Sexo, mentiras y trailers de video (o Habitación en Roma)

Ayer fue una tarde curiosa. De vez en cuando salen así, que le vamos a hacer.

No me interesa demasiado el bonitamente subvencionado mundo del cine, aun así tenemos un blog temático de películas que se centra en este mundo (que desconozco profundamente, por eso lo que viene a continuación sean divagaciones sin sentido).

El cine en España recibe “caramelos” de todo el mundo; de las televisiones, del Estado… es el triste espejo donde en ocasiones se mira la industria de la música, que siente envidia el dinero público que entra al cine y al grito de “la música (también) es cultura” intentan hacer lobby para forzar una situación similar en la que reciban caramelos de papá Estado. Al tiempo, lo conseguirán.

A mi no me gustan las subvenciones, entiendo el razonamiento de que posiblemente sin ellas no hubiera cine español, y me da lástima que así sea. Hay muchos puestos de trabajo en juego y comprendo perfectamente que hay que defenderse, pero tampoco puedo evitar pensar, de forma malévola y con una medio sonrisa en la boca, que sin esas subvenciones nos hubiéramos ahorrado bodrios patrios de enorme calibre que hemos pagado indirectamente todos. Generalmente Amenabar, Almodóvar o directores que tienen éxito, nos gusten más o menos no las necesitan.

A este respecto, en twitter se entabló hace meses una discusión, que cerró con un rotundo y muy recomendable post Gonzalo Martin que recomiendo leer en respuesta a mi incredulidad al plantear que películas que, como “los fantasmas de Goya” cuesten 16 millones de Euros, y obtienen una subvención de 1 millón de Euros, para luego, en taquilla recaudar 1,5 millones. Extraña circunstancia, de perder más de 15 millones de Euros, que Gonzalo aclaraba en su post

Sin ánimo de entrar en ese debate de nuevo, si diré que el año pasado por primera vez las subvenciones al cine español superaron a la recaudación de las películas en taquilla, y que uno de cada dos euros invertidos en hacer cine español lo pagaban indirectamente los contribuyentes

Pero bueno, al tema que me lío.

Parece ser que se ha filtrado en internet un tráiler de la última película de Julio Medem llamada “habitación en Roma” y que nos hacíamos eco de ese tráiler en películas.info hace 2 días. Hasta ahí todo normal -o casi-, esto de las filtraciones siempre se pone entre paréntesis… Fotos fantasma de coches de prototipos de motor son filtradas por las propias marcas para hacer ruido en el 90% de los casos, los rumores 2 meses antes a un lanzamiento de Apple son filtraciones para caldear el ambiente desde allí… la filtración es el primer capítulo de la publicidad viral, muchas veces hemos tenido ofertas para recibir algo filtrado por parte de anunciantes y agencias de comunicación … por lo que un tráiler robado de una película (no creo que los GEO hayan entrado en el estudio, ni la mafia quiera vender el tráiler en el mercado negro) , parte obviamente,de forma intencionada o no del entorno del director, estudio o productora.

Hasta ahí todo normal, te llega “la filtración”, no preguntas y la pones, todo es un juego.

La pelicula es esta:

El vídeo había tenido 17.000 visionados en pocas horas, esta mañana eran ya más de 45.000, normal en mi opinión, por la temática de la película de corte erótico con una actriz muy mona y conocida en España (Elena Anaya). Yo, que he visto el tráiler, como a estas horas todo quisqui, no dudo que esta película si la va a ver mucha gente, y además eso espero ya que es una película hecha con esa intención, lejos de otros muchos bodrios sin sentido que se hacen para trincar la subvención de turno a sabiendas que no interesan y nadie las va a ir a ver. Vamos que no es un caso como:

«Mia Sarah», de Gustavo Adolfo Ron Zorzano. Su recaudación fue de 256.557 euros, y la ayuda de 598.048. No superó los 330.000 euros en la taquilla
o
La animación «Cristóbal molón», de Íñigo Berasategui y Aitor Arregui. Recaudó 121.875 euros y obtuvo una subvención de 448.434, es decir, más del triple de su taquilla

Este tema, este director, estas actrices y en definitiva esta película te gustaran más o menos, pero es una película de verdad, hecha para ganar dinero y no para comerse la ayudita, y aunque sea sólo por eso, espero que le salga bien a Julio Medem.

Ayer a las 19.30 recibí un par de emails, que me dice mi abogado que no califique como amenazantes, y tal vez por eso para su tranquilidad cuando lea esto, le recordaré que eran amenazantes 😀 en los que los abogados de la productora (bueno o eso decían ser en el email, yo no lo se), nos amenazaban con el fuego eterno si seguíamos “albergando un tráiler” (joder, yo creía que los tráiler se hacían para eso, que circulen y promocionen películas!!), que había sido “sustraído del estudio de forma ilegal” (coño, pues proteger vuestras cosas de los GEO!!), y que si no “actuábamos con rapidez, seriamos responsables al amparo de la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información.” “Que estábamos haciendo un enorme daño a director, actrices y productora” bla bla bla. Vamos, que nos meterían un paquete y nos iban a excomulgar. Que amables.

Joder, de cine se poco, y de leyes menos. Aun así quise llamar a estos amables señores, a explicarles que confundían ¡albergar un contenido” con enlazarlo! (estaba en dailymotion y nosotros usando un embed code), y a decirle que, hombre, si querían que no se viera, que llamara a Paris a los chicos de DailyMotion y que lo quitaran, así, nosotros y otros tantos blogs dejaríamos de mostrarlo, y punto y final, le expliqué que estaban confundiendo “enlazar” con “hospedar” etc. La conversación fue breve, unos segundos porque es lo que tiene cuando a uno le gritan de forma nerviosa por teléfono, y le tratan mal, que al final manda al otro al carajo y cuelga el teléfono y dice “hala pues no lo quito, y que se jodan”. Literal.

No puedo dejar de ver paralelismos con el periodismo en este caso. Imaginemos que trabajamos en un periódico y no sólo tengo protegida por ley mi fuente, sino que nadie se le ocurre amenazarme a mi porque alguien me haya filtrado nada. Las “amenazas”, si es que se pueden llamar así son normalmente trueques, intercambios, y suelen ser de guante blanco, más sutiles. En internet ocurre, que los propios abogados desconocen profundamente la ley, el sector y siempre creen que al otro lado están unos chavalillos de 17 años acojonables a la primera de cambio.

Curiosa situación. Al final, a la hora y media tras mandarnos al carajo, recibo un email más tranquilo en el que parecían entrar en razón y ya no me sentía amenazado por el fuego eterno de la ley Ley 34/2002 –un alivio que me tenia en un sin vivir-, me decidí y quité el tráiler, que por cierto, se sigue viendo en DailyMotion, vamos, lo enlazaría pero igual me meten un paquete de nuevo.

(Memorandum: mis abogados se están haciendo mayores… muy blandos, ya no les divierten los líos, me pidieron que lo quitara… ya se lo he dicho hoy por email: tendré que dejar de recomendarles o buscarme otros más guerrilleros) .

Esto nos lleva a preguntas trascendentes:

– Si haces un tráiler esperando que se vea. ¿joder, porque no aprovechas y que se vea?

– Si lo retiras y el mes que viene quieres invitarnos a la premiere, o que lo pongamos y yo, que tengo memoria de pez, pero más que suficiente en este caso, me acuerdo de las amenazas y tono de tus abogados. ¿Por qué lo debería poner?. ¿Hoy te presiono y provoco y mañana somos amiguetes?

– Un tráiler como este, por la temática obviamente no puede salir en televisión integro o al menos no en horario de protección infantil, muchas cadenas no lo aceptarán. ¿No ha podido pensar alguien que su éxito está en internet para tener enorme difusión?

– En las cartas de los abogados nos hacían ver que estábamos “perjudicando a las actrices”. Hombre, si las perjudicaba estar en esta película, no haberla hecho ¿no?

Conclusión. Espero que la película sea un enorme éxito para Julio Medem y su gente, pero también espero entiendan que ciertas formas, ciertos tonos y ciertas actitudes de sus abogados, pueden enemistarles con la gente que luego ayuda a difundir sus películas –los chavalillos de 17 años de antes-.

Es absurdo e irrespetuoso, estar de bronca y amenazar al que luego el mes que viene “se tiene que trabajar” literalmente tu agencia de comunicación.

Creo en una sociedad diferente. Una llamada de teléfono, 30 segundos y estoy seguro que los 2-3 blogs que lo habíamos puesto hubiéramos entendido, accedido a la petición y pudiéramos habernos tomado un café y haber hecho cosas juntos para promocionar la película en semanas y a lo mejor hasta nos hubiéramos echado unas risas.

Ahora, es posible Julio, que tu propia gente te lo haya puesto más difícil.

Suerte de todas maneras. A mi el tráiler, me gustó

Puedes seguirme en Twitter

La SGAE supera a Hacienda como la entidad más odiada por los españoles

Casi me da hasta un poco de pereza hablar de la SGAE; me parece fácil y hasta un recurso de manual de conferenciante de tres al cuarto:Si algo falla, métete con la SGAE, te meterás el auditorio en el bolsillo, … y ellos ya están más que acostumbrados“.

Acostumbrados o no, la verdad es que son tremendos y voraces. A la gente le rebota su prepotencia, el canon digital, su chulería legal y como actúan como John Wayne en el Salvaje Oeste, el resto de las personas del mundo son los indios, y eso si, los hombres de Teddy van acompañados de una enorme corte de abogados.

(Me encantaría saber que costo tiene para estos chicos los servicios jurídicos propios y externos, deberían dejar parte de ese presupuesto para comunicación, para intentar mejorar su imagen, pero parece que este punto para ellos no tiene interés).

A mi, entendiendo las diferentes sensibilidades, lo que más me molesta es que se crean, y lo peor, que de facto en ocasiones sean, la “ley y el orden”, eso me parece de verdad intolerable y en muchas personas en España ha calado la percepción de esta organización como una parte del sistema, no como una organización privada sino como parte de la administración. Vamos, que si llaman al timbre de casa y son la SGAE que quieren ver tu cuarto, hay gente que puede pensar que debe dejarles entrar, como si se tratará de la misma policía con una orden judicial en sus manos.

Pese a todo esto, entiendo que hay un problema de derechos de autor, y entiendo que el Gobierno esta intentando solucionarlo con modificaciones en la ley de Derechos de Autor existente.

Es un tema complejo del que una parte del problema es la SGAE. Su voracidad hace que el cruzar ciertas lineas tenga un aliciente más, un aliciente de rebelión y confrontación contra lo injusto y un pensar “que se jodan”. Lo malo es que al final, también pagan justos por pecadores y es tremendamente difícil encontrar el punto medio entre los abusos de la SGAE y cuando los usuarios ya que nos dan la mano nos tomamos el brazo.

Sea como fuere, en el Estudio de Hábitos de Internet de Ocio Networks hemos querido preguntar sobre la SGAE, sobre los derechos de autor y de propiedad intelectual, sobre los contenidos audiovisuales, cine, música, tv…

En primer lugar, la percepción de la SGAE como garante de los derechos de autor hasta lo extremo les coloca en una posición histórica en la democracia en España. Generalmente siempre la organización de peor percepción por parte de la gente ha sido la dolorosa; la Agencia Tributaria. Esto ha quedado atrás y la SGAE se convierte para un 59,9% de los encuestados en la marca más odiada de España, seguida muy de lejos por Hacienda (14%) y Telefonica (12,8%)

1odiada

Lo que me parece muy interesante es analizar el resultado de la percepción de la SGAE en 2 grupos diferentes de internautas. Los que descargan música, y no están dispuestos a abandonar este hábito, o los que además de descargar música declaran comprar (en CD o en formato digital) música de sus artistas favoritos. Es ahí, donde vemos que la imagen de la SGAE es peor en el grupo de usuarios que si está dispuesto a pagar por el consumo de música, y es ahi donde se ve claramente el daño que algunas actitudes están haciendo al sector. De los internautas que están dispuestos a pagar por el consumo de música, la percepción negativa de la SGAE sube hasta casi un 70%

2-percepción

Sobre el canon digital, un 86,1% de los internautas considera que el canon digital es injusto, sin embargo, sólo un 56% lo suprimiría, una idea más extendida entre los encuestados de 21 a 40 años. Son los menores de 16 años (con un 33,2%) los que en mayor medida consideran que el canon digital es justo. Porcentaje que también es superior a la media española entre los jóvenes de 16 a 20 años (con un 22,3%). A partir de los 21 años, la opinión sobre la justicia del canon es más homogénea, pues sólo alrededor del 10% de los encuestados considera que se trata de una medida justa.

Por Comunidades Autónomas, llama la atención el caso de La Rioja, donde sólo un 58,8% de los encuestados lo considera injusto, muy por debajo de la media del resto de España.

3

Y aquí el detalle de lo que antes hablaba, casi un 22% de la población cree que la SGAE es un organismo público y no una entidad privada. Entiendo que eso es una deducción hasta casi lógica si se sigue en los medios de comunicación como en ocasiones actúan con los derechos de la sociedad civil.

Llega incluso a existir una opinión mayoritaria (85,9%) a favor de medidas para limitar el poder de la entidad. Ya que, además, la gran mayoría de los internautas (90,3%) considera que la SGAE ha llegado a abusar de ciudadanos y entidades.

En cuanto a las descargas de música y películas a través de Internet, un 47,8% reconoce bajarse música pero también la adquiere de forma reglamentaria, mientras que un 56% de los encuestados se descarga películas de la Red al mismo tiempo que va al cine habitualmente.
Por otro lado, un 42,9% de los encuestados estaría a favor de la creación de una entidad pública de defensa de los derechos de autor. A pesar de que los internautas de 21 a 40 años son los más críticos con la SGAE y el canon digital, son los que más apoyarían, junto al colectivo de 41 a 50 años, la creación de una entidad pública de defensa de los derechos de autor. Mientras que apenas un 35% de los más jóvenes crearía una entidad de este tipo si estuviera en su mano.
Puedes ver el estudio completo del Canon Digital aqui:
Pagar por consumo de música:

En cuanto a la disposición de los usuarios por el consumo de música en Internet, un 62,8% de los encuestados se muestra en contra. Por segmentos de edad, se observan grandes diferencias entre los mayores y menores de 21 años. Entre los internautas de 20 años o menos, ni siquiera uno de cada cuatro estaría dispuesto a pagar por el consumo de música, mientras que dicho porcentaje llega casi al 50% entre los 31 y 40 años.
Los internautas que sólo descargan están menos dispuestos al pago por su consumo a través de la Red. Mientras que entre los usuarios que acceden a la música con descargas y streaming están mucho más dispuestos al pago a través de Internet.
a1
Pagar por consumo de cine:
El cine historícamente se defiende mejor de las descargas y aguanta mejor el tipo que el sector discográfico.
Un 56% de los encuestados descarga peliculas y ademñas va al cine, un 29% sólo va al cine y un 14% sólo descarga películas sin acudir a los cines.
a2
Pagar por consumo de Tv en línea:

El rechazo al pago por el consumo de televisión a través de la Red es aún mayor que en el caso de la música, pues un 77% no estaría dispuesto a pagar.
Otra diferencia adicional respecto al caso de la música es que las diferencias por edad son mucho menores. En ningún tramo de edad se llega al 30% de disposición de pago, lo que refleja un rechazo mucho más unánime de los internautas al pago por el consumo de televisión que al de música.
Por otro lado, los no usuarios de redes sociales son los menos dispuestos a pagar en Internet por el consumo de TV (sólo el 17% estaría dispuesto a ello). Mientras que entre los usuarios de redes sociales la disposición se sitúa en torno al 25%.
a3
El estudio sobre cine, música y tv lo puedes ver aqui:
Un 86,1% de los internautas considera que el canon digital es injusto, sin embargo, sólo un 56% lo suprimiría, una idea más extendida entre los encuestados de 21 a 40 años. Son los menores de 16 años (con un 33,2%) los que en mayor medida consideran que el canon digital es justo. Porcentaje que también es superior a la media española entre los jóvenes de 16 a 20 años (con un 22,3%). A partir de los 21 años, la opinión sobre la justicia del canon es más homogénea, pues sólo alrededor del 10% de los encuestados considera que se trata de una medida justa.
Por Comunidades Autónomas, llama la atención el caso de La Rioja, donde sólo un 58,8% de los encuestados lo considera injusto, muy por debajo de la media del resto de España.

La semana en Ocio Networks (25 de Abril)

Trabajar por Internet para ganar dinero extra por Femenino

Estado del deshielo de los polos por Ecologismo

Los 10 mejores bikinis del cine por Películas

Exposición fotográfica y literaria de Madrid por Fotografías

Concurso Internacional de Pintura Homenaje a Rafael Zabaleta por ArteSpain

Dieta para ejecutivos por Nutrición

Embriones congelados para fecundación in vitro por Bebés

Mercedes-Benz E Coupé, en vídeo por Motorspain

Aborto: ¿cómo es? (II) por Sexología

¿Qué es la caza deportiva? por Deportespain