¿Donde está la universidad? (en el apoyo al emprendedor)

Viendo los ejemplos americanos especialmente, pero también franceses, alemanes, ingleses, japoneses y de los países nórdicos, esta mañana me preguntaba a mi mismo dónde está en España la Universidad en el campo de alentar emprendedores y ser la cantera de negocios de nuevas tecnologías. De empujarles, formales, encontrarles socios industriales que apoyen y validen el proyecto.

En una agradable charla el otro día con Raúl Mata, de Factoría Digital de Ideas me comentaba por encima iniciativas de la Universidad Politécnica para alentar emprendedores y ser una verdadera incubadora que valide proyectos de investigación y tecnología. La idea me parece apasionante. Pero claro que estemos en este punto en el 2009 me resulta llamativo.

No creo que haya mejor universidad que la que pueda sacar proyectos adelante, mejor formación que la de construir realidades ninguna. Podemos generar alumnos  en mejor o peor medida, pero también podríamos sacar desde la Universidad (que para estas cosas SI tiene medios suficientes) hornadas de emprendedores y proyectos, que nazcan desde la Universidad, allí se rueden y se validen y los que vayan saliendo  adelante y sean interesantes cuenten con un apoyo interno de contacto con socios industriales, Business Angels, empresas del sector, con acceso a financiación, y a inversores, pero también con involucración de gente relacionada con el mundo universitario que sirve como filtro y validación de la idea.

universidad

A mi, si me llega un proyecto de tecnología interesante, visado desde una Universidad española de prestigio, con recorrido dentro de ella, y habiendo pasado filtros serios y saliendo adelante con visos de viabilidad, eso me animaría más a apoyarlo e invertir.

Sí, se que ahora alguien me va a enviar por email ejemplos de Universidades que “invierten” “apoyan” “actúan como viveros” etc., pero hablemos en serio, no de presupuestos que suelen acabar donde siempre, hablemos de crear y sacar empresas de verdad. ¿Es viable que dentro de la Universidad haya proyectos que crezcan apoyados desde la facultad como vivero y salgan de ella?. ¿Conocéis algún caso?

¿Algún Business Angel participa con alguna universidad pública o privada en esa segunda fase apoyando y validando proyectos con ella? . ¿Algún ejemplo de proyecto de internet y tecnología que haya triunfado saliendo desde la Universidad? Ojo, y no me refiero creado por universitarios, sino naciendo desde la misma universidad como paraguas de apoyo.

Emprendedores en la Universidad, ¿ven posible y buscan apoyo para iniciativas empresariales embrionarias dentro de ella?. ¿O acaban pateando en la calle alternativas al margen de esta?

¿Hay pocos casos o me estoy perdiendo algo?. Si el nuevo Google no se hubiera gestado en las aulas de Stanford, sino en las de la Complutense ¿alguien lo hubiera apoyado? O habría sido un calentón más de unos estudiantes que queda en nada.

Ultimamente tengo el “culo pelao” ya de verBusiness Plans. Ninguno me ha sido nunca remitido directa o indirectamente por una Universidad. Ninguno de los que me ha llegado por otras vías ha contado nunca con el apoyo o ha estado visado por ninguna universidad ni pública ni privada. Podemos limitarnos a ir a la Universidad cuando nos invitan a dar una charla, o que el tema de verdad sea proactivo y bidireccional como debería.

A mi entender, aquí, hay algo que falla.

7 comentarios sobre “¿Donde está la universidad? (en el apoyo al emprendedor)”

  1. Efectivamente y sí: hay algo que falla.

    Este es un tema que ya estoy cansado de criticar. La investigación en España produce muy poca transferencia de tecnología, tanto por la falta de apoyo de las universidades como por la falta de interés de los propios profesores/investigadores. Algunos profesores de la UEM hemos intentado impulsar el tema del emprendizaje en la universidad sin apoyos reales en ningún sentido. Ni la universidad tiene interés en formar “realmente” a emprendedores (si hablas con algún responsable, te venderá que sí…), ni la mayoría de los alumnos y profesores lo consideran tampoco como una opción viable.

    En noviembre pasado montamos unas Jornadas de Informática en las que dedicamos todo un día a emprender en Internet, y tuvimos mesas redondas de ex-alumnos que habían tenido cierto éxito al crear sus empresas, también estuvieron Carlos Blanco, Emilio Márquez, Jesús Encinar y Rodolfo Carpintier, y una charla de Javier Cuervo (de Madri+d), en la que habló del apoyo que instituciones como la suya proporcionan a los emprendedores de base tecnológica. ¿Resultado? vino casi más gente de fuera de la universidad que de dentro, y ningún interés institucional.

    Por otro lado, como sabes, Wipley ha surgido como spin-off, pero no de la UEM, sino de un consorcio formado por unas cuantas universidades y empresas de Madrid. No hace falta que te diga por qué. Eso sí, en cuanto se hizo pública la concesión del Accésit al premio de mejores ideas de Madri+d, les faltó tiempo para colocar una noticia en portada diciendo que era una idea “originaria de la UEM”.

    De todas maneras, ante la falta de apoyo para “nuevos Googles”, creo que la mejor actitud que se puede tener es la que contaba el otro día en mi blog: ¡No me digas que no se puede!

    Por último, en cuanto al prestigio de las universidades españolas, tampoco te fíes. Yo hice los cursos de doctorado en la universidad española más prestigiosa en el Doctorado en Inteligencia Artificial, y sólo puedo decir que es una #%&@ chapuza…

  2. Un persona que no ha creado una empresa no podrá nunca fomentar bien el espíritu emprendedor. Una cosa es investigar, otra innovar, y generar valor con la tecnología. ¡La mayoría de profesores universitatios no saben lo que es un business plan! No piensan en las aplicaciones de la tecnología, sino en la tecnología como tal.

    ¿Cuántos se han planteado o han creado empresas? Se me ocurre Fractus, pero creo que nunca fue bien vista por la UPC. De lo que conozco, habría que preguntar a BMAT o a Verbio … Por cierto, la UPC participa en una sociedad de capital riesgo Innova 31.

    Si un proyecto viene visado por Berkeley o Stanford, para mí sería garantía, pero dudo mucho de esos filtros en la universidad europea en general. Muchas cosas tendrían que cambiar.

    A pequeña escala, estoy colaborando con entidades para fomentar el espíritu emprendedor desde el Instituto, en este país tenemos que cambiar la mentalidad de querer ser funcionario por la de generar valor de verdad.

    Y valor no sólo significa copiar las buenas ideas nternacionales, sino desarrollos propios con grado elevado de I+D …

  3. Estoy de acuerdo contigo, Alejandro, aunque el problema Universidad-Empresa en este país es bidireccional. No solo la Universidad no “es emprendedora”, si no también resulta que muchas empresas o empresarios rehuyen de cualquier actividad empresarial iniciada en la Universidad. En España las Universidades no están consideradas por el mundo empresarial como verdaderos centros de conocimiento, y la Universidad tampoco considera a las empresas como una forma de explotar ese conocimiento. Ambas posturas deberían encontrarse para conseguir innovación de verdad, pero con la mentalidad “made in Spain”, apaga y vámonos.

  4. En mi caso, yo descubrí que la Universidad Española está atrasada por tema de becarios.

    A nuestra empresa vienen muchos estudiantes alemanes que nos encuentran y se buscan la vida para conseguir becas europeas (Leonardo creo) y trabajan durante 6 meses fulltime, para luego cursar sus últimos 6 meses de carrera.

    Yo por ser el lado hispano de la empresa quise hacer lo mismo con estudiantes españoles, de Madrid. Pues la burrocracia necesaria es tan grande que cuando al final estaba ya todo sellado, se me quitaron las ganas…

    Además no vienen 6 meses seguidos y no están bien formados. ¿Es este el nivel que ofrecen los responsables universitarios?

    No es suficiente.

  5. Actualmente existe en la UAM convocado el Premio CIADE al emprendedor.
    No obstante, yo me pregunto, qué clase de proyecto real quieren que salga adelante con una base de financiación de 6.000 euros cómo máximo. En esta convocatoria mi proyecto ha pasado a la fase final, pero cuando les hablas de cifras y de crear un equipo de investigación se torna inviable.
    Así,la próxima vez, presentare como proyecto de empresa crear un Kiosko de pipas en mi pueblo y esperando que me lleguen esos 6.000 euros, porque tal vez, no tenga ni para pagar la licencia de apertura que me exija el Ayuntamiento.

    Finalmente, destacar el trato y la preparación de Esperanza, mi tutora. Creo que es lo mejor que tiene este proyecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.