Poniendo en valor el código

Durante los últimos años el picar código; la figura del programador, ha ido pasando a un segundo plano en muchas compañías. Recuerdo que en el final de los 90 el código era algo realmente importante; no se trataba de que querías hacer, sino de si era posible y quien podría hacerlo; era un  tremendo valor añadido.

programacion

En los últimos 5 años esa situación se ha ido revirtiendo y sobre todo, fracturandoy  dividiendo la programación y código asequible; personalización de Open Source, CMS tipo Mambo o ahora Joomla, etc,y código sencillo en la mayoría de los casos php, MySQL,  Ajax … a medida y grandes proyectos (al menos en inversión) que han ido especializándose y requieren enormes inversiones. Pero la figura del desarrollador o el grupo de desarrolladores como parte viva de un proyecto ha ido desapareciendo.

Estos desarrolladores se han agrupado y super-especializado en su propia compañía de servicios, o se han establecido en diferentes market places como freelances, pero esa figura media, que participaba activamente como socio industrial de un proyecto se ha ido viendo mucho menos, sobre todo porque el código empezaba a ser asumible, se podía comprar.

Creo que la situación de cierre del grifo en lo económico va a hacer que determinados desarrollos vuelvan a no ser asumibles. Pienso en la figura del programador como una parte activa de un proyecto participando de el accionarialmente va a ser de nuevo habitual en esta nueva coyuntura.

Hace 1 semana comentábamos en este blog si había o no una oportunidad en ¿Locura u Oportunidad? en los medios de comunicación. Tras analizarlo bastante (tengo pendiente publicar un resumen de todo ello) creo que hay un hándicap técnico importante. Creo que para poner algo así en marcha sería indispensable un equipo técnico como una parte más de los inversores industriales del proyecto, y por lo que estoy viendo por ahí, la menor presencia de liquidez del mercado hace que mucha gente esté planteando este tipo de alternativas y poniendo, si no lo estaba ya y si lo estaba aun de forma mayor, en valor el código.

8 comentarios de “Poniendo en valor el código”

  1. Totalmente de acuerdo. Aunque no descartaría que algún buen desarrollador, de los que se aburren en cuanto caen en la rutina, decida unirse a este proyecto, al menos en su fase de lanzamiento y crecimiento 🙂

  2. Hola Alejandro,

    Sin tener socios técnicos y ‘comprando el desarrollo’ yo me pregunto, ¿de qué forma mides la calidad del producto que te entregan?

    Quizás es porque soy técnico, pero veo bastante difícil el comprobar la calidad de un código si no sabes del tema. A primera vista puede funcionar todo perfectamente y que luego con 100 usuarios ya no escale más …

    Muy de acuerdo en lo de los CMS libres, de los cuales está más que probada su calidad.

    Un saludo

  3. Yo creo que ya lo que hace falta son gente que además de programación, sepa mucho de diseño, que sea emprendedor, que pueda completar todo un proyecto practicamente él sólo.

  4. Sí, en el sector de los medios de comunicación y, sobre todo, en el del desarrollo de ocio interactivo, comúnmente conocido como “videojuegos”

    Ahí algunos estamos tratando de decir algo… pero es complicado, muy complicado, aunque para nada desdeñable

    Un saludo

  5. A parte de buenos programadores, coincido con lo que se dice más arriba acerca del diseño. Estamos a años luz en temas de diseño. Son pocas las startups españolas que cuentan con un diseño atractivo para el usuario, centrando su presupuesto en atraer clientes.

    En definitiva, no me gastaría mucho dinero en gente que reparta flayers a la puerta de mi discoteca, si esta aun no cuenta con un mínimo de calidad que retenga a dicho cliente una vez haya entrado.

    No olvidemos que mucha gente como con los ojos antes que con la boca. De esto saben mucho nuestros cocineros. 🙂

    Un saludo.

  6. Pues debo romper una lanza a favor de los programadores, quizás porque me toca de cerca. Comparto la idea de que hace falta gente que sepa diseñar y tener las ideas claras al respecto, pero no olvidemos que el diseño es trabajo visual y que las capacidades que pueda llegar a tener una aplicación es más programación que diseño.

    A parte muchos de los diseñadores, no quieren saber nada de la idea de programar en javascript utilizando algún framework, por lo tanto actualmente existen gran variedad de perfiles en este área. Y los que realmente sepan de casi todo o no le importe adaptarse a lo que en un momento dado se necesite su empresa son pocos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.