Dinero vs Din€ro

Llevo unos días con ganas de escribir del dinero y el din€ro, puede parecer lo mismo, pero no lo es.
Hace unos días un emprendedor al que sigo y cuyo blog recomiendo, Jaime Estévez, comentaba en un post de este blog,  Por qué no voy a invertir en tu proyecto, una cosa muy interesante y que espero que ha desarrollado en el suyo, “Las razones por las que no quiero tu dinero”.

He tenido la suerte en mi doble faceta de inversor y emprendedor de ser mi propio inversor en los momentos necesarios. Eso es un chollo. Ahí fuera ha habido muchos emprendedores válidos, con buenos equipos y con buenos proyectos que se han quedado en el camino porque el socio financiero no era el que debía.

Es muy importante, sobre todo en las primeras fases del proyecto, cuando las necesidades financieras son limitadas ir por los fondos necesarios, ni más (tentador), ni menos, pero valorando y permitiéndose elegir quien te trae el dinero necesario. El emprendedor debería –sí, en ocasiones es algo utópico- poder elegir a sus primeros inversores.

Estamos hablando de primeras fases, a largo plazo si el proyecto crece y sigue adelante, no sólo no te vas a poder permitir ese lujo inicial, sino que además el dinero se vuelve impersonal.

¿Qué es el dinero?

Es la gasolina, es un mal necesario. Es algo que tarde a temprano vas a necesitar pero que no debes volcar todos tus esfuerzos en conseguir. Pero viene con valor añadido, viene con el know how . Si buscas dinero en un Business Angel del sector, tendrás que repostar esa gasolina, pero debes fijarte en el gasolinero ya que será el valor adicional y la llave que te abrirá muchas puertas y te hará ganar mucho tiempo.

–    Trabaja: ponte en marcha, no estés parado 6 meses porque no hay financiación. Hay mil y una cosa que puedes ir haciendo posiblemente en esos meses: test, desarrollos, crear una estructura empresarial, un equipo… Aprovecha el costo oportunidad, gana tiempo, internet es un sector inmediato, no crees un power point “y a por la pasta”, porque si te ve un inversor y ve que eso es lo que has hecho, no va a creer en ti como emprendedor.

–    Invierte: Hay que sudar la camiseta, literalmente. No vengas con una inversión de 0€ a pedirme xxx.xxx sin que hayas invertido nada. A tu modo debes trasmitir que crees en el proyecto y que tú, dentro de tu capacidad económica has invertido en él. Para mi tiene mucho más valor el emprendedor que ha invertido parte de sus ahorros, o ha pedido un crédito para el proyecto. No puedes pretender que el dinero lo pongan otros, tienes que ser el primero en mojarte si quieres que se crea en ti.

–    Selecciona: No todos los Business Angels, los inversores en general ni los Fondos de Capital Riesgo y Family Office son para todos. Plantéate fases, especialmente pon tu foco en perfiles de personas, ¡no todo el dinero es igual! Personalmente lo ideal es empezar con una inversión de uno o varios Business Angels del sector, que te van a poder ayudar no sólo a crecer, sino con su know how, networking y sinergias con otros proyectos a poder disparar el proyecto.

Si te da igual que ese capital lo aporte el Capital Riesgo (casi imposible en fase inicial), un Family Office o un Business Angel; tienes un problema, son cosas que no tienen nada que ver, todas útiles y válidas y todas dirigidas a un momento diferente del proyecto.

–    Permítete un lujo: No debes aceptar la primera propuesta de inversión que te llegue. El objetivo no es llegar al dinero, llegar a captar dinero es un mal necesario por el bien del proyecto, permítete rechazar condiciones abusivas o perfiles que no son los ideales y no aportan valor a tu idea o empresa.
¿Y qué es el din€ro?

–    El din€ro es el dinero pero a lo bestia, mareante sí, pero sin más valor añadido. Un repostaje de gasolina a lo bestia y luego “hasta luego Lucas”, vuelve pronto, que te vaya bien y tráeme revenues.  Eso no es despectivo!, son etapas un proyecto y las necesitarás si vas muy lejos.

–    En las fases en las que para disparar el crecimiento de un proyecto maduro, necesitarás din€ro a lo bestia, incluso a nivel internacional. Valóralo exclusivamente como una inversión financiera, es otro criterio de selección, son operaciones meramente financieras.

–    Que no te intimide el dinero. El dinero es soberbio a veces y suele intimidar. Saca pecho y quítate esa presión, evitarás malos ratos. Hace un par de años una empresa media, que quería adquirir una de mis empresas, que al final no le vendí, empezó la comida-reunión que terminaría en una oferta con un “tenemos 500 millones de Euros para adquisiciones en el sector”. Ríete, diles la verdad “sólo tenéis eso; din€ro y eso lo tienen muchos, no sólo vosotros”. Quítate la presión si estás en esa fase y especialmente si te vienen a buscar, que la tengan ellos. Que no te pierda el pensarlo, mantén la cabeza fría no te vuelvas loco y no pidas ni cojas más de lo que necesitas; en ocasiones, eso pierde al emprendedor y siempre termina arrepintiéndose.

40 comentarios sobre “Dinero vs Din€ro”

  1. Hola Alejandro,

    muy buen post y buen resumen… dado que personalmente no conozco ninguna de las dos fases como emprendedor-receptor más allá de recibir muy buenos consejos y alianzas estrategias puntuales, creo firmemente en tus 3 primeros puntos trabaja, invierte, selecciona.

    Ahora, a partir de ahi hacia el Din€ro me imagino que se le debe hacer muy dificil a un emprendedor hacerse a la idea de no “pillar la pasta” en cuanto se le presenta la oportunidad, y lo digo en el buen sentido… el dinero es muy goloso y hasta cierto punto “perverso”.

    Pero el mejor punto y el que siempre defenderé a muerte es el tuyo de “Suda la camiseta”…

    si tu no te esfuerzas por TU idea y TU proyecto, jamás se puede esperar que lo haga otro…

  2. El dinero sirve para lo que sirve, pero si tu proyecto no avanza por culpa del dinero, pues ingéniatelas para que eso cambie.
    Quizás debas canviar algo para que se adapte a los recursos que has conseguido o podrás conseguir.

  3. El spammer ese debe ser un adolescente que no tiene la mas remota idea de nada… Ya lo he visto por otras partes, esta dejando sus comentarios vacios por todas partes.

    Muy bueno el post, gracias…

  4. Un post excelente.

    Me quedo especialmente con esto que has dicho:

    “empezó la comida-reunión que terminaría en una oferta con un: tenemos 500 millones de Euros para adquisiciones en el sector.

    Ríete, diles la verdad: sólo tenéis eso; din€ro y eso lo tienen muchos, no sólo vosotros.

    Quítate la presión si estás en esa fase y especialmente si te vienen a buscar, que la tengan ellos.”

    A veces me hacen gracia la gente con mucho dinero y poca cabesa, que v de prepotente por la vida, comprando empresas con mucho futuro a base de cartilla… luego pasa lo que pasa, que “mucho ruido y pocas nueces”, que no saben como manejarla y esta acaba desapareciendo, hundiendose en la miseria.

    Hay muchas empresas que poseían mucho futuro, que se vendieron a quienes no tocaba, poniendose así, el punto y final a lo que pudiera haber sido una gran empresa, una revolución en algún sector…

    Si en un futuro tuviese que recurrir a capital de exterior, buscaría a un business angel, pues a lo mejor este no posee tanto dinero para prestarme, pero tiene aporta valor añadido, experiencia personal y sabrá como asesorarme para que el proyecto crezca, un valor que no puede pagarse con dinero.

  5. Alejandro, me ha gustado mucho tu artículo, y tu blog.

    Para mí no es utópico elegir – desde el punto de vista del emprendedor – al inversor. Debe ser SIEMPRE una negociación entre ambas partes. Ellos tienen el $$ pero tú tienes la posibilidad de que entren y formen parte de tu proyecto. Si este equilibrio no existe, algo está fallando.
    Enhorabuena por tu blog. 🙂

  6. Buenas alejandro.. esta buenisimo tu blog… Enhorabuena por ello.. y hablando ya de este post.. no hay más que felicitarte.. me impresiono y me hizo reflexionar sobre algunas de mis ideas empresariales… 🙂 fui tomando nota y cambiando algunas cosas…
    Gracias por todo…
    Atte: AristidesEchauri.Com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.