La red se merienda a la televisión

Los tiempos avanzan que es una barbaridad, es la típica frase que han dicho muchos abuelos en los  últimos 30 años en muchas ciudades españolas, pero es sabiduría popular; nunca había tenido tanto sentido como en la actualidad. Aunque el cambio no es para todos por igual. Las nuevas generaciones prefieren interactuar a ser meros espectadores y eligen claramente internet como centro de ocio y de comunicaciones personales con terceros.

Según el Foro de la Generación Interactiva en España, mi país, 88% de los jóvenes entre 10 y 18 años se consideran usuarios de internet y prefieren este medio antes que la televisión y el uso de la telefonía. Lo mismo sucede en el resto de los países. Este nuevo escenario hace que los jóvenes no se contenten con interactuar y consumir contenidos, Sino que aplican al máximo el lema de la web2.0, donde el usuario manda. De esta manera, 40% de nuestros jóvenes ha creado su  propia web, blog o fotolog y genera sus propios contenidos, los difunden en una sociedad cada día más global, y simultáneamente, consumen los de terceros.

Estamos ante una nueva generación de consumo social y de ocio, donde el gran perjudicado es el anterior rey de la casa: el televisor. Internet es el gran enemigo del prime time en la franja más joven, no ya tanto porque se prescinda del televisor, que sigue teniendo un lugar privilegiado en el hogar, sino porque su papel es a menudo secundario, un papel de ruido de fondo y de comparsa, mientras  nuestros jóvenes chatean con el Messenger, responden emails o interactúan en redes sociales.

Ahí es donde encontramos una enorme diferencia con las nuevas generaciones, los denominados nativos digitales, nacidos en los años 80, jóvenes capaces de simultanear plataformas, que viven  permanentemente  interconectados y pueden chatear, navegar, ver la televisión y comer o realizar alguna otra tarea de forma simultánea. Nos movemos hacia un escenario de “comunicación total” en el que nuestros jóvenes o ya tienen  un smartphone, tipo Blackberry o iPhone,o lo tendrán en breve con lo que la conexión a internet llegará a ser permanente las 24 horas del día. No obstante, el drama para el medio televisivo no sería tal, si esos números y esa tendencia no se vieran reflejados en el   comportamiento de las nuevas generaciones ante la publicidad. Anunciantes y agencias se enfrentan a la evidencia de que el ciclo ha cambiado.

Las nuevas generaciones son menos capilares a los impactos publicitarios,   en muchas ocasiones porque simplemente no les prestan  atención pese a estar delante del televisor, ya que se encuentran interactuando con otros a través de internet. A esto hay que añadir el cambio de paradigma: la recomendación es pieza clave de la decisión de los jóvenes, desplazando el mensaje publicitario en sí mismo y priorizando la experiencia de amigos y conocidos en redes sociales  antes de realizar la compra.

Los menores de 30 años consideran que un mensaje recibido de manos de un conocido en el contexto de una red social tiene mucho más valor que cualquier impulso publicitario tradicional. Estos estímulos no solo captan la atención sino que incluyen una recomendación implícita y desatan interés. Según un estudio de ZedDigital, dos de cada tres usuarios utilizan las redes sociales como vehículo para hablar de marcas y productos y realizar sobre los mismos comentarios positivos o negativos.

Eso, calculando los millones de usuarios de redes sociales, convierte al propio usuario en la mejor vía de promoción y publicidad. ¡Ya podemos olvidarnos del prime time!

3 comentarios sobre “La red se merienda a la televisión”

  1. jajaja!!! me encanto el titulo!!! y si es cierto!! los tiempos cambian y hay que adaptarse, el negocio esta en la red, hay que verlay aprovecharla!!

  2. Estoy totalmente de acuerdo con que Internet o usar Internet como medio de transmisión (al final todo el mundo prefiere ver la tele en una tele) es hacia donde todos vamos a ir, pero esto no puede llevar a titular “La red se merienda a la TV”.
    Me explico. Decir eso es comparar churras con merinas. La gente/los jóvenes eligen la red mayoritariamente porque es “gratis” (entre comillas porque en realidad no es gratis si no que se roba de manera alegal), mientras que la TV es de pago (bien sea con publicidad o con cuota).
    Habría que enfrentar los datos de las webtv legales, de pago/publicidad, frente a la TV pero nunca decir la red en general.
    No se puede comparar lo legal y de pago con lo ilegal/alegal gratuito.
    Te recomiendo además este post:
    http://blogmaverick.com/2010/05/03/the-future-of-tv-is-tv/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.