El mérito de ser emprendedor en España

(Este post es una versión ampliada de la tribuna publicado en Expansión y Empleo de Unidad Editorial, el artículo reducido puede verse aqui)

Un país inmóvil
Emprender en España tiene cierto merito. Un emprendedor en nuestro país es una mezcla de un iluso, un Don Quijote surrealista, y un loco moderno, que siente que va en contra de la corriente general de la sociedad que le rodea y que muchas veces consigue confundirle para desistir en su épica batalla.
Algunos días me levanto y me pregunto si vale la pena. Ciertamente si viviera en Estados Unidos o mucho más cerca de España, en algunos estados del Norte de Europa no me levantaría con ese sentimiento que a veces me invade. Socialmente en algunos países latinos la figura del emprendedor, del empresario, está claramente infravalorada. Tanto que es posible que no valga la pena cierto sacrificio y esfuerzo, que para sacar un proyecto adelante, resulta inevitable.
En España se premia el inmovilismo. Emprender no tiene premio, en ocasiones es sólo una última salida, una búsqueda del autoempleo cuando el tema se torna tan feo que no se ven otras opciones a medio y largo plazo. Pero también existe el emprendedor, el que su profesión es exactamente esa, emprender, es un emprendedor vocacional, no sirve o no quiere trabajar para terceros y seguirá emprendiendo nuevos proyectos toda su vida; con mayor o menor acierto, pero lo hará porque no sabe hacer otra cosa; solo emprender.
Lo que no cabe ninguna duda es de que este país necesita más emprendedores, más iniciativa, más innovación y posiblemente menos funcionarios de espíritu. En estos duros momentos económicos, la crisis se está llevando por delante a los primeros; a los arriesgados e innovadores. Son tiempos duros en todo el mundo y España no es una excepción; durante 2008 más de 300 autónomos se daban de baja cada día en la Seguridad Social. Un nefasto dato que nos hace perder iniciativa, innovación y creatividad.
Es necesario tener gente capaz de asumir riesgos y lanzarse al vacío, es una opción de alto complicada, que contrasta salvajemente con otras opciones muy controladas y seguras a nivel laboral, es algo así como saltar con red o lanzarse al vacío como estamos viendo en el caso de muchos autónomos.
Emprendedor Vs Funcionario /Asalariado
Un emprendedor no es más ni menos que un funcionario o un asalariado. En una sociedad como la nuestra, todas las sensibilidades son necesarias, y con un sistema como el español, es comprensible que haya un alto número de funcionarios, es cierto, pero, me pregunto ¿no dice bastante poco de un país que tengamos casi tantos autónomos (3,2 Millones) como funcionarios (3 Millones)?
¡Dignifiquemos el término emprendedor! Son muy necesarios, en primer lugar, porque todos, con mayor o menor éxito aportan iniciativa dentro de un “momentum” mayoritariamente mediocre e inmovilista. En segundo lugar porque el emprendedor es el embrión del empresario que crea riqueza y valor. Es cierto, que muchos crean y vuelan, una idea, un proyecto, un esfuerzo, un desarrollo y en ocasiones la ilusión de crear se diluye y se tiende a busca un hombre de empresa para que continúe la labor y poder soñar de nuevo. Eso ocurre porque un emprendedor no sólo no tiene porque ser necesariamente un buen gestor, sino que además en muchas ocasiones, incluidos escenarios de mucho éxito, al emprendedor le aburre el día a día y comienza a pensar en deshacer posiciones y buscar una nueva idea. Es la inquietud del emprendedor la que no le hace permanecer en puestos cómodos y empezar de nuevo cuando siente que ha llevado su proyecto a su destino.
¿Hay pocos emprendedores en España? Muy pocos. Si, es cierto, pero no es menos cierto que muchos de ellos son sensacionales.  Esa criba inicial española, que impide emprender y no potencia el espíritu luchador del individuo que quiere escribir su propio futuro, es lo que hace que los pocos que se deciden a emprender y lo intentan con todas sus fuerzas, lo hacen a conciencia. Las instituciones, el sistema financiero y el capital riesgo, en muy contadas ocasiones apoyan las iniciativas de nuestros emprendedores, y cuando las apoyan, lo hacen en ocasiones de una forma tan agresiva con el mentor del proyecto, que acaban estrangulándolo.
Las ayudas del ICO
Hay noches en las que todos los que emprendemos en España, nos levantamos con sudores fríos. Deben ser las noches que me preocupa que las cosas se pongan aun más difíciles y que haya que recurrir a ese sonriente personaje del ICO que anuncia una “barra libre” de ayudas y dinero en televisión. Es como el Freddy Krugger de los emprendedores; si lo necesitas y crees que vas a tener ayuda del ICO, estás perdido, aquí tienes que salir adelante por ti mismo, sin esperar ningún tipo de ayuda, y sobre todo sin creer que tendrás opción a las ayudas anunciadas constantemente en televisión,  si te encuentras finalmente en el momento crítico empresarial, que todos tememos.
A todos los que nos gusta emprender nos llega también un momento en el que nos vemos reflejados como éramos años antes, pero esta vez en la piel de otro nuevo emprendedor, inquieto y lleno de ideas. Apostar y apoyar por una nueva generación de  emprendedores españoles y actuar como “Business Angel” es para algunos de nosotros tan vocacional como crear un nuevo proyecto en primera persona, es una ilusión tan especial como la que todos hemos vivido al  generar nuestro primer proyecto y crear aquella primera empresa. Pero en este país es tan difícil emprender como ayudar a un tercero a que emprenda. Se echa en falta un apoyo especifico al sector de los soñadores, a los constructores de ilusiones, y más aun a los mentores de estos que son incluso más difíciles de encontrar que los primeros.
Me cuentan que una vieja reivindicación que todos teníamos ha calado en nuestra clase política. Algo tan básico como reglamentar el mecenazgo –si, increíblemente, no había siquiera una reglamentación especifica ni tan siquiera el más mínimo beneficio o incentivo fiscal-  va a por fin ser posible. No se pedía mucho, un acuerdo de mínimos en el que se reconozca y se potencie el papel de los Business Angels como vertebradores y auténticos incubadores de proyectos de terceros.
Una luz al final del túnel
El pasado día 22 de abril de 2009 fue aprobada por la Comisión de Ciencia e Innovación del Congreso de los Diputados la Proposición no de Ley nº 161/000858, de regulación de los “Business Angels” como instrumento de potenciación de la innovación, y según me informan en el Congreso, el texto de la Proposición no de Ley será publicado oficialmente en el Boletín Oficial de las Cortes Generales en los próximos días.
Esperamos con ilusión que no sea un nuevo papel mojado, una excusa de comunicación instrumentalizada políticamente, y que realmente sea el impulso que tanto tiempo hemos esperado. Que esta proposición no de Ley se convierta en un estimulo más para emprendedores y sus mentores; que la historia nos ha demostrado muchas veces que son los auténticos innovadores los que finalmente pueden hacer crecer un país.

Emprender en España tiene cierto merito. Un emprendedor en nuestro país es una mezcla de un iluso, un Don Quijote surrealista, y un loco moderno, que siente que va en contra de la corriente general de la sociedad que le rodea y que muchas veces consigue confundirle para desistir en su épica batalla.

Algunos días me levanto y me pregunto si vale la pena. Ciertamente si viviera en Estados Unidos o mucho más cerca de España, en algunos estados del Norte de Europa no me levantaría con ese sentimiento que a veces me invade. Socialmente en algunos países latinos la figura del emprendedor, del empresario, está claramente infravalorada. Tanto que es posible que no valga la pena cierto sacrificio y esfuerzo, que para sacar un proyecto adelante, resulta inevitable.

don-quijote-1955.1227528980

En España se premia el inmovilismo. Emprender no tiene premio, en ocasiones es sólo una última salida, una búsqueda del autoempleo cuando el tema se torna tan feo que no se ven otras opciones a medio y largo plazo. Pero también existe el emprendedor, el que su profesión es exactamente esa, emprender, es un emprendedor vocacional, no sirve o no quiere trabajar para terceros y seguirá emprendiendo nuevos proyectos toda su vida; con mayor o menor acierto, pero lo hará porque no sabe hacer otra cosa; solo emprender.

Lo que no cabe ninguna duda es de que este país necesita más emprendedores, más iniciativa, más innovación y posiblemente menos funcionarios de espíritu. En estos duros momentos económicos, la crisis se está llevando por delante a los primeros; a los arriesgados e innovadores. Son tiempos duros en todo el mundo y España no es una excepción; durante 2008 más de 300 autónomos se daban de baja cada día en la Seguridad Social. Un nefasto dato que nos hace perder iniciativa, innovación y creatividad.

Es necesario tener gente capaz de asumir riesgos y lanzarse al vacío, es una opción de alto complicada, que contrasta salvajemente con otras opciones muy controladas y seguras a nivel laboral, es algo así como saltar con red o lanzarse al vacío como estamos viendo en el caso de muchos autónomos.

Emprendedor Vs Funcionario /Asalariado

Un emprendedor no es más ni menos que un funcionario o un asalariado. En una sociedad como la nuestra, todas las sensibilidades son necesarias, y con un sistema como el español, es comprensible que haya un alto número de funcionarios, es cierto, pero, me pregunto ¿no dice bastante poco de un país que tengamos casi tantos autónomos (3,2 Millones) como funcionarios (3 Millones)?

¡Dignifiquemos el término emprendedor! Son muy necesarios, en primer lugar, porque todos, con mayor o menor éxito aportan iniciativa dentro de un “momentum” mayoritariamente mediocre e inmovilista. En segundo lugar porque el emprendedor es el embrión del empresario que crea riqueza y valor. Es cierto, que muchos crean y vuelan, una idea, un proyecto, un esfuerzo, un desarrollo y en ocasiones la ilusión de crear se diluye y se tiende a busca un hombre de empresa para que continúe la labor y poder soñar de nuevo. Eso ocurre porque un emprendedor no sólo no tiene porque ser necesariamente un buen gestor, sino que además en muchas ocasiones, incluidos escenarios de mucho éxito, al emprendedor le aburre el día a día y comienza a pensar en deshacer posiciones y buscar una nueva idea. Es la inquietud del emprendedor la que no le hace permanecer en puestos cómodos y empezar de nuevo cuando siente que ha llevado su proyecto a su destino.

¿Hay pocos emprendedores en España? Muy pocos. Si, es cierto, pero no es menos cierto que muchos de ellos son sensacionales.  Esa criba inicial española, que impide emprender y no potencia el espíritu luchador del individuo que quiere escribir su propio futuro, es lo que hace que los pocos que se deciden a emprender y lo intentan con todas sus fuerzas, lo hacen a conciencia. Las instituciones, el sistema financiero y el capital riesgo, en muy contadas ocasiones apoyan las iniciativas de nuestros emprendedores, y cuando las apoyan, lo hacen en ocasiones de una forma tan agresiva con el mentor del proyecto, que acaban estrangulándolo.

Las ayudas del ICO

Hay noches en las que todos los que emprendemos en España, nos levantamos con sudores fríos. Deben ser las noches que me preocupa que las cosas se pongan aun más difíciles y que haya que recurrir a ese sonriente personaje del ICO que anuncia una “barra libre” de ayudas y dinero en televisión. Es como el Freddy Krugger de los emprendedores; si lo necesitas y crees que vas a tener ayuda del ICO, estás perdido, aquí tienes que salir adelante por ti mismo, sin esperar ningún tipo de ayuda, y sobre todo sin creer que tendrás opción a las ayudas anunciadas constantemente en televisión,  si te encuentras finalmente en el momento crítico empresarial, que todos tememos.

A todos los que nos gusta emprender nos llega también un momento en el que nos vemos reflejados como éramos años antes, pero esta vez en la piel de otro nuevo emprendedor, inquieto y lleno de ideas. Apostar y apoyar por una nueva generación de  emprendedores españoles y actuar como “Business Angel” es para algunos de nosotros tan vocacional como crear un nuevo proyecto en primera persona, es una ilusión tan especial como la que todos hemos vivido al  generar nuestro primer proyecto y crear aquella primera empresa. Pero en este país es tan difícil emprender como ayudar a un tercero a que emprenda. Se echa en falta un apoyo especifico al sector de los soñadores, a los constructores de ilusiones, y más aun a los mentores de estos que son incluso más difíciles de encontrar que los primeros.

Me cuentan que una vieja reivindicación que todos teníamos ha calado en nuestra clase política. Algo tan básico como reglamentar el mecenazgo –si, increíblemente, no había siquiera una reglamentación especifica ni tan siquiera el más mínimo beneficio o incentivo fiscal-  va a por fin ser posible. No se pedía mucho, un acuerdo de mínimos en el que se reconozca y se potencie el papel de los Business Angels como vertebradores y auténticos incubadores de proyectos de terceros

grey_business_group

Una luz al final del túnel

El pasado día 22 de abril de 2009 fue aprobada por la Comisión de Ciencia e Innovación del Congreso de los Diputados la Proposición no de Ley nº 161/000858, de regulación de los “Business Angels” como instrumento de potenciación de la innovación, y según me informan en el Congreso, el texto de la Proposición no de Ley será publicado oficialmente en el Boletín Oficial de las Cortes Generales en los próximos días.

Esperamos con ilusión que no sea un nuevo papel mojado, una excusa de comunicación instrumentalizada políticamente, y que realmente sea el impulso que tanto tiempo hemos esperado. Que esta proposición no de Ley se convierta en un estimulo más para emprendedores y sus mentores; que la historia nos ha demostrado muchas veces que son los auténticos innovadores los que finalmente pueden hacer crecer un país.

29 thoughts on “El mérito de ser emprendedor en España”

  1. Coincido en muchas de las cosas que decís, especialmente creo que el que nace emprendedor, jamás se va a sentir bien trabajando para otros. En cuanto a las políticas que ayudan o no al emprendedor, ni te cuento la situación en Argentina… Me alegro que en España haya alguna mejoría, saludos!

  2. Creo que eso del reconocimiento social es algo que los emprendedores tenéis un poco exagerado. No creo que la gente os retire el saludo u os escupan por la calle por ser emprendedores.

    Pero tampoco es lógico esperar que la gente te trate de usted o te den un tratamiento VIP en los restaurantes, es una forma de tener profesión mas, con sus ventajas y defectos.

    Y parece como si solo fueran emprendedores los que trabajan en nuevas tecnologias. La verdad es que emprender también lo hacen los que abren un locutorio o un bar de mala muerte.

  3. Ay que ver… A estas alturas del partido y todavía creyendo en los politicastros.

    Regularán el tema de los “Business Angels” porque la expresión es muy molona y permitirá que los politicuchos se hinchen pavoneándose de lo mucho que hacen por los emprendedores y el tejido productivo.

    Despierten.

    Tenemos un gobierno sosiatón amante de los funcionarios y enemigo a muerte de los empresarios.

    ¿No me creen?

    Pues tengo cuatro millones y medio de razones que lo demuestran.

  4. el emprendedor que sea realmente un emprendedor, es decir, que innove, aporte soluciones y proporcione empleo a la gente, siempre será bien reconocido.

    el desprestigio del empresario (que no emprendedor) en España, obedece a que el empresario (como grupo social genérico, aunque ya sabemos que toda generalización es perversa) más que nadie tiene mentalidad ‘funcionarial’, o peor aún, de ‘rentista’, es decir, que lo que quiere es invertir su dinero y sacar el doble, sin preocuparse de dónde o porqué sale.

    En definitiva, que los problemas del país son de una mentalidad generalizada, no va por grupos sociales.

  5. Hace unos meses pensé en montar mi propia tienda de ropa y accesorios…tenía una clientela potencial fiel a sus gustos y duradera…pero viendo todos los pasos necesarios y el capital que necesitaba me desanimé pronto.Me encantaría trabajar para mí y por qué no,generar empleo…pero asumo que no tengo el arrojo para tan hercúlea tarea..¿me hace eso ser peor persona?…no…me gusta pensar que actúo con sabiduría aceptando dónde están mis límites..tal vez no sea un emprendedor vocacional y sienta cierta envidia y admiración hacia esas personas que sí se lanzan a la piscina y se arriesgan.Mi vocación es otra…quiero ser psicólogo de la salud o psicólogo clínico…y empecé la carrera a una edad en la que algunos ya tienen doctorados…pero mientras ese momento llega quiero trabajar en sanidad y la unica vía que he encontrado para hacerlo es opositando a celador…tampoco me avergüenzo de admitirlo,es más mi propia tutora de carrera me ha aconsejado lanzarme de cabeza al asunto.He trabajado en la industria del automovil,en la inmobiliaria,en el transporte…todas ellas industrias que ahora pasan momentos duros…y ahora mismo estoy sin trabajo a causa de un ERE…así que bueno…si a alguien le molesta el hecho de que me busque la vida para trabajar en lo que me gusta,que mire hacia otro lado.

  6. No es de extrañar la valoración social y oficial de los emprendedores; viendo como se ha tratado y se trata a los autónomos en España, es fácil entender lo que se valora su capacidad de trabajo y de negocio.

  7. Como dije en mi blog hace poco, ser emprendedor en este pais es una de las cosas mas jodidas que se puede hacer, no porque sea dificil, que lo es, y mucho, sino porque en este pais, el que alguien quiera montar una empresa y ganar dinero con ella, es motivo de odio, envidia y en general, de mala leche. Está muy mal visto generar dinero, parece como que el empresario es el “brujo” en la inquisicion española del siglo XV. Seguimos siendo un país de paletos llenos de prejuicios.

    Si seguimos asi, acabaremos como en Cuba, todos funcionarios, pero claro casi 4 millones de votos + familiares es un pastel que los políticos no pueden ignorar :(.

    La economia mundial mejora, a ver que pasa cuando en seis meses o un año los tipos estén mas altos.

  8. Una vez escuche a alguien, que me dijo, fracasar es avanzar un paso hacia la perfección. En Latinoamérica y España una persona que comete un error en su propia empresa o trabajando para alguien resulta ser un estigmatizado, nadie quiere saber nada de él; esto que llaman emprendedor es aquel que nunca se cansa de seguir avanzando, cayendo y levantandose por lograr aquello que tanto sueña o añora.

    Nunca he usado ayudas, ni tampoco creo en las subenciones, como emprendedor, autonomo en españa, creo que el secreto no está en obtener créditos, está en generar riqueza y quitar impuestos. A veces creo que como autonomo trabajo para dar el paro a miles de ex funcionarios y eso realmente me parece una estafa. Porque a personas que deciden sacar su familia, trabajo o prefesión adelante “solos” tienen que hacernos pagar tantos impuestos y para ello tenemos que trabajar mucho mas que el resto.

    Tambien estoy de acuerdo en eso de que en EEUU la cosa es distinta, no se porque, pero se que es así. Tengo varios proyectos en los cuales podrían acceder a un prestamos, pero nos piden un plan de 3 años con valores de los beneficios de ese tiempo. Y me pregunto, como voy a saber cuanto generaré cuando estoy creando algo que no existe y que posiblemente cambie a medio camino ya que si se actualizo la tecnología mi modelo de negocio cambiará de tal forma que estos valores serían pura mentira, pues ahora estoy aprendiendo a escribir planes y ejecutar realidades.

    Es una lástima que el sistema ponga a quienes podemos solucionar grandes problemas frenos y trabas mas complejas que el mismo problema a solucionar.

    Partiendo de esto ahora tengo una nueva filosofía, aquel que se complica la vida para hacer negocios y necesita mucho tiempo para ver si lo tiene que hacer o no es mejor no contar con esa persona. Los emprendedores somos ágiles algo que hasta ahora el sistema no sabe como manejar.

    “entre pensar que y como hacer, mejor hacer” creo que lo dijo Bernando Hernandez de google.

    Muy buen post por cierto! 🙂

  9. Soy autonomo desde hace años y gano 40.000 euros al mes. Si quereis ganar dinero de verdad montaros vuestra propia empresa, de lo que sea, pero eso de trabajar para otro por un sueldito es la mayor mentira jamas contada (si es que lo que quereis en la vida es ganar dinero de verdad)

  10. España es un país de titulitis. Si eres doctor eres algo, si eres comercial o emprendedor eres un fracasado.

  11. @Daniel Peiró

    Creo que en parte tienes razón, pero solo en parte. La verdadera realidad te la encuentras de frente cuando sales de la universidad a buscar un trabajo. Porque la carrera más difícil es encontrar un trabajo donde se valoren tus conocimientos.

    No obstante creo que aparte de haber titulitis también hay muchos que son emprendedores de profesión, algo que no entiendo. No es el primero que va diciendo por ahí que es emprendedor 2.0 y lo único que hace es estar todo el día diciendo chorradas en twitter. Por eso te digo que ni tanto ni tan calvo.

    Por cierto, ya que sacas el tema de los comerciales, te diré que me he topado con muchos que son unos verdaderos inútiles, que ni siquiera saben lo que venden. No me gusta generalizar, pero en ocasiones me he topado con comerciales que van por la calle como si fueran dioses vestidos de armani para vender yogures.
    Además en España titulitis más bien poca, porque suele ser muy típico oir algo del tipo.

    Mira Manolito, estudiar una carrera de 5 años para acabar reponiendo yogures en el mercado. Esto lo he odio muchas veces!

  12. Una ultima cosa, parece que uno tiene que presentarse ante los demás diciendo que es emprendedor. Es algo que me sorprende. Por que a la pregunta ¿Que eres? Muchos responden -> Emprendedor. No se, me parece ridículo. Para mi una pregunta de este tipo no merece respuesta. Y responder diciendo emprendedor me parece ratificar la estupidez de la pregunta. Puestos ha responder diría: Ingeníero, emprendedor, vegetariano, amante de las mujeres entradas en carne y coleccionista de chapas de cocca-cola.

    Sin ofender a nadie muchos usan la coletilla soy emprendedor para esconder sus carencias. Porque emprendedor es algo muy genérico, como un estado metamórfico previo a convertirse en algo mejor. Porque vale que seas emprendedor pero de que? Arreglas puertas, haces proyectos de ingeniería, diseño de páginas web, tienes un bar, arreglas zapatos, o que carajo quieren decir las personas que solo responden con soy emprendedor. Quieren decir que lo son pero que todavia no han descubierto en que sector…

    Bueno no sigo que esto se alarga. Carajo tengo que emprender un blog para plasmar mis inquietudes y no aburrir a los lectores de este y otros blogs 😉

  13. Florian, eso no es nada. Yo hay meses que alcanzo los 230.000 euracos, pero cuando me da el bajon tengo que encenderme otro peta y volver a poner el “surgeon” de Umek.
    ¡so primin!

  14. Me parecen muy interesantes los términos en los que se está planteando el debate sobre la posibilidad de emprender en España. Van surgiendo elementos a tener en cuenta: excesivo peso del funcionariado, vinculación entre Universidad-empresa, apoyo de los sectores público y privado (banca), etc.

    Creo que el verdadero nudo gordiano por el que las empresas españolas no consiguen “despegar” no es tanto por la capacidad del español para entregar lo mejor de sí a su proyecto; el problema es que a la idea le falta valor añadido, mejorar la competitividad en un mundo globalizado…

    La cuestión es que hoy en Silicon Valley nacen empresas sabiendo que su mercado es mundial… Quizás en nuestro país se sigue adoleciendo de cierta visión cortoplacista.

  15. Como comente en Twitter ayer con @mariodhehther y @danielpeiro pensaba dar mi comentario que era un poco extenso en mi blog pero finalmente como dice Alejandro a veces es bueno dejar pasar unas horas y reflexionar.

    Suelo con más frecuencia de la deseada ligadas al emprendedor las palabras “sufrimiento, esfuerzo, sacrificio” y no en la forma que me gustaría leerlas.

    Hace meses atrás escribí un post sobre justamente esas palabras “esfuerzo, sacrificio, metas y objetivos” en referencia a mis hijos (no es auto publi, esta en catalán y más abajo en castellano)http://www.xn--jorgegonzlez-kbb.com/pef-projecte-escola-familia/

    En España tiene mérito iniciar cualquier cosa No solo emprender.
    ¿Que es un emprendedor? Pq estoy harto de que asemejen un autónomo que no crea riqueza al emprendedor, trabajando desde casa, sin personal y como emprendimiento un blog o una web, VENGA YA¡¡
    Emprender significa luchar, esfuerzo, sacrifico, caer y levantarse con más fuerza, perseverar, resiliencia y un sinfín de palabras más.

    Claro que requiere esfuerzo y sacrificio y ese es uno de los principales males de nuestra sociedad la total ausencia de cultura del esfuerzo y negatividad cultural que nos viene dada desde la cuna (en el mio no, Gracias Papa) y sigue en nuestra educación escolar y universitaria (hay mucho que hablar aquí).

    Claro que es difícil emprender (crear empresa) en nuestro país si los de arriba carecen de cultura emprendedora, la mayoría de políticos son asalariados en su mayoría funcionarios y los pocos que vinieron del mundo de empresa se los cargan con rapidez.

    ¿Que podemos esperar entoncés?

    Pues no nos queda otra que coger la mochila y empezar a escalar siempre pensando en llegar arriba y sino puedes llegar hoy ya llegarás mañana, dando un rodeo, acompañado o solo pero siempre sin perder el objetivo.
    Todo aquello con lo que empezaste el camino es lo que tienes contigo y si decides parar un tiempo, no es una derrota. Si de verdad lo sientes volverás desde donde lo dejaste con más fuerza.

    Perdón, estoy mezclando sentimientos y experiencias, lo que quiero decir es que yo no espero que me den una palmadita en la espalda y que valoren mi esfuerzo, lo hago por mi, porque lo siento y porque lo he decidido por encima de todo y eso me tendría que bastar. Las dificultades que vengan bienvenidas sean sino que recompensa tendría.

    @Daniel Peiró,
    Dani yo estudié Publicidad me reconvertí en comercial (ya lo sabes) y cuando le dije a Mi suegra que dejaba YELL (antigua TPI) con dos hijos donde estaba ganándome muy bien la vida en Grandes Cuentas, para montar una empresa, casi le da un infarto, claro ella había sido toda su vida una asalariada de Banesto que otra cosa podía pensar. Me considero vendedor y emprendedor y no soy un fracasado. ::))

  16. Buenas noches. Acabo de llegar es la 1am y veo los comentarios.

    Voy a intentar ser breve.
    Primero decir que lamento que esto haya sucedido aqui: este era un post sobre EMPRENDER

    En segundo lugar, Santiago decirte que los XXX en el nombre fueron idea mia al eliminar los comentarios de MArio cuando me lo solicitó. Mario no pidió que editara tus comentarios, fuí yo de motu propio para evitar alusiones personales y que no tuviera sentido al dejar Mario de participar. Creo que al menos debería haberte enviado un email explicandote que lo hacia y porque. Lo lamento y te escribiré excusandome.

    Mario, he ido haciendo lo que me has pedido ante esta situación. Creo que confundes el soporte con la persona. Yo leí con atención tu comentario a este post, en el me metías caña y me criticabas. Lo respondí y te dí la razón en algunas cosas, lo agradecí y te dije que me habias hecho reflexionar. Además te pedí más info (que ahora he perdido sin acabar de leer por cierto) sobre lo que decías de la Universidad, que me pareció interesante.

    Has discutido con una persona que no soy yo. Y tu reacción conmigo sólo la puedo interpretar porque llegues a pensar que yo soy Santiago ¿?. Yo te he tratado con respeto, como siempre, te he respondido y he encajado tus criticas, he eliminado lo que me has pedido, incluyendo mis comentarios ¿? Me pone triste y no entiendo que tras ello digas cosas como :
    “te acabas de cargar mi respeto por Alejandro.”

    ¿? Yo no he tenido nada que ver en esta discursión, yo respeto a todo el mundo, y me parece lo mínimo que me respeten a mi.

    Acabo de leer en twitter que cuestionas mi ética. Me parece triste Mario, yo sólo te he escuchado y atendido. También te escribiré un email, y si en algo te he ofendido lo lamento y me disculparé. Pero no creo que me merezca el trato de que cuestiones mi ética porque hayas discutido con otra persona.

    Por ultimo este post sigue abierto a comentarios sobre emprender. Lo demás lo eliminaré. Me pone triste que esto suceda, y si queréis seguir la discusión hacedlo vosotros: autorizadme a daros vuestros respetivos emails y podréis discutir todo lo que queráis, pero que a mi no me lleve por medio porque encima que no intervengo al final para unos soy un censor y para otros no tengo ética.

    No aceptaré ningún comentario que no sea sobre emprender y os escribiré un email a ambos. Gracias a todos por la comprensión

  17. Para mí el respeto y reconocimiento que se tiene en un país a investigadores y científicos es proporcional al que se tiene a los emprendedores. Aquí un hilo de mensajes con muchas opiniones esclarecedoras:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/115038-sueldos-suelditos-cientificos-no-ganan-ni-pa-pipas.html

    Luego no hay más que enumerar los premios nóbeles que hemos conseguido en toda nuestra historia o las incontables (por el 0) macroempresas de base tecnológica que se han fundado como fruto de la colaboración universidad-empresa habida cuenta de que no creo que haya nadie que niegue que el Pícaro y el Farandulero no sean estereotipos directores de nuestra cultura (otros tienen por ejemplo al Cowboy y el Astronauta) lo que esboza claramente por qué pasa lo que pasa y todo esto sin entrar a comentar una serie de circunstancias que conocéis algunos de los que habéis comentado con lo que yo ddesde luego me identifico totalmente con tu post Alejandro..

    Alguien se extraña de algo?

Deja un comentario