Sin planificación no hay solución

Os dejo con la tribuna publicada en Dossier Empresarial el día 25 de febrero. Si queréis podéis también descargarla en PDF aquí.

 

 

El resultado de la financiación para las pyme y autónomos a través de la línea ICO Directo ha sido escaso, según ha afirmado la ministra de Economía, Elena Salgado. ¡Oh, sorpresa! Realmente la ministra se ha quedado corta; no es escasa, es un absoluto fracaso, según mi parecer. Desde la creación de esta línea en el mes de junio, anunciada por el Gobierno a bombo y platillo como una solución para los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, únicamente se han concedido 3.000 préstamos por valor de 140 millones de euros y, según afirma la Asociación de Trabajadores Autónomos, el 70% de las solicitudes cursadas para obtener dicha financiación han sido rechazadas. Pero estos resultados no son sorprendentes en absoluto; lo que sí es sorprendente y ofensivo realmente es la campaña de promoción de la línea ICO orquestada por el Gobierno, que pretendía hacernos ver que estaban haciendo tremendos esfuerzos creando diferentes líneas ICO que fueron diseñadas como tablas de salvación reales ante una situación desesperada por el cierre del grifo de financiación de las entidades bancarias. La línea ICO Directo se creó en este mes de junio tras el fracaso del anterior plan de financiación en el año 2009, compartida entre bancos y el ICO, porque las condiciones de las entidades bancarias eran muy restrictivas. Ahora, con la nueva línea ICO Directo, el Gobierno presumía de que el riesgo de estos créditos recaía únicamente en el ICO, aunque gestionado por el Banco Santander y BBVA, y las restricciones para su concesión son exactamente iguales o peores. Además, la ministra de Economía ha pedido al Banco de España, a la Asociación de Banca y a la Confederación de Cajas de Ahorros que ofrezcan datos desagregados de los créditos concedidos, aunque no ha dicho que el ICO deba hacer lo mismo. Si estos datos hasta la fecha actual no han estado en manos del Ministerio de Economía me pregunto qué clase de política económica se está llevando a cabo y en SIN PLANIFICACIÓN NO HAY SOLUCIÓN base a qué criterios se rige, dado que existe un desconocimiento absoluto de información esencial para elaborar estrategias económicas que pongan remedio a esta crisis económica. Está claro que no existe ninguna planificación, únicamente nuestros políticos toman decisiones improvisadas y elaboran discursos vacíos de contenido real y de soluciones verdaderas, mientras se exigen explicaciones a los bancos a cerca de datos sobre gestiones que el Gobierno realiza de la misma manera. Es mejor echar balones fuera que buscar soluciones reales. De nuevo estamos ante un parche inútil que no aporta soluciones, ante un fracaso previamente conocido y anunciado por los propios empresarios y autónomos que sabíamos desde el principio que no conduciría a nada. Sin planificación, no hay solución. Y así no se hacen las cosas. Si en lugar de perder el tiempo y el dinero en poner parches en campañas de promoción de Líneas ICO ficticias, el Gobierno empleara todos sus esfuerzos de forma real y práctica en promover la cultura del autoempleo y la creación de nuevas empresas no nos encontraríamos ante esta situación. Pero es más fácil echar balones fuera, pedir explicaciones a los bancos y echarse las manos a la cabeza ante la cifra de parados en España. De nuevo hablamos de un fracaso, fruto de la nula planificación y de difícil solución. Y que pagan quienes no tienen la culpa. 

Deja un comentario