desarrollen equipos que requieran menos refrigeración.

Hoy en día ya hay en el mercado portátiles que consumen cada vez menos, como el modelo lanzado el año pasado por OX.  Los móviles han mejorado sus baterías, tienen un promedio de carga de 3 horas pueden llegar a durar días, dependiendo del uso que hace del equipo. Nokia tiene una línea de baterías con alarmas para alentar a los usuarios a desconectar los cargadores una vez que están cargadas. Hay iniciativas de empresas como Orange para recargar con el movimiento corporal las baterías de los teléfonos móviles, o el ejemplo de Apple que pronto lanzará al mercado un Ipod y posiblemente Iphone que se recarga con un pequeño panel solar.

Estas iniciativas están bien, pero el compromiso final recae siempre en los consumidores. Somos nosotros los que debemos tomar conciencia de la energía escasa que hay en el planeta, y en países como España, de la debilidad socio política de depender energéticamente de manera dramática del exterior. Así, evitaríamos giras triunfales de pseudo-dictadores tipo Hugo Chavez que encima se hacen un lavado de imagen en nuestro país “ofreciéndonos” petróleo barato por 100 años.

¿Cómo podemos nosotros poner nuestro granito de arena? Hay algunas cosas que podemos aportar en nuestro día a día:

– Evitar el modo standby: Los aparatos en standby no están apagados y consumen un 15% más.

Uso responsable de los aparatos: Utiliza el modo suspenso o hibernación en tu portátil, no lo dejes horas y horas encendido sin sentido.

– Baterías: hay que utilizarlas de forma correcta y optimizar su carga para ayudar en el ahorro energético. Recuerda la importancia del ciclo de carga-descarga inicial, procurando dejarlas cargándose un par de horas más después de haber completado la carga y fomentando que la descarga sea rápida.

– Desconectar los cargadores: Cuando no uses el móvil, no dejes conectado el cargador. Cuando este cargado tu móvil, cámara, pda etc: desconéctalo.

…Y Dios creó Google Trends (for websites)

Leo hace pocos días que Dios nos ilumina ahora creando Google Trends para Websites una especie de Alexa, muy mejorado, y con unos datos más fiables.

Nadie puede negar a los chicos de Google Labs la gran cantidad de proyectos que son capaces de asumir a la vez y los desarrollos que pueden llegar a ofrecernos. Pero hay veces que con toda franqueza me pregunto, ¿pero y para qué?  … Me empieza a molestar sobre manera el control y dependencia que Google, en base a estas y otras herramientas y programas, o incluso su Analytics, Adsense, o su propio buscador ejerce sobre mi y sobre mis compañías. Tengo la sensación y cuantas más pruebas realizamos también ciertas certezas (algún día las contaré en detalle), que esta compañía sabe demasiado de todos, dependemos cada día más de ella y ellos actúan demasiado en consecuencia sobre nosotros.

Me molesta mucho que esta herramienta esté disponible para CASI todos… Google medirá y dará datos, con mayor o menor acierto de todos los webs del mundo…. excepto según explica El Pais los datos de sus propios sitios como acertadamente indicaba Blas García Martin recientemente. Google dará tus datos, pero no los de sus servicios como el Buscador, Picasa, You Tube o Orkut, ya que según nos explican en un comunicado oficial “Nuestra política es no facilitar pistas sobre nuestras finanzas internas, y decidimos no publicar cifras de Google de acuerdo con esta política”. Es decir, su política es dar datos tuyos quieras o no y de sus rivales, pero no los suyos propios, ellos están por encima del bien y del mal, no tienen intención alguna de predicar con el ejemplo y este es un servicio universal, para todos excepto para ellos, que son los que mandan.

Soy un fan de Google desde que se creó, de hecho una de las primeras cuentas de Adsense que llegaron a España nos la ofreció de forma directa y personal Kristen Jeppssop desde la Sede Central de Google Inc en diciembre de 2003; la prehistoria de ese programa publicitario. Aun la conservamos y utilizamos. No me preguntes muy bien el motivo, pero en aquel momento, yo que había odiado la tomadura de pelo de las campañas de pago por click, no lo dudé ni un momento y empezamos a trabajar juntos. Y estamos encantados de haberlo hecho, aunque las cosas ya no funcionan igual y eso será tema para otro post.

Pienso de verás que Google se ha hecho demasiado grande, y tiene demasiados intereses creados en todo. Algunos de nosotros conocimos y colaboramos estrechamente en los años 2003-2005 con otra compañía, mucho más dinámica, mucho más ilusionante y mucho menos ambiciosa que ésta. Mirando ahora atrás, me río y recuerdo con cierta nostalgia cuando a finales de los 90 muchos la tomábamos con el afán monopolista y dominante de Microsoft (Mocosoft) y en España en menor medida de Teléfonica (Timofonica). Que tiempos, hoy en día, versus la que se nos viene encima, esas compañías son casi hermanitas de la caridad, porque si tienes una empresa propia, usas Adsense, Analytics y recibes tráfico en un % importante del buscador, a lo mejor a estas alturas te empiezas a dar cuenta de que no eres tan independiente, sino que, te guste o no, a lo mejor sin saberlo eres un empleado de una compañía con sede en Montain View, California. ¿Lo dudas?, pero si ¡hasta te han impuesto su email corporativo @ Gmail !