Ganarse la vida

Os dejo con la última tribuna publicada en La Gaceta de los Negocios el día 14 de agosto.

Es habitual escuchar frases como “me gano la vida como puedo”, o simplemente “hay que ganarse (o buscarse) la vida”. Son frases hechas que nos acompañan y que forman parte del paisaje. No las comparto. La vida ya te la has ganado, el simple hecho de estar aquí ya hace que tengas todas las obligaciones y derechos que tenemos los demás. El matiz está en que lo que hay que ganarse no es la vida, sino, en todo caso, una buena vida. Eso ya no es tan fácil, todas nuestras decisiones, tanto las personales como las profesionales, van a determinar hasta qué punto y de qué manera nos pintamos a nosotros mismos en el mapa actual.

En deinitiva cómo podremos buscarnos y ganarnos la vida. En medio de lo que aún es una intensa crisis económica que nos engulle, esa necesidad de sobrevivir llega a ser un desesperado grito al vacío. Una de las salidas profesionales a esta situación es el lanzarse a buscar oportunidades en primera persona, emprender un negocio, pero en el contexto actual esto llega a parecerse demasiado a “la carrera de la rata”, que retrata en sus libros Robert Kyosaki. Aumenta nuestra desesperanza el tener la intuición de que se trata de un esfuerzo que cae en saco roto, un ejercicio inútil y vacío ya que, busquemos la solución que busquemos, el terreno patrio no está abonado y no responde a nuestras expectativas.

Recuerdo que no hace tanto tiempo, en el año 2006, el 90% de los emprendedores que había en nuestro país era vocacionales, muchos de ellos querían simple y llanamente comerse el mundo. El panorama ha cambiado, a día de hoy la mayoría de emprendedores lo son por necesidad, no por vocación, y no están preocupados por conquistar el mundo, sino más bien de poder pagar la hipoteca el mes que viene. Cuando regeneremos este ecosistema, cuando España logre que aparezcan un millón de nuevos iniciadores, veremos revertir la más triste de las estadísticas; la del número de trabajadores autónomos (¡poco más de tres millones de personas en un país de 47 millones de habitantes!).

 

3 opiniones en “Ganarse la vida”

  1. Buenas tardes Alejandro,

    Acabo de ver que me has agregado en Twitter y he decidido explorar un poco tu web. Aún no he leído tu libro pero lo tengo en lista de espera, tengo ganas. Tras leer tu post he recordado ”El Libro Negro del Emprendedor” de Fernando Trías de Bes, concretamente cuando habla de los motivos ”lamentables” para emprender que hacen que un emprendedor (no necesariamente motivado) sea un ”falso” emprendedor.

    Al finalizar tu artículo, hablas del contraste de la época en que predominaban los emprendedores por vocación con la actual, por necesidad. Luego hablas de estadísticas. Tengo dos preguntas para ti:

    – ¿Te refieres a que son muchos o pocos los 3 millones en comparación con los 47?
    – ¿Consideras que tendrá repercusiones positivas o negativas que hoy en día hayan cada vez más emprendedores por necesidad?

    Gracias y saludos,

    Jordi Valls

  2. Estimado Alejandro, lo primero es un placer saludarte de nuevo. Termino de leer este artículo tuyo, y las referencias que haces me tocan de cerca, ya que sobre todo en estos últimos 2 años he estado muy vinculado a alguna de ellas.

    Te puedo decir, que el problema real que existe en este sentido es los emprendedores nacen sin método y esto hace pensar sólo como autoempleado, o como autónomo, pensando que sólo te pagarán por lo que haces, no tanto por lo que piensas, que es el objetivo real, además de buscar estar cómodos, más que desarrollar compañías (que si cabe te puede permitir estar más cómodo aún a largo plazo).

    Te puedo decir que, por ejemplo, en los cursos que estuvimos haciendo en España de Richdad, los alumnos que asistían eran auténticos fieras y que los métodos avanzados que se impartían en este curso sobre como crear empresas y porque funcionan ha hecho que con todos los que tengo contacto desde que hicieron el curso (como amigo en todos los casos, como mentor en algunos y como socio en un par de casos), más de 150, haya algunos ya creciendo en varios países.

    La base lo es todo, evidentemente en un país como el nuestro en el que lo que se ha estado buscando por las personas es ser trabajador, y si puede ser estatal mejor, pues evidentemente es que ni si quiera con método lo sacas adelante 😉 entre otras cosas porque la educación financiera es mínima, y digo educación, ya no hablo ni de formación financiera ni de especialización.

    Lamentablemente la situación que se va a dar va a ser muy complicada para muchos, me permito poner al final del comentario un enlace a mi blog en el que hablo sobre como quedará redefinida España en unos años.

    Sinceramente, creo que llega el momento que la gente se dé de bruces con la cruda realidad que el 90% aún no quiere entender de que estamos en un modelo muerto y que hay que moverse.

    Bueno, pos ya lo he dicho 😉

    http://rubengarcia.es/quien-se-ha-llevado-mi-queso-es-una-realidad-en-los-empresarios-espanoles/

Deja un comentario