¡No limitéis a los niños!

Hay una escena que tiende a repetirse en mi vida últimamente con relativa frecuencia. Soy invitado por alguna cámara de comercio, asociación de empresario o Administración local a dar una charla sobre mi experiencia personal, tanto de emprendedor como de inversor privado. Allí suelo encontrarme con políticos y, por lo general, intercambio algunas palabras con ellos. Continuar leyendo: ¡No limitéis a los niños!

Deja un comentario