Yo soy cool; y tú un pringaete

Eso es lo que deben pensar algunas compañías que no sólo se consideran el centro del mundo –igual lo son en cierto modo-, sino que además “utilizan” literalmente a la gente para hacer su propio trabajo.
Gmail es en la actualidad el mejor servicio de webmail; sin duda. Demostraron como en 1 año y poco se podría aplastar un servicio como Hotmail hasta entonces líder indiscutible en el sector y con 10 años de ventaja. ¿Cómo? Con un producto gratis, diferencial y sin limitaciones. Simplemente genial. Pero, ¿eso es todo?. La realidad es que no. Todo esto ha ido acompañado de una campaña de marketing a costo casi cero, en la que por medio de un inteligentemente perverso sistema de invitaciones, los usuarios eran dirigidos a realizar el trabajo de marketing que le correspondía al departamento de Marketing de Google y/o varias agencias externas y que  habría costado mucho dinero. Sí, si enviaste invitaciones de Gmail por doquier, fuiste un evangelista, un pequeño engranaje de un plan de marketing de libro (invitación, necesidad, valor, viralidad, distribuidores … hasta las subastas de cuentas en Ebay y similares para dotar de un valor incluso económico, todo perfectamente medido) … entonces creo que hasta puedes poner en tu Curriculum Vitae que “trabajaste” para Google. Aunque claro, ellos no te han pagado y no te conocen, y pese a eso, lo has hecho posiblemente encantado.
Ahora con Google Wave la historia se repite. Si no lo pruebas no eres nadie. Si invitas eres “cool”. En Palo Alto posiblemente se echen unas risas viendo como el trabajo de marketing y la implantación de un nuevo producto se hace por si sola usando al usuario feliz-como-una-lombriz  como virus evangelizador de la doctrina made in Googlelandia. No me siento con fuerzas ni para criticarlo; es inteligente y lo hacen muy bien. Además los productos son incontestables. Felicidades a Google, que ha logrado dar una vuelta de tuerca más al concepto Apple: “Evangeliza en mi nombre, somos guays”, ahora, sería algo así como  “Evangeliza en mi nombre, y trabaja feliz tu por mi; somos guays”
El usuario es libre de dedicar sus esfuerzos a lo que sea. Yo lo miro con perplejidad, estoy seguro que no habría nunca una empresa en España para la que los españoles colaboraran así, de manera activa y encima felices. ¿Alguien imagina usuarios participando de forma activa, energica y constructiva en el lanzamiento de un producto de telefónica?. Más allá de ese pensamiento filosófico-festivo que no viene a cuento, aparecen dos “Google wanna be”, Facebook y Twitter.
Facebook lanzó en su día una campaña para que los usuarios tradujeran su interface. Me parece vergonzoso, es subir un peldaño más.  Facebook, que me parece una red social fabulosa, estaba según decían valorado en 10.000 millones de dólares. ¿?(risas). Valga lo que valga, la realidad es que un grupo inversor ruso hace pocas fechas inyecto en la compañía 250 millones de dólares por una mínima participación. ¿Es licito que una compañía con esa capacidad financiera, se aproveche de la buena voluntad y predisposición de los usuarios para no pagar sus traducciones y contratar gente especializada para hacerlo?. A mi me parece un abuso.
Y en esas estamos hasta que llega nuevo chico a la oficina, Twitter pretende también que los usuarios traduzcan la interface con un chantaje emocional cutrillo del tipo: ¿lo quieres en tu idioma?, Pues tradúcelo tú. Lo veo triste una vez más. No soy sospechoso de participar.
Estos servicios, muchos de ellos sin modelo económico definido, viven de expectativas, de poder rentabilizar el número de usuarios que utilizan estas herramientas. Me parece bien, es un modelo de negocio más. Pero además de vivir de que te usen, pretender que trabajen gratis para ti, y así ahorrar costos, a mi me parece utilizar a las personas.
Y por cierto, my feeling es que a Twitter y Facebook les falta mucho por andar para tener la imagen de Google o Apple. Estas intentos de emplear fans del servicio y no asumir costos, siempre encontrarán a quien las ejecute, pero me temo que no acosta de mantener intacta su imagen corporativa.

Eso es lo que deben pensar algunas compañías que no sólo se consideran el centro del mundo –igual lo son en cierto modo-, sino que además “utilizan” literalmente a la gente para hacer su propio trabajo.

Gmail es en la actualidad el mejor servicio de webmail; sin duda. Demostraron como en 1 año y poco se podría aplastar un servicio como Hotmail hasta entonces líder indiscutible en el sector y con 10 años de ventaja. ¿Cómo? Con un producto gratis, diferencial y sin limitaciones. Simplemente genial. Pero, ¿eso es todo?. La realidad es que no. Todo esto ha ido acompañado de una campaña de marketing a costo casi cero, en la que por medio de un inteligentemente perverso sistema de invitaciones, los usuarios eran dirigidos a realizar el trabajo de marketing que le correspondía al departamento de Marketing de Google y/o varias agencias externas y que  habría costado mucho dinero. Sí, si enviaste invitaciones de Gmail por doquier, fuiste un evangelista, un pequeño engranaje de un plan de marketing de libro (invitación, necesidad, valor, viralidad, distribuidores … hasta las subastas de cuentas en Ebay y similares para dotar de un valor incluso económico, todo perfectamente medido) … entonces creo que hasta puedes poner en tu Curriculum Vitae que “trabajaste” para Google. Aunque claro, ellos no te han pagado y no te conocen, y pese a eso, lo has hecho posiblemente encantado.

Ahora con Google Wave la historia se repite. Si no lo pruebas no eres nadie. Si invitas eres “cool”. En Palo Alto Mountain View posiblemente se echen unas risas viendo como el trabajo de marketing y la implantación de un nuevo producto se hace por si sola usando al usuario feliz-como-una-lombriz  como virus evangelizador de la doctrina made in Googlelandia. No me siento con fuerzas ni para criticarlo; es inteligente y lo hacen muy bien. Además los productos son incontestables. Felicidades a Google, que ha logrado dar una vuelta de tuerca más al concepto Apple: “Evangeliza en mi nombre, somos guays”, ahora, sería algo así como  “Evangeliza en mi nombre, y trabaja feliz tu por mi; somos guays”

google-dr-evil[3]

El usuario es libre de dedicar sus esfuerzos a lo que sea. Aun así hay movimientos que yo miro con perplejidad, estoy seguro que no habría nunca una empresa en España para la que los españoles colaboraran así, de manera activa y encima felices. ¿Alguien imagina usuarios participando de forma activa, energica y constructiva en el lanzamiento de un producto de telefónica?. Más allá de ese pensamiento filosófico-festivo que no viene a cuento, aparecen dos “Google wanna be”, Facebook y Twitter.

Facebook lanzó en su día una campaña para que los usuarios tradujeran su interface. Me parece vergonzoso, es subir un peldaño más.  Facebook, que me parece una red social fabulosa, estaba según decían valorado en 10.000 millones de dólares. ¿?(risas). Valga lo que valga, la realidad es que un grupo inversor ruso hace pocas fechas inyecto en la compañía 250 millones de dólares por una mínima participación. ¿Es licito que una compañía con esa capacidad financiera, se aproveche de la buena voluntad y predisposición de los usuarios para no pagar sus traducciones y contratar gente especializada para hacerlo?. A mi me parece un abuso; colaboré con Dmoz y Wikipedia, proyectos sin ánimo de lucro, ¿pero trabajar gratis como voluntario en una empresa privada como Google y Twitter?. ¿El ser una killer-aplication justifica el poder utilizar a la gente en tu beneficio?

Y en esas estamos hasta que llega nuevo chico a la oficina, Twitter pretende también que los usuarios traduzcan la interface con un chantaje emocional cutrillo del tipo: ¿lo quieres en tu idioma?, Pues tradúcelo tú. Lo veo triste una vez más. No soy sospechoso de participar.

Estos servicios, muchos de ellos sin modelo económico definido, viven de expectativas, de poder rentabilizar el número de usuarios que utilizan estas herramientas. Me parece bien, es un modelo de negocio más. Pero además de vivir de que te usen, pretender que trabajen gratis para ti, y así ahorrar costos, a mi me parece utilizar a las personas.

Y por cierto, my feeling es que a Twitter y Facebook les falta mucho por andar para tener la imagen de Google o Apple. Estas intentos de emplear fans del servicio y no asumir costos, siempre encontrarán a quien las ejecute, pero me temo que no acosta de mantener intacta su imagen corporativa.

35 comentarios sobre “Yo soy cool; y tú un pringaete”

  1. cuanta razón…
    Que alguien me invite al Google wave por favor!!!

    Por cierto ¿que es eso que va a cambiar mi vida? ¿un concierto alternativo?

  2. Comparto lo que dices, pero creo que FB y twitter no son comparables y será twitter el que se lleve el gato al agua en lo relativo a marca por un motivo sencillo; engancha más y molesta menos, es menos intrusiva
    por cierto, soy de esos guays que usa wave pero no encuentro donde están las invitas XD

  3. Yo en estos casos me suelo poner en el lugar del otro. Si yo estuviera en ese departamento de marketing y me tocara a mi dedicir si usamos o no a los usuarios ¿que haria? Posiblemente lo mismo.

    A todos (o casi) nos gusta involucrarnos con la gente importante, y google o facebook son empresas de gente importante. Ellos lo saben y aprovechan esa ventaja. Si no fuesemos tan borregos no podrian hacerlo por eso creo que los culpables somos nosotros, no ellos. Somos unos pagafantas.

    Esto es como los muebles de Ikea. A la gente le gusta involucrarse y es posible que paguen mas por un mueble desmontado ahi que uno ya montado en otro establecimiento.

    Por cierto, preguntas por una empresa española que haya hecho lo mismo y ahi tienes a Tuenti.

  4. evangelizar es “proclamar el evangelio”, y evangelio es “buenas noticias” (aunque la RAE lo explica mejor y dice que es “Predicar la fe de Jesucristo o las virtudes cristianas.”, cosa que no creo que haga Google…), creo que lo más propio sería “divulgar”, aunque pienso que lo has querido usar como la distribución de una corriente de adeptos, por lo cual sería más indicado “adoctrinar” o puedes usar el términa más callejero de inculcar, propagar o aficionar. También podrías usar intoxicar (solo para no repetir alguna palabra tanto) o publicitar.

    Necesitas un diccionario de sinónimos como el comer, Alejandro 😀

    Coincido contigo en que eso de que tan enormes empresas multinacionales (porque lo son, operan en varios países) con tan enorme capital se aprovechen de sus usuarios más inocentes o ilusionados para hacerles su trabajo es poco menos que vergonzoso. Me parece bien que eso se use cuando quienes lo piden son empresas o programadores con licencia CC o GNU (yo colaboré a traducir algún navegador que otro GNU), pero desde luego no ese tipo de grandes corporaciones.

    Aparte que ese tipo de traducciones dejan bastante que desear, porque en las que he estado luego pierdes un tiempo enorme en verificación, eso sí, facilitan el trabajo, pero traductores van a contratar igual, y total, para que al final el producto tal vez salga peor.

  5. Me parece una tonteria. Google Wave es un producto muy novedoso, “revolucionario a priori” y que a todos los geeks nos apetece probar. Porque sigue siendo una cosa de geeks y punto.

    La ventaja de Google es que cualquier noticia suya llega enseguida a millones de usuarios, pero si otra empresa tuviera el mismo poder de comunicación, y creara una aplicación tan potencialmente interesante, el buzz sería el mismo.

    Y el caso de España y la eterna envidia… Cuando en España hagamos una herramienta tan gorda, ya hablaremos. Pero como ejemplo tenemos a Panoramio, y creo que todos los españoles estamos orgullosos de ella. Algún otro caso de marginación injusta?

  6. No han inventado nada nuevo ninguno de los tres. Yo no me siento cool ni pringado cuando en el supermercado sustituyo al tendero cogiendo yo mismo los productos. Quizás, poca gente sepa ya qué es un tendero.

  7. Opino que con Google Wave están cometiendo un error y es dejar a los clientes que lleguen a plantearse:

    Vale ya tengo Wave, pero con ¿quién hablo?

    Este error está haciendo que muchos usuarios emocionados por la novedad pierdan el interés de una herramienta que sin masa no es mas que un programa bien diseñado pero inutil en sus funciones.

    LongTail en publicidad, una novedad no tan novedad, o si no ¿qué pensamos que son las redes de blogs?: agencias de publicidad gratuitas para las marcas.

  8. Google lanza un producto genial (como Gmail, y supongo ahora Wave) y además es gratis: son los componentes perfectos para la viralidad. El usuario que hace de evangelista no lo hace por hacerle un favor a Google, invita a sus amigos para hacerles un favor a ellos.

    Es lo mismo cuando alguien te recomienda un Mac frente a un PC para “ahorrarte problemas” 😉

    Es de lo que Seth Godin habla en Purple Cow, ser remarkable.

    “Finally, Godin asserts that the only way to spread the word about an idea is for that idea to earn the buzz by being remarkable”

    http://en.wikipedia.org/wiki/Seth_Godin

    Distinto es lo de pedir que te traduzcan la interfaz 😉 pero bueno, es interesante ver cómo los usuarios participan en la misma creación del servicio. 3.0? 🙂

  9. 1.- Que alguien me invite a Wave!! kiero probarlo(no es albur!)
    2.- Supe de una empresa argentina que ya hizo el Birddi (Twitter en español) , porque no le vende esta interface a Twitter..
    3.-Alguien sabe si ya hay alplicacion de Wikipedia para Blackberry?????

  10. Visto, lo visto no me extrañaría que a partir de ahora si alguién quiere mi blog traducido le invite a que me haga la traducción xD. Saludos y gran post

  11. Alejandro, es más sencillo o más complicado según se vea. Saben combinar perfectamente el beneficio personal con el beneficio empresarial.

    Cuando la gente los recomienda, no lo hace por ayudarles, lo hace porque reciben algún tipo de beneficio: o ser más cool, o ligar con pepita o lo que sea.

    Me parece mucho peor la ética del marketing viral. En muchas ocasiones se basa en dar a entender que algo es cierto (por ejemplo el vídeo del ovni de terra), para crear interés y que así se esparza por la red. Aquí hay engaño puro y duro.

    Creo que debemos de ir olvidándonos de esa visión romántica de internet, donde todo era libertad, había principios más altruistas y equitativos, etc etc etc. Conforme va madurando, va generando sus propios problemas. Como ahora eso que tanto criticamos de la televisión basura, el exceso de publicidad, y bla bla bla.

    ¿Sabes lo peor que veo de este tema? Que nosotros no sabemos hacerlo 😛

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.