Regreso al garaje

Anoche leia un post de Francisco Carrero, sobre los añorados proyectos de garaje… ¡qué tiempos aquellos! y quería compartir unas reflexiones sobre ello…

Los que como yo, llevamos más de 10 años en internet nos acordamos bien, y al menos yo con nostalgia de los proyectos de garaje.

El concepto, como siempre importado de USA nos llegaba a trasmitir que el talento, la idea (cada día más en desuso) y la ejecución, podrían hacer que desde un pueblecito de Arkansas, 2 amiguetes en sus ratos libres después del colegio, hicieran algo importante en internet y construyeran un proyecto que pudiera llegar al mundo. Era tan real como útopico, en internet “tu puedes ser el Corte Inglés”

En España no hubo realmente muchos proyectos así, pero si en USA. Muchas de las compañías referentes en internet de finales de los 90 nacieron literalmente en un garaje. Gente como Bill Gates o Steve Jobs empezaron así, literalmente.

Hace años que el concepto romántico del garaje ha caído en desgracia. Imagino que era previsible y que igual es hasta sano, pero esos “proyectos de garaje” no han desaparecido, se han transformado.
Lo que en el año del 98 era una idea, un equipo, un reducido espacio físico y unas horas muertas de programación, creatividad, probaturas y trabajo con ilusión, hoy es un power point o a lo sumo un pdf y un rosario de visitas a Business Angels, Family Offices, Capital Riesgo y eventos varios.

No quiero prejuzgar ni posicionarme claramente, pero si hacer una pequeña reflexión en voz alta y oír vuestra opinión:

¿No gastamos hoy en día el tiempo en “buscar el dinero”, literalmente, cuando hace 10 años, la generación anterior ni se planteaba realizar un Business Plan inicialmente, sino que lo que querían era empezar demostrando su concepto, su ejecución (con sus medios, rudimentarios muchas veces), y su capacidad?

A finales de los 90 eran chicos jóvenes, muchas veces pre-universitarios los que ponían en marcha su proyecto. Hoy en día rara vez ves emprendedores menores de 24-25 años, casi siempre habiendo acabado o próximos a terminar la carrera, es decir, cuando “tienen que salir” a buscarse la vida, pero no antes. ¿Con el cambio generacional no hemos retrasado el timming?. ¿Se trataría de un cambio total; de la inquietud de antaño a la necesidad?. Aquellos chicos de instituto, menores de 20 años, que tenian y creaban su proyecto con ilusión, ¿ya no existen?

Y finalmente, si la crisis cierra el grifo del dinero, ¿Qué sentido tendrán esos pdf y power point que circulan como locos de mesa en mesa?. ¿Agudizará el ingenio esa falta de liquidez?. Es decir, ¿Volveremos al garaje?

No se si volveremos a ese punto, pero si creo que si así fuera, en cierto modo tendría más encanto.

45 comentarios de “Regreso al garaje”

  1. Yo creo en el garage, en tener el producto funcionando antes de venderlo, en la idea y en el portador de la idea, una persona obsesionada con su proyecto; para mí, todo lo demás en HUMO.

  2. Creo que es consecuencia de dos cosas:
    -La madurez de Internet como fuente de creación de riqueza. Con toda la parafernalia marektiniana que ello supone, por delante de la parte tecnológica.
    -El retraso en llegar al mundo adulto de los nuevos jóvenes. Es difícil encontrar madurez en un joven con 20 años.

  3. Es que da la impresión de que sin un porrón de dinero no se puede empezar nada, cuando es al contrario, para la mayoría de proyectos software no se necesita prácticamente nada, salvo la inversión propia en producción de los socios que estén dentro del proyecto.

    ¡Hazlo! es todo lo que se necesita. (hay que saber hacerlo, claro está)

  4. A mi también me gustaría vivir en un momento en que los Business Plans no fueran tan importantes, en el que te pudieras centrar únicamente en la tecnología a desarrollar y que las presentaciones, eventos, reuniones con inversores, etc. no te quitara media vida.

    Ahora bien, siempre se lee mucho de los proyectos de garaje, pero tampoco veo que hubiera tantos, y la situación no es, ni ha sido, transladable a España:

    * Proyectos como Google, que muchos declaran como “de garaje”, no lo son tanto, ya que se pudieron desarrollar gracias al amparo de una Universidad de prestigio (becas, tecnología, soporte, etc.). Bien es cierto que Larry y Sergei tuvieron una visión brutal, pero sin el apoyo de la Universidad, que les permitía centrarse en su tecnología y no mirar el qué comer, no se sabe en qué hubiera acabado la cosa.

    * En EEUU, a los inversores les da mucha confianza el que tengas el apoyo de tu Universidad, o de un profesor en concreto. Eso te permite tener cierta certeza de que si estás desarrollando una buena tecnología en la Universidad, el conseguir dinero será una fase fácil. En España no solo no funciona así, si no que parece que todo lo que tenga que ver con Universidades no puede acercarse a las empresas.

    * La economía americana es más proclibe al emprendimiento, y es más fácil encontrar dinero de “fools” que en economías tan conservadoras como las europeas. Eso permite levantar bastante dinero de las cuatro F y subsistir en las fases iniciales.

  5. Curiosamente alzado.org publica una entrevista con un proyecto ecommerce de los de “garaje”, literalmente, Vinissimus:

    http://www.alzado.org/articulo.php?id_art=759

    sin financiación pero siendo un proyecto personal de alguien con conocimientos del medio. De 46mil € a más de 1 millón de facturación en 2 años.

    Y ahora pienso, ¿qué hubiese costado encargar todo el desarrollo e integración a una consultora?, ¿hubiese sobrevivido con un gestor sin conocimientos del medio?, ¿importa más el proyecto o el propio emprendedor?.

    Lo que sí veo en España es una especie de pequeña oligarquía de la Internet cuyos miembros consiguen exposición para sus proyectos, aparecen en premios, etc… no digo que no merezcan esa exposición, pero sí que les facilita mucho la difusión y con ello el éxito de sus proyectos.

    El problema del emprendedor de garaje es justamente salir del garaje y mostrar al mundo su proyecto.

  6. Estoy muy de acuerdo con Álvaro en el tema de la oligarquia existente en Internet en España (¿oligarquinet?) y suscribo todas y cada una de sus palabras, sin que sirva de crítica para nadie. Es prácticamente imposible obtener ¿ayudas? de BA o VC si no tienes un ‘padrino’. Por fortuna o por desgracia, esto sucede en casi todos los ámbitos de la vida (Pepe Reina es buen portero, ¿pero estaría dónde está si no fuera porque su padre fue quien fue?).

    Nosotros nacimos en un ‘garaje’… currando las horas que podíamos cuando salíamos de lo que era nuestro trabajo habitual… nos llamaban locos, ahora llevamos 4 años, y si hubiéramos tenido que buscar inversiones para empezar creo que no hubiéramos arrancado nunca. Una situación similar a la actual, buscando inversión, en la que queremos pasar del ‘despacho de casa’ (tras un par de años pasamos del garaje al despacho de casa) al exterior… y me parece que o seguimos aprovechando nuestra propia sinergia e ingenio o va a ser que no obtendremos inversión exterior, a pesar de tener las ideas claras.

    Saludos!!

  7. Aquí uno de 21 años y que lleva ya más de 2 en esto. Pero tienes razón, hay muy poca gente, poquísima de mi edad que piensa en estas cosas. Ahora lo que prima es el botellón y otras cosas…

    Un saludo!

  8. Existen muchos emprendedores en el rango de edad que comentas Alejandro, quizá no sean el modelo que tenemos en mente, pero si que hay un muchos chavales que empiezan a instalar sus scripts y a itentar sacar adelante sus proyectos con la mínima inversion, y este es el motivo por el que creo que no se les llega a valorar.

    Los blogs especializados del sector siempre suelen asociar la magnitud de un proyecto con la cantidad de €€ invertido y el nombre del emprendedor que lo apadrina.

    Quizá en España se eche de menos alguna web de más apoyo a startups, sobre todo las de garaje.

  9. Buenas Alejandro! Muy bueno el post. Solo una puntualización. Del instituto en España se sale con 17 años. De una carrera técnica (Tipo Informatica, teleco) con 20, y de una superior de 5 años con 22. Así que con 25 ya puedes tener muuuuucha experiencia, sobre todo si has empezado a trabajar de becario en consultoras.

    Yo trabaje como consultor en practicas en DMR y Amena con 19, y tenía increibles jefes técnicos senior con 25 que se iban a montar empresas de un nivel técnico apabullante.

    En mi último trabajo con 22 años en IBM ya era jefe de proyecto, y el arquitecto de software jefe que me pedía cuentas de 30 años ya nos parecía viejísimo, totalmente desfasado tecnicamente. Y es que es muy difícil igualar el rendimiento de aquellos que programan con pasion recien salidos de la facultad y con uno o dos años de experiencia. No vi en ninguno de mis trabajos tareas más difíciles que las prácticas de la universidad.

    Por eso creo como tu que 24 – 25 años es una edad idonea para emprender, ya que no sólo se tiene frescura, sino una gran experiencia laboral.

  10. @ Salva Portillo

    Tus palabras desde luego no nos hacen ningún bien. El tópico al que haces referencia no hace más que alimentar la falsa idea de que somos una generación de “inutiles” sin valores y sin intereses.

    Yo te recomiendo que te muevas un poco, de verdad que no es tan dificil encontrar gente con tus mismas inquietudes.

  11. Buenas Salva! Yo he ideado proyectos haciendo botellón :D. Para mi el botellón es uno de los mejores inventos jamás creados. Socialización al aire libre: creatividad asegurada.

  12. Muy interesante artículo. Aquí un emprendedor de 20 años, trabajando de momento desde casa sin ninguna inversión. Mi modelo de financiación inicial es con otros proyectos propios. Aunque en ocasiones es tentadora la idea de recibir financiación externa, creo que a menos que sea realmente necesaria, se debería intentar evitar, para que el proyecto tenga un crecimiento estable y sea más fácilmente autosustentable.

  13. @ David Alonso

    No me puedes negar que, en general, la gente de nuestra edad sólo piensa en pasárselo bien y además de manera exagerada… No sé dónde vives, pero aquí en Valencia (España), puedes salir miércoles, jueves, viernes o sábado, y vayas donde vayas verás comas etílicos y gente que se pasa, y es así un día tras otro, sin pensar en el futuro… Por supuesto, hablo en general!

    @ Gonzalo

    Estoy de acuerdo, a mí también me gusta mucho, pero no todos las semanas varias veces!!! Todo en su justa medida…

    Un saludo!

  14. Yo no creo que hayan desaparecido los proyectos de garaje, simplemente en españa han sido prácticamente inexistentes.

    Yo monté mi primera empresa con 22 años, cuando todavía estaba a la mitad de mi carrera universitaria (era de 6 años). Y lo hicimos sin inversión ninguna, tan sólo con nuestros trabajo medios. Las inversiones vinieron después, pero cuando ya nos habíamos peleado bastante con el mundo real.

    Creo que esta experiencia inicial es la verdadera emprendedora, porque de verdad te tienes que buscar la vida. Empezar con muchos ceros desde el principio no te va a enseñar mucho de cómo se juega.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.