El momento de dar el salto

El pasado jueves salía publicada en el Diario 5 Días en papel e Internet esta tribuna, bajo el título “La Hora de Saltar“, puedes leerla en la web del citado diario , descargarla en pdf o aquí mismo:

La Hora de Saltar

Hace menos de una semana que hemos despedido el terrible 2009 y empezamos un año que entre todos debemos de conseguir que sea mejor de lo que nos dicen, 2010 es el año de ser decidido. De no dudarlo. Mirar por la ventana y pese a que no hay red, ver claro que ha llegado el momento de dar el salto.
La Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2009, nos deja con el triste panorama de 3.923.603 parados, 794.640 personas más que en 2008 y se sitúa en el peor dato desde 1996, aumentando el mes de diciembre en casi 1,5% respecto al mes anterior, un drama real para las familias y un enorme hándicap en el balance económico de un país que necesita cambiar su estructura económica y modelo productivo.
2009 se queda como un amargo recuerdo y entra en primer plano 2010, un nuevo año que ha de traernos todo lo que hemos perdido en ese fatídico 2009; Ha llegado el momento de convertir desempleados en emprendedores. España, país de los 3 millones de funcionarios, tan sólo tiene 3,2 millones de autónomos. Un país donde hay  casi el mismo número de funcionarios que autónomos, es un país donde algo falla.
Tenemos que ayudar a un porcentaje de esos desempleados a emprender, transformar una parte de esos cerca de 4 millones de desempleados en emprendedores, en germen de futuros empresarios que en los próximos años puedan crear valor y ofrecer a terceros puestos de trabajo. Revertir esta situación es crítico para ponernos en un escenario de crecimiento sostenible en el futuro.
Emprender en España no es sencillo y las generaciones jóvenes tienen un hándicap añadido, la falta de claros referentes en generaciones anteriores, espejos en los que mirarse, éxitos personales a querer emular. Hablamos de dar la vuelta a lo que se está conociendo como “generación pérdida” una generación donde la falta de emprendedores va a ser un lastre para toda la sociedad en un futuro muy cercano. Que esta “generación pérdida” no sea tal, es clave en esta coyuntura económica y es un imperativo para la administración estimularles, formarles y empujarles a dar el salto, ahora no hay mejor receta contra la crisis.
España, según el informe Doing Business 2010 que elabora el Banco Mundial, y mide la facilidad para hacer negocios en 168 países,  se encuentra en el número 62 del ranking mundial, siendo el país desarrollado de mayor retroceso el último año. El Banco Mundial sitúa a nuestro país con la capacidad de hacer negocios por detrás de países como Botswana, Armenia, o Mongolia. Triste panorama.
Como no podría ser de otra manera en el top10 de esta clasificación mundial países como EEUU, Reino Unido, Dinamarca, Irlanda, Canadá, Australia y Noruega. Es ahí donde tenemos que posicionarnos, y es obligación de la administración estimular a la “generación pérdida” y transformar el drama del alto número de desempleados una oportunidad para esa esperanza de cambio de ciclo productivo en nuestro país.

Hace menos de una semana que hemos despedido el terrible 2009 y empezamos un año que entre todos debemos de conseguir que sea mejor de lo que nos dicen, 2010 es el año de ser decidido. De no dudarlo. Mirar por la ventana y pese a que no hay red, ver claro que ha llegado el momento de dar el salto.

La Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2009, nos deja con el triste panorama de 3.923.603 parados, 794.640 personas más que en 2008 y se sitúa en el peor dato desde 1996, aumentando el mes de diciembre en casi 1,5% respecto al mes anterior, un drama real para las familias y un enorme hándicap en el balance económico de un país que necesita cambiar su estructura económica y modelo productivo.

2009 se queda como un amargo recuerdo y entra en primer plano 2010, un nuevo año que ha de traernos todo lo que hemos perdido en ese fatídico 2009; Ha llegado el momento de convertir desempleados en emprendedores. España, país de los 3 millones de funcionarios, tan sólo tiene 3,2 millones de autónomos. Un país donde hay  casi el mismo número de funcionarios que autónomos, es un país donde algo falla.

jump

Tenemos que ayudar a un porcentaje de esos desempleados a emprender, transformar una parte de esos cerca de 4 millones de desempleados en emprendedores, en germen de futuros empresarios que en los próximos años puedan crear valor y ofrecer a terceros puestos de trabajo. Revertir esta situación es crítico para ponernos en un escenario de crecimiento sostenible en el futuro.

Emprender en España no es sencillo y las generaciones jóvenes tienen un hándicap añadido, la falta de claros referentes en generaciones anteriores, espejos en los que mirarse, éxitos personales a querer emular. Hablamos de dar la vuelta a lo que se está conociendo como “generación pérdida” una generación donde la falta de emprendedores va a ser un lastre para toda la sociedad en un futuro muy cercano. Que esta “generación pérdida” no sea tal, es clave en esta coyuntura económica y es un imperativo para la administración estimularles, formarles y empujarles a dar el salto, ahora no hay mejor receta contra la crisis.

España, según el informe Doing Business 2010 que elabora el Banco Mundial, y mide la facilidad para hacer negocios en 168 países,  se encuentra en el número 62 del ranking mundial, siendo el país desarrollado de mayor retroceso el último año. El Banco Mundial sitúa a nuestro país con la capacidad de hacer negocios por detrás de países como Botswana, Armenia, o Mongolia. Triste panorama.

Como no podría ser de otra manera en el top10 de esta clasificación mundial países como EEUU, Reino Unido, Dinamarca, Irlanda, Canadá, Australia y Noruega. Es ahí donde tenemos que posicionarnos, y es obligación de la administración estimular a la “generación pérdida” y transformar el drama del alto número de desempleados una oportunidad para esa esperanza de cambio de ciclo productivo en nuestro país.

30 comentarios sobre “El momento de dar el salto”

  1. Yo matizaría. Para mi no es tan importante “convertir” parte de esos millones de parados en emprendedores. Muchos de ellos ni quieren, ni seguramente estén preparados para emprender su propio negocio. Eso si, hay un porcentaje de la población que si desea y lucha emprendiendo, y jústamente ese debería ser el “target” al que hay que apoyar. Los emprendedores que están luchando por sacar adelante sus empresas, hay que conseguir que sean empresas fuertes, rentables y que puedan contratar gente. Deberíamos luchar porque fueran empresas con proyección internacional, capaces de exportar y, con ello, mejorar la balanza de exportaciones de nuestro país. Sigo pensando que tenemos materia base de sobra para ser un referente en desarrollo tecnológico. Solo hace falta ver el número de españoles a lo largo y ancho del mundo que o bien están teniendo éxito empresarial o bien lideran importantes equipos de I+D. Esa “materia gris” que llevamos años perdiendo, junto con la supuesta “creatividad” latina, con las medidas adecuadas, podrían impulsar los emprendizajes que están tratando de salir adelante en este país y, a corto/medio plazo, empezar a generar un buen número de empleos de calidad.

  2. Me alegra saber que bastante gente comparte conmigo la iniciativa y la esperanza de crear nuevas empresas en 2010.

    Ánimo, yo espero contagiar mi espíritu emprendedor a través de mi blog

  3. @JoSeK tienes razón, pero me temo que para generar 2-3 millones de empleos de calidad faltan muchos años, con los números Macro y con las entidades de riesgo calificando España como bomba de relojeria tras Grecia…

    Esperemos que todo mejore

  4. @Alejandro, tienes razón en que la situación es muy complicada. De todas formas, si se anima “de más” a emprender, también pueden ocurrir problemas todavía más gordos a medio plazo. Por ejemplo la campaña de que cuando te quedas en paro puedas coger todo el dinero de golpe para montar un negocio, me parece muy bien, pero conozco casos de gente que se ha quedado en el paro y les han llegado a insistir muchísimo para que montaran un negocio. El problema aquí es que si esta gente que, a priori, no tiene interés en ser emprendedores, cogen todo el dinero del paro, montan un negocio y se la pegan (cosa muy probable), estás llevando a gente que está en una situación complicada al borde del suicidio.

    Eso si, la economía Española es el chiste de Europa y de medio mundo…

  5. Muchos de esos parados son emprendedores que han visto en la quiebra sus negocios. Solo hay que consultar el porcentaje de autónomos que se han quedado sin negocio.

  6. Alguien hablaba de la Visa Emprendedor…
    era un concepto bonito.

    Lo que creo que pasa en España, de todos modos, es que la mentalidad es mala.
    “hay mucha gente que BUSCA trabajo, pero hay poca gente que realmente QUIERA trabajar”.

    Es lamentable, pero es así. Y con las generaciones “Ni-Ni” que suben… los de que “ni estudian ni trabajan” … vamos apañado.

    Hablo como un chaval de 32 años. No os penséis que sea un carca hablando mal de los que vienen. Pero es mi sensación.

    Saludos
    jordi

  7. Pingback: Ocio en 10 links |
  8. Por suerte y aunque aún estamos muyyyyyyyyy por debajo, me parece que en Internet (como sector) la tendencia a emprender esta remontando y en cierto modo dando “una lección” a otros sectores.

    Hay muchas formas de emprender, pero en Internet y en los últimos años se esta observando que el autoempleo es algo factible y si existen ya referentes.
    Curiosamente hace poco he escrito sobre lo que significa para mi el hecho de emprender, lo comporta con vosotros puesto que creo que va al hilo del post: http://aurea.es/2010/01/04/emprender-es-ilusion-y-lucha/

    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.