El efecto Paul Potts

No es un editor de la publicación de moda en USA, ni es un gurú de nada. Paul Potts es un tipo normal, de la calle. O al menos lo era hasta hace poco.

Ayer por la mañana en un desayuno informal con unos periodistas en la oficina se han quedado sorprendidos cuando he mencionado lo que yo llamo “El Efecto Paul Potts“. ¿Qué es para mi ese efecto? Para verlo, deberías verte este vídeo, es menos de 3 minutos y podrás sacar algunas conclusiones (es posible que tal vez muchos lo habréis visto; este vídeo tiene cerca de 6.000.000 de visionados en YouTube).

Posiblemente pensarás, bueno, un reality de televisión más y un tipo feo que canta bien. Correcto, pero no es para mi lo trascendente. Para mi lo increíble es que este tipo, con una voz excepcionalmente educada y que ha nacido para cantar ópera, ha consumido su vida hasta entrar en este concurso detrás de un mostrador, vendiendo teléfonos móviles para South West; es tan triste como increíble. Es triste que alguien que tiene un don, que tiene una ilusión y que tiene unas posibilidades excepcionales de hacer algo bonito e importante se haya visto engullido por la sociedad y no pueda hacer aquello para lo que realmente ha nacido; en este caso cantar.

Por supuesto Paul es un privilegiado, un golpe de fortuna; el esfuerzo, constancia y finalmente la televisión, un concurso, una bonita historia, fama, grabar un disco, conciertos por medio mundo. Podríamos decir que es algo así como una Cenicienta moderna.

El problema es que con toda esta incertidumbre económica que vivimos, estas bonitas historias van a escasear cada vez más aun de lo que ya lo estaban haciendo, y la inercia de la sociedad, que nos va limitando como individuos y quitándonos ambición, va a ser más cruel aún y va a generalizar que este tipo de personajes, emprendedores, con una ilusión, o incluso con un don, acaben en un trabajo gris, donde están limitado, no pueden superarse, cumplir ilusiones y hacer aquello para lo que han nacido. El efecto Paul Potts es quitarse ese corsé, romper con lo preestablecido para ti, con el papel que alguien te ha asignado, luchar por lo que quieres e intentar destacar, no autolimitarte dentro de una sociedad o estructura mediocre.

Si crees que tienes posibilidades, ilusiones o “que has nacido” para hacer algo en concreto; lucha por ello, que la situación económica ni te intimide ni te pare, creo que si sientes que has nacido para algo distinto debes al menos intentar luchar por ello. Aunque fracases.

43 comentarios sobre “El efecto Paul Potts”

  1. Me has animado la mañana, supongo que todos somos un poco Paul potts pero pocos llegan a “la tele”.
    Me quedo con el último párrafo.
    Aunque pienso que la situación económica te puede parar y de que manera…

    Gracias Alejandro.

  2. Realmente crees que escasearan por la crisis?, yo creo que será al revés. Quiza la gran mayoría de los casos queden en el anonimato, pero yo creo que no es necesaria la repercusión mediatica. Pienso que la crisis, los despidos, los ERES harán que muchos se animen a llevar a cabo esa ilusión que tenían arrinconada por la comodidad de un sueldo fijo que ahora no llega. Y llevarlo a buen termino es un “Paulpottazo” en toda regla, no crees?

  3. Hola, Alejandro. Otro post más (y van…) muy interesante. Me ha servido para escribir uno a mí, bastante caótico, por cierto, donde te menciono y hablo de Fueras de serie, de Malcolm Gladwell, libro donde sale alguna historia similar. Sobre todo, la de un hombre con un coeficiente de inteligencia altísimo que se hace famoso al participar en un concurso. Un saludo

  4. El vídeo es increíble, creo que los Paul Potts se cuentan con los dedos de una mano (de dos si me apuras), aunque hay otros talentos que desde luego pueden aspirar a mucho más de lo que la sociedad les ofrece ahora mismo…

  5. Es una historia muy bonita, pero oculta el problema de que a menudo gente que tiene una bonita voz, que no extraordinaria, se deja llevar por ejemplos como este para buscar un triunfo que no merecen ni jamás conseguirán y que les hará perder un empleo de vendedor de telefonía, que no estaba tan mal del todo.
    Por cada talento que se muere de asco hay 100 que se creen que tienen talento sin tenerlo y a los que sueños demasiado elevados les puede llevar a un sonoro fracaso (y no siempre te guardan el trabajo en las tiendas).

  6. Muy buena historia, Alejandro

    Pero en esto también existen diferencias entre el primer mundo y “el otro”.

    Dile a un trabajador de una fábrica en Argentina (mi amada y odiada Argentina), que deje su trabajo 3 meses para probar suerte en un reality.

    Esto lo pudo hacer Paul Pott porque vive en Inglaterra.

    Triste pero cierto como la vida misma…

    Perdón por el escepticismo.

    Un abrazo

    Emiliano Perez Ansaldi

  7. Cuando los excesos de la monarquía de los Austrias llevó al estado español a varias bancarrotas consecutivas, no dejó de haber espacio para el talento de Velázquez, Quevedo, Góngora, Murillo, El Greco. O me acuerdo también de Miguel Hernández, el poeta, que era un humilde cabrero en tiempos de guerra.
    Creo que el talento se sale con la suya siempre, por más cortapisas que se le pongan.
    Otra cosa es que la crisis encoja la capacidad (o el número) de los head-hunttings dispuestos a reconocer dicho talento.
    El talentazo, el de verdad, es viral y de boca en boca irá llegando a donde tiene que llegar.

  8. Paul Potts es un crack. Yo seguí el programa ‘Got Talent’ en su momento por internet y era y soy fan de él. Todos los emprendedores en cierta forma somos un ‘Paul Pott’ que intenta cambiar el cauce de su destino yendo un poco a contracorriente.

  9. Eso si, la TV nos vende artistas que son una maravilla, que van a arrasar y que han salido por arte de birli birloque ¿de dónde? Que le pregunten a los creadores del Chiquilicuatre ¿ha muerto?

  10. Muy buen vídeo, excelente historia y grandes palabras Alejandro. Añado como comentario el valor de la perseverancia que tuvo (y seguramente continúa teniendo) Paul al seguir luchando por su sueño luego de tantas negativas por las que debe haber pasado

  11. Me a inspirado de sobremanera este post así que mañana mismo dejo el curro y las responsdabilidades para dedicarme a explotar mi “DON”…

    Que fácil es hablar cuando se tiene suficiente comida en la nevera…

  12. @RevolucionPC, dices “Que fácil es hablar cuando se tiene suficiente comida en la nevera…”

    Desconozco si conoces como esta de llena mi nevera (te sorprenderías a lo mejor en estos momentos posiblemente sea una apreciación demasiado personal e incluso poco acertada la tuya), lo que si te diré es que empecé hace 12 años en este negocio con un portatil y mis manos. Lo mucho o poco que tengo lo he ganado yo sólo, y no, no ha sido fácil.

  13. No me lo digas a mi dicelo a los casi 4 millonees de parados, en lo personal conozco gente eXtremadamente talentosa y con muchisima voluntad pero eso no les sirve de mucho.

    Cuando creces te das cuenta de que en determinadas sociedades tener talento contrariamente a lo que debería ser un denominador común lejos de ser una ventaja se convierte casi en un delito…

    Una cosa es ser optimista, positivo y aprovechar las oportunidades otra diferente es ir pregonando que la crisis (solo por dar un ejemplo) no eXiste.

    Yo empecé sacando equipos dados de baja de kellers y montando verdaderos frankensteins computacionales. Para conectarme tenía que ir por las noches a la estación de trenes 😉

    por cierto mi comentario anterior y el actual no van dirigidos a tí… No seas tan suceptible, eso te contradice 😉

    Un saludo !

  14. Una historia sorprendente y emotiva, sí señor. Hay luchar por lo que uno quiero y para lo que uno vale (dos cosas que muchas veces no van de la mano pese a nuestra incapacidad para asumirlo) en esta vida. Por lo menos, hasta que uno haya luchado lo suficiente como para plantearse otros caminos. Si estás cerca del objetivo, rondando tu sueño, la suerte puede darte un empujón… Saludos Alberto! Que cuanda ‘el efecto Paul Potts’!

  15. Me has alegrado la noche y me has hecho reflexionar Alejandro, que lindo es perseguir nuestros sueños, aunque tarden en concretarse! Gracias por compartirlo.

  16. leyendo a la chica de la tele me he acordado de esta entrada. Me parece que aquí yienes un efecto Paul Potts en toda regla. Y de mano de los mismos:


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.