Self Made Man

Recuerdo el año que viví en USA, concretamente en Rockledge, Florida como estudiante de intercambio. Era 1989 y por consiguiente yo era muy jovencito.

No tiene nada que ver, visitar USA, -especialmente si vas a Silicom Valley o a NYC etc-, con vivir en una zona rural y ser parte del paisaje largo tiempo. Y si recuerdo aquellos años me quedo con algunas cosas a primera vista, una de ellas el concepto de “self made man” o hombre hecho a si mismo.

Crecí oyendo que USA iba 20 años por delante de España. Francamente no creo que sean tantos hoy en día, pero calculando que hace 20 años que viví allí, me da a pensar el ver que algunas pequeñas cosas a importar de la sociedad americana, simplemente no han llegado. Una de ellas es el concepto de self-made man, la idea de un hombre que se forma a si mismo, independientemente de su formación académica, en el día a día y en su experiencia, la idea de hacerse una persona integra, un buen profesional y labrar de forma independiente, y sin ayuda externa un futuro.

Copia de Self Made Man 2

Pienso que estamos muy tutelados. El colegio, la universidad y el mercado laboral, todo en orden como un tubo que se une tras otro y que, independientemente de muchas cosas buenas que tendrá, hace individuos a medida del sistema, clones unos de otros que van pareciéndose sorprendentemente entre sí, políticamente correctos y mostrando las mismas limitaciones y poca predisposición a, independientemente de las dificultades, hacerse a si mismos y crecer y superar los problemas sin ayuda externa, entender que cuando te has creído formado finalmente no has llegado a una meta sino que estás empezando a salir del cascaron, y que tu formación real y útil empieza con tus primeros trabajos e iniciativas.  Muchas personas ahí ya no aprenden y se estancan, es un problema de aprendizaje, pero también de que a muchas personas les falta personalidad, cierta dosis de pimienta.

Es muy posible que sea un análisis simplista y que este muy equivocado, pero me parece que en muchas ocasiones las Universidades en España aportan poco valor, no son más que unos años de “calentamiento” antes de salir al mundo, no aportan experiencia, no preparan al individuo y en numerosos casos, lo atontan, lo aletargan. Veo mucho más valor real en muchos cursos de postgrado y masters, que parecen más concretos y más centrados en un fin claro, y donde las personas que los cursan están buscando un valor, no siguiendo una inercia social que hace que tengas que tener una licenciatura, aun sin quererlo de veras, aun sin saber porque, aun sin ser vocacional.

Es sólo una reflexión muy personal, que tengo tras llevar unas semanas valorando la posibilidad de contratar un responsable de Relaciones Públicas.

Los que salen con Marketing parecen igual de grises entre si, los de periodismo lo mismo, veo gente falta de ganas, políticamente correcta, sin una personalidad propia sin transmitir iniciativa, agresividad positiva, ese decir “aquí estoy yo y vengo a comerme el mundo”, esa fuerza que deberías tener cuando tienes no más de 25 o 27 años … difícil acertar cuando parecen todos iguales; todos japoneses.

Yo culpo en parte a la Universidad, igual estoy errado y es otro el motivo por el que nadie destaca y todo parece más de lo mismo, clones grises unos de otros.

45 comentarios sobre “Self Made Man”

  1. Pingback: Self Made Man
  2. Me inclino a pensar que los modelos tradicionales de enseñanza han dejado de ser atractivos frente a la oferta en la red. Añado que la esencia de las enseñanzas humanísticas pasa por una mala época y eso se nota en la cultura de los jóvenes.

  3. Totalmente de acuerdo, hace 2 años que volví de los USA donde viví 4. Veo a los jóvenes españoles ahora como niños mimados, con derechos para todo y contribución poca. No lo culpo tanto a la universidad sino a la cultura socialdemócrata europea y a unos padres inculcadores de trabajo seguro ante todo.

  4. Muy buen post. Si bien creo que esa tutela es necesaria nada más llegar a la Universidad, posteriormente no hace más que entorpecer y crear una dependencia que se alarga hasta los primeros años de experiencia profesional. Y esto, más allá de la calidad del desempeño de los recién licenciados, en muchos casos les crea una inseguridad que es aún peor. Vamos, que parece que hay que mimarles para que no se traumaticen, pero al final se traumatizan por mimarles demasiado…

    Ya sabes que doy clases en una Universidad, y llevo los últimos años echando pestes de las Bolonias, los planes tutoriales y la permisividad que muchos compañeros muestran. Al final los perjudicados son las empresas, los estudiantes y, como siempre, la tan cacareada (baja) productividad española. Pero, total, ¿para qué va a tener en cuenta la Universidad al mundo empresarial?

  5. Es la primera vez que comento en tu blog aunque te sigo muy de cerca y en general a todos los emprendedores online.

    Tengo 24 años, soy estudiante universitario (de Economía) y sinceramente, el problema creo que es tanto de las empresas en general como de la universidad.

    Por un lado, coincido totalmente contigo en la visión de la universidad en España. Como bien dices, todos los estudiantes están aborregados entorno a un fin: aprobar y colocarse.

    La empresa también juega un papel bastante negativo. Creo que la gran mayoría de empresarios españoles (no todos), tienen una visión del trabajador, especialmente universitario, muy distorsionada. Esto perjudica a muchos que sí tenemos ganas e iniciativa, y que nos gustaría que nos valoraran más.

    Por ejemplo, yo he tenido varias experiencias en prácticas en empresas, en las que sencillamente te usan como “recadero”, no te sientes valorado, y sin embargo sabes que puedes aportar mucho más. La empresa española debe adaptarse a la nueva generación de universitarios, darles el beneficio de la duda, arriesgar un poco más. Si ves que el universitario no sirve para ello, entonces no le delegues funciones, pero al menos dale la oportunidad.

    Hay también una gran brecha generacional entre el empresario y el joven universitario. Creo que si en la empresa española hubiera cargos directivos más jóvenes, más adaptados a las nuevas realidades, la integración empresa-universidad sería mucho mayor.

    En definitiva, yo creo que la culpa es del sistema en general y no tanto de la universidad en solitario. Aunque el germen del cambio debería surgir en la universidad. Pero sinceramente lo veo muy complicado a corto-medio plazo.

    La ventaja de todo esto es que el descontento con el sistema nos lleva a muchos a querer emprender. Nunca me lo hubiera planteado si no hubiera pasado determinadas experiencias tanto en la universidad como en la empresa.

    ¡Un saludo!

  6. Alejandro… me recomendaron tu blog, especialmente este artículo. En mis años de experiencia laboral, y estudiantial llegué a una conclusión similar, y me nació la misma problemática.

    Veo muchas maestrías y posgrados como verdaderos agregadores de valor, pero no así a las carreras de grado. Entonces, ¿Cuál es fin? Hay una respuesta politicamente correcta que es “preparar a los futuros profesionales”, pero en mi experiencia está lejos de ser una realidad.

  7. 100% de acuerdo con lo que cuentas. Sólo un matiz: en mi opinión, por desgracia la universidad no atonta y aletarga en muchos casos, sino en casi todos los casos. Sólo excepciones muy contadas tienen el brillo suficiente para espabilarse dentro del sistema. Algo falla! Nunca en la historia estudió tanta gente como ahora, pero lo cierto es que demasiados salen como si no hubieran estudiado nada. El nivel es tan bajo y la universidad está tan distante de la realidad empresarial y del aporte de valor para las empresas que empiezo a pensar que ó el sistema se somete a un cambio radical o la deriva será cada vez mayor.Y esto pasará factura :-/

  8. Me ha gustado. El tema de los grises y la falta de vocación, credibilidad en uno mismo, que no aportan nada más allá que rellenar formularios o hacer justo lo que se les pide es, en mi opinión, algo sociológico y circunstancial. Una nueva era de problemas económicos, sociales, medioambientales, etc sacaría el lince que todos llevamos dentro, mientras tanto: acomodo del personal en general. Peones que sólo esperan recibir una paga a final de mes.

  9. En general, estoy de acuerdo. Pero el problema es más complejo que eso.
    En primer lugar croe que la universidad no existe para meter a la gente en el mundo laboral, eso ya lo hace la FP, sino para hacerlas personas cultas, con inquietudes, tolerantes, etc. Que para nada es el día a día de la empresa. Si todos fuéramos emprendedores ¿quién ejecutaría las órdenes e ideas de los demás?
    Si fuera así, sería borreguismo puro, haz la carrera X y consegue el puesto Y. Ya está.
    El consejo que les daría a las nuevas generaciones sería: tú estudia lo que te gusta que luego ya se verá de qué trabajas -desgraciadamente no hay trabajo para todo ni todos-.
    Otro problema es que actualmente, si te metes a una carrera de 5 años sin haber tenido experiencia laboral -que es lo habitual- no tienes ni idea de como funciona una empresa.
    Yo incentivaría las prácticas en empresas EN LOS PRIMEROS AÑOS de carrera, porque estudias con otra visión. E incluso antes de empezar una carrera, pero claro, eso en la tan maravillosa cultura española está mal visto. “Mi hijo tiene que ser universitario! que no curre tan joven no vaya a ser que luego no quiera ser licenciado…”

  10. Completamente de acuerdo Alejandro, las universidades españolas están formando “profesores de universidad”, en lugar de profesionales como deberían estar haciendo.

    Les enseñan muchísimas teoría, conceptos, técnicas y cronología. Pero no les enseñan a utilizarlas, tampoco enseñan las capacidades que realmente le serán útiles, no transmiten un espíritu optimista, y emprendedor. La figura del universitario, es un chaval desmotivado, y tan aburrido de estar sentado en la biblioteca memorizando cosas que no le interesan, que tan sólo espera que llegue el fin de semana para salir a emborracharse y desconectar (y con razón).

    Pablo yo a mis hijos no les diría “tu estudia lo que te gusta, y luego verás de que trabajas”. Eso es una postura derrotista, no quiero que pierda su tiempo. Al menos como están las cosas aqui, le diría hijo metete en la carrera mas corta y sencilla que veas, y que pueda darte acceso a un MBA interesante. Acábala pronto, viaja, aprende idiomas y culturas, métete a un buen master privado, y cómete el mundo.

    Si no queremos un pais de funcionarios, no eduquemos a todo el mundo para funcionario.

  11. Muy buen post. Si bien creo que esa tutela es necesaria nada más llegar a la Universidad, posteriormente no hace más que entorpecer y crear una dependencia que se alarga hasta los primeros años de experiencia profesional. Y esto, más allá de la cal8dad del desempeño de los recién licenciados, en juchos casos les crea una inseguridad que es aún peor. Vamos, que parece que hay que mimarles para que no se traumaticen, pero al final se traumatizan por mimarles demasiado…

    Ya sabes que doy clases en una Universidad, y llevo los últimos años echando pestes de las Bolonias, los planes tutoriales y la permisividad que muchos compañeros muestran. Al final los perjudicados son las empresas, los estudiantes y, como siempre, la tan cacareada (baja) productividad española. Pero, total, ¿para qué va a tener en cuenta la Universidad al mundo empresarial?;

  12. Robert Kiyosaki, es un autor que fue conocido por su libro: ” Si desea ser rico y feliz ¿No vaya a la escuela?”.
    Trata sobre la problemática que hoy estás planteando Alejandro, el sistema socio-cultural que tiende a alienar a todos bajo la “misma tonalidad”…
    Lo más intersante es que propone “no ponerse la camiseta” de una sola carrera – profesión- trabajo, sino que cada persona experimente sobre todas las cosas y en cualquier campo y tome sólo lo que considera de utilidad, crear su propia escuela como si fuera un rompecabezas “Puzzle, como le llaman ustedes” tomando las piezas que encajan para logran nuestro objetivo.

  13. Creo que la universidad es un cáncer, tengo una ingeniería en una universidad presencial y económicas en la uned, y sinceramente creo que las universidades presenciales no tienen sentido.
    Prefiero la uned, temario duro y te buscas la vida, a universidades donde los profesores son gente que desde que acabó chupó todo lo chupable para llegar a su sueño, ser funcionario, explicar la misma leccioncilla 40 años, e “investigar”, entendido como sacar un sobresueldo a base de los absurdos programas de i+d que solo sirven para que las universidades hagan más edificios, y contraten más personal de administración y servicios.
    Y bueno, lo de los MBA, disiento Alejandro, es básicamente una herramienta de pegarse al asiendo o conseguir uno un poco mejor de los mandos intermedios, ¿cuántos emprenden después de un MBA?
    Se limitan a retorcer proveedores aunque asfixien y acaben perdiendo un buen proveedor porque eso es lo que les han enseñado.
    Yo alucino oyendo a cierto profesor de MBA, diciendo que no hay que fijarse en el caso de Inditex, en el IKEA o en el de Google, porque sus dueños/creadores tuvieron suerte…..es que el listo es ÉL.

  14. No puedo estar mas de acuerdo con tu post.

    En mi opinion (muy americanizada tal vez) es que es mucho mas valido el trabajo, el esfuerzo y las ganas de una persona que su titulo. Porque en españa la gente se saca el titulito y se despreocupa de seguir formandose, de practicar, de emprender, de experimentar, de todo… Es la mentalidad de “ya he llegado aqui, soy ingeniero, o lo que sea, ahora quiero que me regalen el mundo” y no señores, en el mundo real hay que TRABAJAR, no memorizar tochos inutiles en su gran mayoria. Un papel no vale mas que para engañar en una entrevista de trabajo, luego todo sale a la luz.

    Y lo mas importante, la universidad no te da cultura ni te enseña a razonar. Solo te da conocimiento, no te hace inteligente ni culto ni mas tolerante ni historias. De hecho, en lugar de hacerte mas listo, parece hacerte mas zombie.

    Esto viene de tantos y tantos años de padres satanizando la FP y el trabajo porque sus hijos “valen mucho mas que eso” asi que tiene dificil solucion. Pero la cosa es que yo tengo FP y trabajo, y los que conozco con carreras estan en el paro o por debajo mio en terminos economicos… Asi que, la culpa es de los padres que los educan como p*** jajajaj ;o)

  15. Veo muchas maestrías y posgrados como verdaderos agregadores de valor, pero no así a las carreras de grado. Entonces, ¿Cuál es fin? Hay una respuesta politicamente correcta que es “preparar a los futuros profesionales”, pero en mi experiencia está lejos de ser una realidad.

  16. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.