Claves de lectura en medios digitales



Leer en el ordenador, especialmente leer blogs, no es lo mismo que leer impresos de papel. Hay pautas y claves para redactar y diseñar un medio web que deben adecuarse a estos nuevos hábitos de lectura.

El usuario es MUY impaciente, tiene a un sólo click, o una sola búsqueda en Google, una alternativa a tu texto, y eso provoca que escanee la pantalla en busca de información de forma muy rápida. Cuanto más heavy user, más rápido e intuitivo es ese escaneo de información de pocos segundos y más alto el riesgo de “no lectura” y salida del post.

Algunos estudios nos permiten determinar qué es lo que primero miramos en una página web, uno de ellos es Eyetracks y consiste en rastrear el comportamiento visual de los usuarios durante la lectura. Este estudio fue realizado primero por la Universidad de Standford y los investigadores del Instituto Pointer, mientras que en la versión española de este análisis fue realizada por Alt64 y la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) en el 2005. El estudio es interesante especialmente por tener como objetivo los usuarios en España, pero tiene una pega, fue realizado sobre una masa crítica mínima de 17 personas.
Algunos datos son cuanto menos curiosos y a tener en cuenta:

  • Las mujeres leen en vertical y los hombre en forma de zigzag. Este es un dato interesante a tener en cuenta si conoces o tienes bien definido el target de tu publicación.
  • Los lectores deciden en milésimas de segundos si leen o no leen las entradillas según las primeras palabras que la encabecen. En los diarios digitales la clave está como muestra la imagen en una lectura en forma de “E” en la que el usuario escanea la información con rápidez.

  • Si el título de la noticia es mucho más grande, los usuarios no leen el principio del artículo y sólo leen el título. En en USA descubrieron que las tipografías más pequeñas motivan a enfocar la vista y que las más grandes fuerzan el ya mencionado escaneo visual. Se podría llegar a la conclusión que si quieres provocar mayor atención y sabes o estás seguro de antemano que el texto interesa al perfil del lector, puedes agudizar su concentración variando la tipografía a un tamaño menor.

La búsqueda de palabras clave generalmente son percibidas a través de una visión rápida lateral. Las negritas son la clave y en menor medida las itálicas.

A la hora de ver los anuncios no parece haber una gran diferencia entre hombres y mujeres. Y sí debemos rescatar que un 60% de los usuarios fijó su mirada en la publicidad independientemente de su nivel de experiencia en el medio. A nivel puramente publicitario, los formatos publicitarios que más llamaron la atención fueron el banner superior y el rascacielos externos, justamente los dos de mayor tamaño. Y dentro de estos dos el primero fue el que logró una mayor retención de la marca.

Estos resultados coinciden con lo que en marketing online se conoce con el término genérico de triángulo de oro. Los puntos más calientes de una búsqueda en el buscador que creó Dios en los que fijamos nuestra mirada a la hora de rastrear información tienen que ver con los primeros seis primeros resultados de búsqueda.

Recuerdo que hace unas semanas me dejó pensando un post de Ismael El-Qudsi que decía que tienes la posibilidad de perder 2 de cada 3 clics, si no estás bien posicionado en la parte central. Desde otra perspectiva hablaba del tema Jorge Arevalo.

Yo creo que nos posicionamos distinto a la hora de leer un periódico online, el resultado de una búsqueda y un blog. Los blogs tienen una estructura distinta a la publicación de noticias online: encabeza la fecha de publicación, luego hay un título, el texto que siempre contiene hipervínculos, y por último, autor, categorías, enlaces.

  • Además del contenido, no debemos olvidar que el diseño sí influye: márgenes, fondos, tipografías y colores determinan si una persona encuentra algo interesante en una página web. El diseño influye en el contenido, en los anuncios y de una forma drástica en el rendimiento de la publicidad contextual.
  • Leer en la pantalla agota más que en papel, por lo tanto, si ponemos fondos muy oscuros en largos textos, estamos complicando la vida al usuario y reduciendo un factor SEO de mucho interés el TMC (Tiempo Medio de Conexión).
  • El menú del blog debe estar organizado, con información relevante, lo contrario podría restar profesionalidad al blog. No olvidemos que tiene un formato de rascacielos externo. El usurio hace 2 lecturas de un blog, una rápida (negritas e itálicas) que lleva 2-3 segundos, y si esa es positiva podría hacer una segunda, leyendo el primer y último párrafo, como mostramos en esta imagen antes de decidir si acaba leyendo el artículo.

  • Los enlaces son buenos porque garantizan la publicidad de las fuentes pero deben estar usados con cabeza, y lo razonable en textos en los que se citan conceptos es que se abran en una nueva ventana. Demasiados enlaces de forma gratuita desorientan el lector.
  • Al momento de resaltar los conceptos debemos evitar el uso de subrayados para que no se confunda con hipervínculos. Las negritas o cursivas pueden lograr el mismo efecto de llamar la atención, es una de las claves el uso de negritas para poder resumir en pocas palabras el contenido del web o post. Será lo primero que lea y digiera el usuario, y serán las palabras que marcarán si decidirá que la lectura del contenido vale la pena.

Y por último la gran paradoja. En post o contenido de poca calidad aumenta el ratio de click en la publicidad, especialmente en la publicidad contextual, que si está bien contextualizada temáticamente con el post, es utilizada como vía de salida a contenido similar. Muchas veces el “premio” de una buena calidad editorial viene en modo de premio a medio plazo en posicionamiento en buscadores por el alto TMC, pero no de forma económica en mayor rendimiento publicitario. El premio a contenidos de poca calidad bien posicionados llega a ser los altos ratios de clicks en la publicidad, utilizada por los usuarios más noveles como vía de escape.

Leer en el ordenador es cada vez es más una cosa de todos los días, pero también es una suerte de misterio porque aún no tenemos certeras herramientas para direccionarla y hacerla funcionar a nuestro gusto. Hasta los lectores más expertos solo leen el 28% de la información escrita, como bien nos dice Jakob Nielsen, una realidad un poco apabullante, pero que invita a perfeccionar el posicionamiento de nuestros contenidos.

 

7 opiniones en “Claves de lectura en medios digitales”

Deja un comentario